mundo

¿De quién es esta 'selfie'?, resuelven lío jurídico entre mono y fotógrafo británico

Después de tres años de una disputa judicial y moral, el fotógrafo británico David Slater y la organización animalista Peta (Personas por el Trato Ético a los Animales) llegaron a un acuerdo sobre los derechos de autor de un autorretrato capturado con la cámara de Slater por una macaca en Indonesia.

El profesional donará de ahora en adelante una cuarta parte de las ganancias que reciba por su fotografía al bienestar del primate, denominado Naruto.

Peta defendía los derechos de la macaca por haber realizado algunas instantáneas de forma autónoma. Mientras el fotógrafo y la justicia estadounidense se han mantenido en que, por no poder ser una persona jurídica, el animal no podría beneficiarse económicamente de su forografía.

El caso se remonta al 2011, cuando Slater realizaba una serie fotográfica de la especie macaco negro crestado en Indonesia. En medio de su labor, Naruto agarró la cámara y realizó varias capturas.

Algunas de las instantáneas resultaron nítidas y de buena calidad, por lo que el británico Slater decidió usarlas en su publicación y también venderlas a la agencia Caters.

"Fue mi idea dejarles jugar con la cámara y todo fue ante mi vista. Sabía que los monos muy probablemente lo harían y lo pronostiqué. Sabía que había alguna posibilidad de que saliera alguna foto", dijo el profesional a medios de comunicación en su momento.

Naurto David Slater selfie mono

'Naruto' capturó varias fotografías de sí mismo con la cámara de David Slater.

David Slater / Caters

En el 2014, el portal Wikipedia usó las 'selfies' del primate en su plataforma de imágenes libres de derechos de autor, argumentando que, al ser tomadas por un animal, no podrían tener propiedad intelectual.

Slater exigió a Wikipedia retirar las fotografías o pagar por ellas, pero dicha firma se negó.

A la disputa entró la organización animalista Peta, que demandó a Slater ante la justicia estadounidense por no brindar beneficios a la macaca tras la comercialización de sus 'selfies'.

Ante la demanda, incialmente respondió en 2014 la Oficina del Derecho de Autor de los Estados Unidos, quien favoreció a Slater diciendo que los seres no humanos no podían tener derechos de autor. La postura fue asumida también en 2016 por el juez federal de San Francisco William Orrick.

Sin embargo, Peta continuó insistiendo, y logró que el mismo Slater acordara este miércoles donar un 25% de las ganancias que de ahora en adelante recibiera por su fotografía a las organizaciones que estuvieran a cargo del cuidado de Naruto.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by