judicial
Presunto 'paro armado' del EPL genera incertidumbre en el Catatumbo

Presunto 'paro armado' del EPL genera incertidumbre en el Catatumbo

En zozobra se encuentran este lunes las comunidades de los municipios que integran la zona del Catatumbo ante las confrontaciones entre el ELN y la disidencia de EPL (Los Pelusos) por el dominio territorial.

Aunque las autoridades desmienten la autenticidad de un panfleto donde se anuncia un paro armado desde el 15 de abril, todas las actividades están paralizadas.

Las empresas transportadoras suspendieron el despacho de vehículos ya que durante el pasado fin de semana fueron pintados automotores por el ELN en un retén montado entre Convención y el corregimiento de San Pablo, Teorama.

Este domingo, las calles estaban solas, los comerciantes cerraron las puertas de los negocios, los campesinos no sacaron los productos agrícolas. Además, los padres de familia se abstienen de enviar a sus hijos a las aulas de clases.

Lea también: 'Fronteras, los nuevos focos del conflicto en Colombia'.

El Personero de Hacarí manifestó que todo está paralizado en esa localidad debido al temor de las comunidades por el paro armado anunciado por el EPL.

“Unas 400 personas se encuentran en el refugio humanitario en el corregimiento de Mesitas y otras 300 en Villanueva, San Calixto”, dijo.

Por su parte, el representante de la Asociación de Campesinos del Catatumbo, Olger Pérez Quintero, instó a los grupos a excluir a la población civil de la confrontación.

“Municipios como Hacarí, San Calixto, Teorama, El Tarra, Tibú y Convención, parecen pueblos fantasmas. Exigimos respeto a la gente y la intervención de los organismos de derechos humanos. Todo el mundo guarda silencio. Dónde están los dirigentes, alcaldes y personeros nunca se pronuncian, mientras que los campesinos sufren los efectos de la violencia”, agregó.

Las empresas transportadoras explicaron que no despacharán los automotores por temor a represalias. “Tres veces durante el presente año se ha paralizado el tráfico, lo que representa grandes pérdidas económicas”, indica el gerente de Cooperativa de Transportadores Hacaritama, Leonardo Moreno Bonilla.

Según el comandante de la policía de Norte de Santander, George Quintero, la situación en el Catatumbo es de total normalidad. Sin embargo, sus declaraciones han generado molestia entre estas comunidades del Catatumbo que se sienten abandonadas por las autoridades.

Este domingo, en las horas de la madrugada intentaron quemar un camión en el barrio La Quebradita de Hacarí. Las llamas afectaron la carpa y la carrocería, pero la situación fue controlada.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by