Familia

Que el colesterol no sea el monstruo de sus hijos

Marzo 23, 2017 - 01:09 a.m. Por:
Redacción de el País
Niño gordito colesterol

El colesterol alto en los niños es un problema creciente. El reconocimiento y tratamiento temprano pueden prevenir complicaciones importantes

Elpais.com.co

No sólo los adultos se ven afectados por el colesterol elevado, esta patología también se presenta, cada vez con más frecuencia, en los niños.
Es probable que la mayoría de los padres no piensen en el impacto que tiene el colesterol para sus hijos. Lea también: ¿Cómo empezar una vida saludable y no fracasar en el intento?

Sin embargo, los niveles altos de esta sustancia son un factor importante que contribuye a causar enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Las investigaciones médicas muestran que las enfermedades cardiovasculares tienen sus orígenes en la infancia. Además, con el drástico aumento de la obesidad infantil, cada vez más niños corren riesgos.
El colesterol es una sustancia cerosa, de tipo grasosa, que existe naturalmente en todas las partes del cuerpo.

Todos los seres humanos necesitan determinada cantidad de colesterol para funcionar adecuadamente, pero el exceso de colesterol en la sangre, combinado con otras sustancias, puede adherirse a las paredes de las arterias, estrecharlas y obstruirlas.

Generalmente, los problemas asociados con los niveles altos de colesterol no se manifiestan durante años; por lo tanto, puede ser difícil establecer la relación entre la salud de los niños y el colesterol. Por tal motivo es importante conocer los niveles de colesterol del pequeños, en especial si hay antecedentes familiares de colesterol alto o de enfermedades cardíacas que aparecen prematuramente.

Identificar a tiempo los altos niveles de esta sustancia les permitirá a los padres y al médico, trabajar juntos para hacer cambios que reducirán el riesgo de que el niño desarrolle enfermedades cardíacas más adelante.
Malos hábitos que favorecen los niveles altos de colesterol.

Hay tres factores importantes que contribuyen a desarrollar niveles altos de colesterol: la dieta, la obesidad y la herencia. En el último caso, si uno de los padres tiene el colesterol alto, también conviene controlar los niveles y mantenerlos estables.

Cuando se presenta el colesterol infantil alto, la mayoría de veces es fruto de malos hábitos alimenticios que hay que controlar.
Los alimentos que más alto contenido de colesterol tienen son las vísceras, los embutidos, la yema de huevo, los quesos curados, los quesos blandos y frescos y los langostinos.

Las carnes, el pescado y la leche son alimentos que contienen un moderado o bajo contenido en colesterol. En el otro extremo, con un nulo contenido, se hallan las frutas, verduras, frutos secos, el arroz y la pasta.

Prevenga el colesterol en los niños

La hipercolesterolemia se puede prevenir siguiendo las siguientes recomendaciones.

En primera instancia procure que el niño y toda la familia lleve una alimentación equilibrada y sin grasas saturadas. También se recomienda poner en marcha la dieta mediterránea, pues propone un modo de alimentación sano y equilibrado con productos de calidad propios de la zona.

El aporte de grasas de la dieta mediterránea proviene fundamentalmente de los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados del pescado, aceites de oliva y de semillas, de igual manera es importante el consumo de vegetales, legumbres, cereales, hortalizas y frutas.

Dentro de las recomendaciones que realizan los especialistas y la American Heart Association (Asociación Cardíaca Estadounidense), proponen consumir alimentos bajos en colesterol y grasas saturadas, pero altos en carbohidratos complejos, con muchas frutas, verduras y granos, ya que estos proporcionan energía y proteína para las diversas actividades que realizan los niños, además de ayudar al crecimiento normal de los niños.

Comidas saludables

Desayuno: La primer comida del día es un buen momento para darle al niño alimentos que contengan una cantidad de fibra alta, tales como cereales y panes integrales. Los Jugos, quesos y el yogur también son buenos alimentos para el desayuno. Use leche deslactosada o con bajo contenido en grasa en vez de leche entera.

Almuerzo: Use pan integral o panecillos integrales para hacer un sadwich saludable. Los granos enteros aumentan la cantidad total de fibra en la dieta de los niños. Otra buena opción para alimentar a los pequeños en etapa de crecimiento son las galletas integrales y las sopas. Siempre después de cada almuerzo sirva fruta fresca y con la cáscara.

Respecto al modo de cocinar, opte por la parrilla o el horno antes que por los fritos, evite los precocinados y la comida rápida. También es importante utilizar aceite de oliva, ya que corta la grasa visible de las carnes.

Recetas para bajar el colesterol en los niños

Si un niño tiene colesterol alto, es muy importante que los padres tengan a su disposición recetas bajas en grasas y muy apetitosas para ofrecerles. Se recomienda consultar con un nutricionista el plan adecuado para que el pequeño pueda bajar sus niveles de colesterol sin que el almuerzo y la cena se conviertan en una pesadilla. Aquí algunas recetas recomendadas por expertos.

Licuado de manzana y avena:
Bebida saludable para que los niños estén bien alimentados y al mismo tiempo puedan mantener su colesterol bajo control. Se recomienda, por cada vaso que se sirva, licuar una manzana.

Frutas con yogurt: Una de los alimentos preferidos por los niños es el yogurt, pero este trae muchas calorías y gran cantidad de dulce. Para resolver este problema los expertos recomiendan utilizar yogurt simple, natural, pero acompañarlo con trozos de frutas para mejorar el sabor. Una receta libre de colesterol y rápida.

Valores normales

Según el National Colesterol Education Program, los valores de colesterol normal para niños entre 2 a 18 años son:

Colesterol menor a 170 mg/dl. Si los valores se encuentran entre 170 – 199 mg/dl, debe repetirse el análisis y valorar las distintas lipoproteínas.

Si los valores son mayores a 200 mg/dl, debe implementarse una investigación para determinar las causas y poder brindarle al niño el tratamiento adecuado de acuerdo al origen de la hipercolesterolemia.

Los niños y los medicamentos

Los medicamentos para el colesterol alto en los niños son generalmente reservados para aquellos que tienen los niveles persistentemente elevados a pesar de la dieta, ejercicio, y control de peso.

Actualmente, la Academia Americana de Pediatría recomienda la consideración de medicamentos para niños de 8 años o más que tienen los niveles de LDL (Colesterol) persistentemente por encima de 190, o por encima de 160.

La aplicación de medicinas solo es autorizada en casos graves, o por la presencia de otros factores de riesgo como la diabetes o antecedentes familiares.


VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:salud
Publicidad
Publicidad