familia
¿Cómo afecta la migraña en las diferentes etapas de la mujer?

¿Cómo afecta la migraña en las diferentes etapas de la mujer?

Un fuerte dolor de cabeza, que aparece varias veces al mes, le impide a Dolly Muñoz cumplir con su rutina normalmente. Un dolor punzante e intenso en una de las sienes que a veces llega acompañado de náuseas, la obliga a acostarse en completa oscuridad y silencio. Los síntomas son típicos de los pacientes con migraña e indican que Dolly hace parte de los 12 millones de personas que padecen esta enfermedad en Colombia y de las mujeres, que se sabe, están más expuestas a sufrirla.

“La migraña es la tercera enfermedad más común en el mundo y la cuarta de discapacidad en el género femenino”, afirma el neurólogo Fidel Sobrino, miembro de la Asociación Colombiana de Neurología , y de la Sociedad Americana de Dolor de Cabeza, quien recientemente lanzó el libro 'Migraña y Mujer'.

Tal como lo aclara el profesional, esta es una patología genética, que usualmente es heredada por la línea materna. “Se puede decir que una persona la sufre cuando aparte del dolor intenso, pulsátil y localizado, le molesta la luz (fotofobia), presenta náuseas y el dolor es incapacitante”, aclara. Por su parte, Adriana Serrano, neurocirujana del Centro Médico Imbanaco, indica que “el dolor se siente en media cabeza, como si latiera un corazón por dentro, o sea que es pulsátil. Puede haber visión borrosa o pérdida de fuerza en alguna extremidad, aunque esto último es menos frecuente”.

Otro factor clave para el diagnóstico es cuando estos síntomas se presentan durante 15 o más días en los últimos tres meses.

Algunos síntomas pueden aparecer momentos antes de la llegada del dolor, lo que se conoce como aura y que se constituye en un aviso para el paciente. Por ejemplo, cuenta Dolly Muñoz: “sé cuándo me va a dar migraña, porque escucho pitos o veo lucecitas”.

Esto lo confirma Serrano, quien comenta que “la persona puede ver visos brillantes o puede sufrir disminución de la agudeza visual”.

Estas características del dolor deben comunicársele al especialista al momento de la consulta, refiriendo su localización, intensidad, duración y frecuencia. “En algunos casos, aparte del examen neurológico puede ser necesaria una escanografía o una resonancia magnética cerebral”, comenta la doctora Takeuchi Tan.

¿Por qué en mujeres?

Según el doctor Sobrino, la migraña tiene una mayor prevalencia en mujeres, debido a la influencia de las hormonas femeninas en el comportamiento de la enfermedad. “Por eso, en esta población el dolor es más fuerte e incapacitante y dura más”, aclara.

“En todos los estudios realizados en diferentes países, la prevalencia de la migraña en mujeres es 2-3 veces superior a la de los varones. La menarquia, la menstruación, el embarazo, el uso de anticonceptivos orales y la menopausia, desempeñan un papel crucial en la expresión de esta enfermedad”, asegura Sobrino, quien explica que “las neuronas tienen receptores de estrógenos y a medida que va pasando el ciclo, unas hormonas caen y otras aumentan; y cuando caen los estrógenos se libera una cantidad de sustancias que son generadoras de dolor de cabeza y es por eso que la migraña es mucho más común en mujeres”.

Niñez y adolescencia

En esta etapa la prevalencia de la migraña se incrementa con la edad, estimada en 0 % a 7 % en preescolares (menores de 7), de 4 % a 11 % en escolares (7 a 11 años) y de 8 % a 23 % en adolescentes.

Genera un impacto significativo en la salud física y mental, así como en el desempeño escolar.

Los síntomas más comunes en la niñez y adolescencia son: fotofobia (intolerancia a la luz), fonofobia (molestia al ruido), fatiga, depresión, aumento en la frecuencia urinaria, sed intensa, antojos y vómitos. Personas cercanas pueden notar dificultades en la memoria y la concentración, aunque el paciente no se percate de ello.

Por su parte, Yuri Takeuchi Tan, especialista en neurología y neurofisiología clínica, de la Fundación Clínica Valle del Lili y Decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Icesi, agrega que “en la infancia y la adolescencia puede haber otras manifestaciones más prominentes de la migraña, en especial, vértigo, dolores gastrointestinales, debilidad y parálisis de un lado del cuerpo. Y los dolores de cabeza pueden ser menos severos, a ambos lados de la cabeza y de menor duración”.

Por otra parte, Sobrino anota que “la migraña en esta población se asocia con asma, alergias, trastornos del sueño, problemas emocionales y conductuales, así como con ansiedad y depresión”.

Pre y pos menopausia

Según los especialistas, durante la perimenopausia (etapa previa a la menopausia) y en la menopausia), puede aumentar la frecuencia y severidad de los dolores de cabeza, ya que los niveles de estrógenos pueden fluctuar más.

En cambio en la post-menopausia, los dolores de cabeza son menos severos y pueden manifestarse con síntomas como pérdida parcial de la visión, adormecimiento o debilidad de una extremidad, dificultad para hablar, vértigo y confusión, entre otros.

Embarazo

En esta etapa la migraña tiende a mejorar. “Estudios han demostrado que el 60 % de mujeres con antecedentes de migraña experimenta disminución en la frecuencia de las crisis durante el embarazo, principalmente en el segundo y tercer trimestre. Adicionalmente, la intensidad de las crisis disminuye a medida que avanza el embarazo.

“La mejoría está asociada a la ausencia de fluctuaciones hormonales”, asegura Sobrino.

Asimismo, agrega que lo ideal en esta etapa y durante la lactancia es evitar cualquier medicamento potencialmente teratogénico, es decir, con componentes que atraviesan la barrera placentaria y pueden perjudicar al feto.

Por otro lado, Serrano advierte que “una mujer en embarazo que tiene migraña es indicativo de que debe consultar al médico, porque hay enfermedades que producen dolores de cabeza y que pueden representar peligro de muerte tanto para la paciente como para el bebé.”.

Según el atlas de la OMS, el 28 % de los pacientes con dolor de cabeza consulta. Solo el 10 % son vistos por un neurólogo y, excepcionalmente, en unidades de cefalea.

Factores de riesgo

Periodo menstrual: Según Adriana Serrano, “es muy frecuente en niñas de 11 o 13 años, con la llegada de la primera menstruación, que exacerba el dolor, sin embargo, no es el principal determinante para que se dé el dolor”.“La migraña menstrual se presenta desde los dos días previos al ciclo y los dos primeros días del periodo, intérvalo en el que es más severa y responde menos al manejo estándar del paciente”, aclara Takeuchi.

Uso de anticonceptivos: La migraña tiene una alta prevalencia en mujeres entre 20 y 30 años, lo que coincide con el periodo fértil de la mujer. Es por eso que se relaciona con el inicio de los anticonceptivos orales (por su contenido de estrógenos) y su uso prolongado, lo que lleva a que muchas suspendan el método. Sin embargo, en algunas mujeres con la toma de anticonceptivos, la migraña puede disminuir.

El neurólogo Fidel Ernesto Sobrino dice que “la calidad de vida de un paciente con migraña es peor que la de un paciente con artritis o diabetes porque, generalmente, aparece en la etapa más productiva de la vida”.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by