mundo

Venezuela vive hoy la primera batalla de su 'guerra electoral'

La oposición y el Gobierno venezolano pasarán a medir sus fuerzas en las urnas, después de más de cien días de enfrentarse en las calles.

Mientras que hoy unos piden que se vote un referendo para saber qué tan de acuerdo están con la decisión del Gobierno de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente; los otros harán un simulacro de las elecciones del 30 de julio en las que se escogerán a 545 personas para que se encarguen de cambiar la actual Constitución Política de 1999.

El esfuerzo de los líderes de la oposición, sin embargo, será simbólico si se tiene en cuenta que no habrá un rector electoral que designe mesas o puestos de votación y mucho menos jurados. Es más, el presidente Nicolás Maduro declaró la iniciativa “inconstitucional”. Pero la Mesa de Unidad Democrática insiste que mañana será ‘la hora cero’, sin advertir detalles.

Lea también: Venezolanos residentes en Colombia podrán votar plebiscito de la oposición.

El referendo

La votación de hoy tendrá como “garantes” a los rectores de cinco universidades del país, que estuvieron presentes en el acto en el que el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y su primer vicepresidente, el también opositor Freddy Guevara, hicieron públicos los detalles de la consulta la semana pasada.

Según explicó Guevara, que definió la jornada como “el acto de desobediencia civil más grande” de la “historia de la humanidad”, todos los venezolanos mayores de 18 años están llamados a depositar su voto en más de 14.000 mesas habilitadas en 1700 edificios de grupos civiles y religiosos de todo el país.

Como no habrá jurados de votación, 50.000 voluntarios serán movilizados para intentar que la votación sea un éxito y los venezolanos en el extranjero podrán ejercer su derecho en 200 ciudades de todo el mundo.

Además de introducir su papeleta, quienes acudan a votar se adherirán formalmente con su firma al artículo 350 de la Constitución, que contempla el derecho a no reconocer a todo Gobierno que no respete las leyes de la nación.

El Parlamento, que cuenta con mayoría absoluta de la oposición, ya se ha declarado en rebeldía en virtud de este artículo, al considerar que el Gobierno de Maduro ha implantado una “dictadura” por sus supuestos atropellos de la ley y los derechos humanos.

Edinson Ferrer, diputado opositor encargado de logística del proceso electoral, sostuvo que a través de “tres preguntas se exigirá que haya un cambio en Venezuela. Quienes queremos eso marcaremos el Sí (en la papeleta electoral); Sí para cambiar a este Gobierno de manera democrática”.

El político aseguró que el referendo demostrará “la madurez de los venezolanos” y su capacidad para organizar “una protesta pacífica, pero contundente contra la dictadura de Maduro”.

El referendo rechazado por el Gobierno no cuenta con el aval del Consejo Nacional Electoral (CNE), y la propia oposición ha reconocido que no tiene mecanismos para impedir que cada ciudadano vote más de una vez. “Estamos confiando en que los venezolanos iremos a votar una sola vez”, agregó el dirigente quien se mostró confiado en que no se cometerán fraudes.

Tras las votaciones, habrán “tres diferentes auditorías” en las 14.303 mesas del sufragio que se instalarán en todo el país, así como las que permitirán “en más de 400 ciudades de países de todo el mundo” que se expresen los venezolanos que viven en el exterior, sostuvo.
“Una vez concluido el proceso, todo el mundo (deberá presentarse) en los puntos” de votación y luego “el lunes, el martes, el miércoles, el jueves... otra vez a las calles de manera pacífica” a seguir “el combate” contra Maduro, remarcó.

Y aunque el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) anunció desde mediados de semana que presentaría ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un recurso para suspender el plebiscito por considerarlo un fraude y una antesala a un plan golpista, la decisión hasta el cierre de esta edición no se había hecho efectiva.

El viernes, el partido convocó a toda su estructura para ensayar la logística y su poder de cara a la Asamblea Nacional Constituyente que se realizará en dos semanas.

“Esta es una instrucción a todos los comandos de campaña, que este domingo aparte de hacer el simulacro, vamos a aprovechar el Comando Zamora para probar toda la maquinaria electoral”, dijo en un encuentro con la militancia Héctor Rodríguez, jefe de campaña del chavismo para la elección de la Constituyente.

El operativo será “para corregir todo lo que tengamos que corregir, y llegar al 30 de julio en una elección perfecta”, añadió en el acto transmitido en la televisión pública.

Rodríguez, que además es candidato en este proceso, pidió a los movimientos sociales, a los partidarios de la llamada “revolución bolivariana”, seguir “afinando los 1x10”, una lista que orienta a cada militante a movilizar al menos a diez electores.

A responder en la consulta

  1. ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?
  2.  ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?
  3. Aprueba la renovación de los poderes públicos así como la realización de elecciones libres y la conformación de un gobierno de unión nacional?
VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by