Medio Ambiente

Traslado del oso 'Chucho', la polémica que enfrenta a ambientalistas con juristas

Julio 28, 2017 - 02:55 p.m. Por:
EFE / El País 
'Chucho', oso de anteojos

Ya es difícil devolver a 'Chucho' a la vida silvestre ya que se acostumbró a los cuidados que recibe y a su hábitat.

Colprensa / El País

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó el regreso a su hábitat de un oso de anteojos, oriundo de la región andina y en grave riesgo de extinción, que está en el zoológico de la ciudad de Barranquilla, lo que desató una polémica entre juristas y ambientalistas.

El alto tribunal falló un recurso de "hábeas corpus" contra la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), mediante el cual se decidió el retorno del oso "Chucho" a la reserva de Río Blanco en Manizales, en el centro de Colombia.

De este modo, la Corte Suprema accedió a las pretensiones del abogado Luis Domingo Gómez Maldonado, quien argumentó que mantener al oso en el zoológico le representaba al animal un riesgo "muy alto".

El magistrado ponente, Luis Armando Tolosa, expuso en su fallo que los animales "deben estar libres de miedos y angustias, porque su cautiverio les genera temor, estímulos negativos y estrés".

"En donde estaba el oso es una reserva natural, pero él estaba en cautiverio y representaba riesgo porque se había escapado un par de veces".
Farah Ajami
Directora del zoológico de Barranquilla.

Por su parte, la directora del zoológico de Barranquilla, Farah Ajami, declaró a Efe que son respetuosos del fallo, pero anunció que "interpondrán los recursos legales correspondientes contra la decisión tomada por la Corte Suprema de Justicia para poder garantizar el bienestar del oso".

"Hay que estudiar el fallo detenidamente y vamos a presentar un recurso de aclaración y si es necesario una tutela por vía de hecho, porque no se puede desconocer que el animal nació en cautiverio, toda su vida ha estado en cautiverio y no tendría ninguna posibilidad de sobrevivir si es dejado el libertad", expresó Ajami.

Recordó que la decisión de trasladarlo a Barranquilla fue tomada de común acuerdo con la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), con el objetivo de mejorar sus condiciones de bienestar, después de una evaluación de más de cuatro meses sobre sus opciones de reubicación.

El oso de anteojos, también conocido como oso frontino, oso andino, oso suramericano, ucumari y jukumari, es una especie de mamífero de la familia Ursidae.

"No hay viabilidad técnica de que el oso sea puesto en libertad porque al vivir siempre en cautiverio nunca ha buscado comida porque siempre lo han alimentado los humanos, nunca se ha defendido, porque nunca ha interactuado con otros animales de los que deba defenderse y nunca ha buscado resguardo porque siempre ha estado cautivo", agregó la directora del zoológico.

Asimismo, Ajami detalló que "en donde estaba el oso es una reserva natural, pero él estaba en cautiverio y representaba riesgo porque se había escapado un par de veces".

Corpocaldas emitió un comunicado en el cual expresa que aunque recomendó el traslado del oso a al zoológico de Barranquilla, "acoge plenamente" el fallo de la Corte Suprema de Justicia, por lo que convocará a una reunión con las entidades involucradas "para evaluar los posibles sitios de reubicación del oso en semicautiverio, teniendo en cuenta las condiciones ambientales y los cuidados que se requieren para conservar el bienestar del animal".

"Teniendo en cuenta que actualmente se cuenta con el concurso de otras entidades involucradas en la decisión del tribunal, se facilitará la identificación de otros posibles lugares que cumplan con las condiciones exigidas por el fallo", agrega el comunicado de Corpocaldas.

Más sobre 'Chucho'

El oso de anteojos es la única especie viviente de la subfamilia Tremarctinae y único úrsido autóctono actual de Suramérica.

'Chucho' tiene 22 años. Teniendo en cuenta que el ciclo del oso de anteojos es de aproximadamente 25 años, se podría decir que está en su etapa final.

Juan David Arango Gartner, director general de la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, dijo que Chucho tuvo que ser trasladado al Zoológico de Barranquilla por ser el único lugar en el país que contaba con las condiciones técnicas que se requerían para tenerlo en buen estado y garantizar su conservación.

El oso superó la cuarentena de manera óptima, como también los exámenes médicos, biológicos y naturales. Sin embargo, luego de que la Corte Suprema de Justicia diera el veredicto, ahora instituciones como el Ministerio del Medio Ambiente, Corpocaldas y Aguas de Manizales, deberán reunirse para definir el sitio más adecuado para Chucho. El plazo máximo son 30 días. La prioridad, por ahora, es la reserva de Río Blanco, en Manizales.

"El cambio de temperatura no afecta en nada. El oso es una especie que puede vivir desde temperaturas como el nivel del mar hasta 5000 metros de altura. Él ha estado bien y nada le ha afectado", aseguró el Director General de Corpocaldas.

El funcionario agregó que "la razón de la Corte Suprema de Justicia es equivocada. El oso siempre estuvo en cautiverio y no es posible que ya no lo esté. Lleva 22 años acompañado y tratado por humanos. Si es trasladado a un hábitat natural morirá". 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Hoy: animales salvajes corte suprema de justicia barranquilla manizales
Publicidad
Publicidad
Publicidad