judicial
¿Qué papel jugó la Selección Colombia en el operativo en el que cayó alias Gavilán?

¿Qué papel jugó la Selección Colombia en el operativo en el que cayó alias Gavilán?

La Selección Colombia no le pudo ganar a Venezuela, pero ese partido sí sirvió para que las Fuerzas Armadas le hicieran el gol al Clan del Golfo, al dar de baja al segundo y más sanguinario de sus hombres, Roberto Vargas Gutiérrez, alias ‘Gavilán’.

Las autoridades rodearon durante cuatro días su escondite donde vio el partido por televisión y después iría en lancha a otro sitio, según supo inteligencia de la Policía por medio de un informante que reclamará la recompensa de $500 millones que ofrecía el Gobierno de Colombia por el delincuente. En la operación participaron más de 150 hombres, pero solo 70 llegaron al sitio donde fue dado de baja, en plena selva entre los municipios de Riosucio (Chocó) y Turbo (Antioquia).

La operación, comandada por el director de la Dijín y cabeza de Agamenón II, general Jorge Luis Vargas, y que se planeó desde hace más de seis meses, involucró un grupo especializado de uniformados y varios informantes para dar con el paradero del sujeto.

El presidente Juan Manuel Santos calificó la operación como “el más duro golpe en los últimos dos años” contra esa banda criminal. “En una acción muy bien planeada, quirúrgica, por parte de un cuerpo élite de la Armada Nacional, con inteligencia de la Policía y con la ayuda de las demás fuerzas, fue dado de baja el número dos del Clan del Golfo”, dijo Santos en una declaración en la Casa de Nariño, acompañado de los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

"Con estas operaciones se sigue debilitando al Clan del Golfo. Hay que perseverar para combatir cualquier expresión de violencia",
Juan Manuel Santos
presidente de la República.

El Ministro de Defensa explicó que los comandos “tenían información previa que señalaba que el cabecilla, tras ver el partido de fútbol de la Selección colombiana contra Venezuela, se desplazaría en una lancha por la ciénaga de Tumaradó hacia una cabaña, donde pernoctaría”. “Tal y como lo habían revelado los informantes, a quienes se les pagará la recompensa (...) el capo arribó al sitio, donde finalmente fue abatido”, luego de que sus escoltas se enfrentaran a bala con los uniformados.

El ataque al campamento de Vargas fue una bien planeada jugada de la Operación Agamenón II, que la Policía Nacional relanzó en mayo pasado y se concretó este jueves en Puerto Plata, zona rural del municipio de Turbo, Antioquia. El general Jorge Hernando Nieto dijo que el capo no dormía más de dos noches en el mismo lugar y viajaba con nevera, caviar, whisky, entre otros lujos.

La estrategia militar de Agamenón II incluye recompensas de hasta por US$5 millones por informaciones que lleven a la captura de los máximos jefes del Clan del Golfo, incluido su cabecilla, Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’.

El Clan del Golfo, dedicado al narcotráfico y la extorsión, es una de las organizaciones criminales más peligrosas del país y se le considera la mayor amenaza para la paz tras la firma del acuerdo con las Farc.
Además, precisó que alias ‘Gavilán’, por quien las autoridades ofrecían una recompensa de $500 millones (unos US$169.000), era “uno de los objetivos de altísimo valor” para el Gobierno.

Vargas Gutiérrez tenía un prontuario criminal de más de 20 años y 22 órdenes de captura vigentes por los delitos de homicidio, concierto para delinquir, narcotráfico y desplazamiento forzado.

Gavilán fue guerrillero del Ejército Popular de Liberación (EPL) y tras la desmovilización de ese grupo, en los años 90, se sumó al Bloque Córdoba de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), se habría beneficiado del proceso de desmovilización de ese grupo en 2005 para retornar al narcotráfico hasta convertirse en el principal socio de alias ‘Otoniel’, quien hizo el mismo recorrido y finalmente formó la banda criminal.

Alias ‘Gavilán’ lideraba las operaciones de tráfico de droga hacia Centroamérica. Para citar un caso, en mayo de 2016, en un solo operativo del Bloque de Búsqueda y la Unidad Antinarcóticos de la Policía Nacional, se le decomisó un cargamento de 8 toneladas de cocaína en Turbo. De ahí que ordenó en 2016 el Plan Pistola para asesinar a policías como represalia por los golpes dados al clan contra el narcotráfico, que hasta la fecha dejan doce uniformados asesinados en Antioquia, Chocó y Córdoba.

La Operación Agamenón deja a la fecha 456 operativos de asalto, 1503 capturas, 70 cabecillas neutralizados, 97,9 toneladas de cocaína incautadas, 91 laboratorios destruidos, 676 bienes ocupados por más de $438 mil millones; 537 armas de fuego y 91.867 cartuchos y $28 mil millones incautados.

“No hay capo, por más poderoso que se sienta, que no haya caído cuando las Fuerzas Armadas los han puesto como objetivo de gran valor, y seguirán cayendo. Por eso, al Clan del Golfo le digo que se sometan a la justicia o todos irán cayendo uno tras uno", puntualizó.

Agamenón

Uldar Cardona Rueda, alias Pablito, abatido el 2 de mayo, coordinador en Córdoba, Bajo Cauca y Antioquia.

Fernando Oquendo Estrada, ‘Ramiro Bigotes’, jefe seguridad de ‘Otoniel’ y cabecilla del narcotráfico en el Urabá.

Jeimar Norbey Díaz Tangarífe, ‘Cheymar’, líder de finanzas y hombre de confianza de Aristides Manuel Mesa Páez, ‘El Indio’, líder del Clan del Golfo en Centroamérica.

Efrén Vargas Gutiérrez, alias ‘Culo Roto’ y hermano de Gavilán, fue abatido en Titumate, de Unguía (Chocó).

Se capturó a cabecillas Luis Eduardo Ortiz Tuberquia, alias El Indio, jefe de la banda de Luis Orlando Padierna, alias ‘Inglaterra’, líder del ‘Plan Pistola’.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by