Así vive la Feria de Cali una persona con discapacidad visual - Feria de Cali 2017

Así vive la Feria de Cali una persona con discapacidad visual

Diciembre 31, 2017 - 10:58 a.m. Por:
Manuela Rubio - Redactora de El País
Personas con baja visión

La baja visión, dice Hernán Villegas, es un punto intermedio "ni somos ciegos, ni podemos ver con claridad. Nuestra visión no mejora con cirugía, ni con lentes por eso utilizamos un bastón verde a diferencia de la ceguera que utiliza el blanco".

Foto: Especial para El País

Hernán Andrés Villegas Ángel nació en Cali con una malformación congénita que le impide ver por su ojo derecho y le da solamente 30% de visión por el izquierdo, eso le permite ver algunas formas, colores y sentir con gran emoción muchos sonidos con los que disfruta a sus 44 años de la Feria de Cali.

"He sido testigo de la evolución de la Feria de Cali, desde las cabalgatas en la Calle Quinta, el Cali Viejo en la Roosevelt y la Calle de la Feria también en la Quinta, desde pequeño siempre nos llevaban a mi y a mi dos hermanas", recuerda.

A diario su mejor compañía son sus perros guías, dos labradoras preciosas que lo acompañan a él y a su esposa, quien también tiene baja visión.

La baja visión, dice Hernán, es un punto intermedio "ni somos ciegos, ni podemos ver con claridad, nuestra visión no mejora ni con cirugía, ni con lentes por eso utilizamos un bastón verde a diferencia de la ceguera que utiliza el blanco, además tenemos distintivos como camisas y botones que dicen 'soy baja visión' para que la gente nos reconozca y que en caso de ayuda nos la faciliten", cuenta.

Personas con baja visión

Y fue así, con sus distintivos, su bastón y su camisa, que salió toda la semana de Feria a gozarse el Salsódromo, el desfile de Autos Clásicos y Antiguos, el carnaval de Cali Viejo y el Encuentro de Melómanos.

Esta vez dejó a sus mascotas en casa, pero fue con un acompañante quien es el encargado de describir toda la situación de la Feria: los colores, los bailarines, los muñecos de Icopor recordando al Cali Viejo, la comida y cientos de vivencias que alegran a Hernán y también a su hermana Janeth Cristina Villegas y otras más de 10 personas con baja visión.

Para las personas con discapacidad visual y física y los adultos mayores, Corfecali tuvo un lugar sobre la Autopista Suroriental en la Carrera 46, y aunque hay cosas para mejorar para Hernán "es una Feria incluyente, faltan algunas cosas pero todos hacemos parte de esto y cada año podemos ir mejorando", dice.

Para Hernán "hay un no sé qué en la Feria de Cali, que hace que uno se erice, el corazón se arruga, solo con escuchar a la gente emocionada gritando, a la sirena de la Policía o los Bomberos abriendo un desfile, creo que esto no se vive en ningún otro lugar, a mi me lagrimean los ojos de sentir tantas cosas".

Personas con baja visión

A diario su mejor compañía son sus perros guías, dos labradoras preciosas que lo acompañan a él y a su esposa, quien también tiene baja visión.

Foto: Especial para El País

La descripción de los hechos es parte esencial para que Hernán pueda vivir la Feria, recuerda que en el Salsódromo, el locutor de radio 'El Canario' describió a una de las comparsas con los gestores de salsa de una manera tan emotiva que lo hizo llorar.

Él decía con tanta emoción: "esta es nuestra historia, es la gente que nos abrió el camino, y vienen los semilleros que seguirán ese camino de la salsa", de recordarlo vuelven las lágrimas a Hernán.

"Es importantísimo la labor de un animador en la tarima no solo en el público en general, si él no lo dice para mi no tendría sentido y no hubiese logrado captar la atención que para mi despierta", dice Villegas.

Los acompañantes a los eventos son familiares con buena visión, Hernán fue en compañía de sus dos sobrinas y una prima, quienes acompañan a su esposa y a su hermana que también tienen baja visión, "el acompañante más que cumplir algún requisito es también una medida de seguridad, por eso es alguien de la familia porque si llegamos a tener una situación como una evacuación esa persona nos ayuda a salir para no depender de las autoridades, como nos pasó el día del Salsódromo con la fuerte lluvia, sin embargo disfrutamos muchísimo y no faltamos a los eventos siguientes".

Uno de los inconvenientes que se presentan es cuando los de protocolo reparten aguardiente o volantes, "cuando lo hacen deben darnos en nuestras manos la degustación, si solo estiran la mano no sabremos dónde es, es solo que lean nuestra camisa o el botón y así sabrán que tenemos una discapacidad visual".

La Fundación Estímulos que representó la gastronomía del Valle del Cauca durante el Carnaval de Cali Viejo es uno de los mejores momentos para Hernán "para mi es un gusto saludar a Fernando Sarria (director de la Fundación) que de una manera profesional integra a personas con trastornos cognitivos y hacen un excelente espectáculo".

Uno de sus personajes favoritos del Cali Viejo siempre ha sido Riverita, quien era un peluquero del barrio Sucre muy cómico y que contaba historias inverosímiles a sus clientes, e indiscutiblemente, dice él, la mejor canción es Cali Pachanguero y Campanero de la Orquesta La Misma Gente, no es necesario ver para disfrutar y sentir la Feria de Cali a ritmo de 'titicó,titicó, titicó, co-co'.

Datos

Hernán Villegas es trabajador social de la Universidad del Valle, trabaja en inclusión educativa, laboral, social y de acceso a la tecnología para personas con discapacidad.

Las personas con baja visión que deseen hacer parte del grupo en Cali se pueden comunicar con Janeth Cristina Villegas al: 323704807.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
Comentarios