Mundo

Yihadismo: ¿por qué el mundo no logra detener la amenaza?

Marzo 26, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País
Tiroteo frente al Parlamento en Londres 5

El atentado se presentó cuando un hombre en un todoterreno arrolló a decenas de personas en el puente de Westminster, luego mató con un cuchillo a un policía en la entrada del Parlamento.

Agencia AFP

Khalid Masood se llamaba en realidad Adrian Russell Ajao, un británico de 52 años que pasó de la delincuencia común al yihadismo a una edad inusualmente tardía. Descrito por una vecina como “un tipo amable”, tuvo muchos problemas con la ley de joven, pero hacía 13 años que no se metía en líos, hasta que el miércoles pasado sembró el terror en el puente de Westminster y el Parlamento. Solo, con un carro y un cuchillo, mató a cuatro personas e hirió a otras 50. Lea también: Estado Islámico reivindica atentado de Londres cometido por británico

La policía dijo que el atentado “está relacionado con yihadismo” y trata ahora de reconstruir el rompecabezas de la vida y personalidad del atacante para entender en qué momento se radicalizó.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó -a través de Amaq, su agencia de propaganda- el atentado , que dejó cinco muertos (incluyendo a Masood) y 40 heridos. “El autor del ataque frente al parlamento británico en Londres es un soldado del EI” y su acción respondió al llamamiento a atacar “a los países de la coalición,” que le les hace frente en Siria e Iraq.

Este hecho golpea a un país que, aunque hace parte de la coalición, no había sido afectado desde el 2005 por un atentado de esta dimensión como los que habían vivido Francia, Bélgica, Alemania y Estados Unidos.

Este ataque sorprendió a las agencias de inteligencia inglesas, que nunca tuvieron en su radar a este hombre. Masood encaja en el doble perfil de un ‘lobo solitario’ y un ‘enemigo en casa’, dos de los ‘modus operandi’ con los que el terrorismo se ha vuelto aún más impredecible.

Y aunque el MI5 (inteligencia británica) tuvo información de este hombre, esta lo relacionaba con un delincuente común y no como un potencial terrorista. Él no hacía parte de las casi tres mil personas que figuran en las listas de posibles extremistas que viven en el país.

Su tardía entrada en la violencia ideológica es lo único que lo distingue de los autores de los atentados de noviembre de 2015 en París, o los de marzo de 2016 en Bruselas. “No hay muchas sorpresas, en la figura de Masood”, explicó a la AFP Brooke Rogers, investigador en terrorismo del Kings College de Londres.

El cambio de Khalid Masood o Adrian Russell Ajao apunta a una conversión al Islam cuando estuvo en Arabia Saudita trabajando como profesor.

La embajada de Arabia Saudí en Londres confirmó el viernes que trabajó en el país como profesor de inglés entre 2005 y 2009. “Durante este tiempo en Arabia Saudita, Khalid Masood no apareció en los radares de los servicios de seguridad y no tenía informes criminales en el reino de Arabia Saudita”, según un comunicado de la embajada.
“El vínculo con la delincuencia, se ha visto ya en otras ocasiones”, dijo Brooke Rogers, que recalcó que el paso por la cárcel es a menudo otra etapa hacia el yihadismo, “potencialmente la puerta de entrada a la radicalización”.

Masood creció en Rye, en Kent y desde junio vivía en la zona de Birmingham con su mujer y sus hijos, según vecinos que lo describieron como “muy religioso”.

Sin embargo, esta zona, es junto a Luton, Forest Gate, consideradas como los ‘focos’ británicos del extremismo.

Khalid Masood atentado londres

Khalid Masood se llamaba en realidad Adrian Russell Ajao.

Elpais.com.co | AFP

Según un análisis de la periodista española Bergoña Arce, desde 1998 en Birmingham, donde viven 300.000 musulmanes, se han presentado más de 30 condenas relacionadas con el terrorismo. “Los seducidos por la lucha integrista son jóvenes británicos, pertenecientes a la segunda generación de familias de inmigrantes procedentes de Pakistán, Cachemira y Bangladés, lo que se conoce en la ciudad como el ‘Triángulo Balti’”, anotó.

Además, señaló que allí se crió Parviz Kham, condenado a 17 años de cárcel en el 2008 por preparar el secuestro de un soldado británico para degollarlo. Kham, padre de tres hijos, estaba preparando a su hija de tres años para casarla en el futuro con un muyahidín.

Esa no es la única conexión de esa zona con el terrorismo. Mohamed Abrini, uno de los autores de los atentados de Bruselas y París, residió en esta ciudad.

Sin embargo, Masood, quien es recordado por sus vecinos como una persona tranquila, “no era objeto de ninguna investigación” y “los servicios de información no poseían elementos sobre su intención de llevar a cabo un atentado terrorista”, informó Scotland Yard.

El diputado Dominic Grieve, presidente de la comisión parlamentaria sobre inteligencia y seguridad, declaró a la BBC que las fuerzas de seguridad habían desbaratado una docena de proyectos de atentados en los últimos 18 meses en Reino Unido.

Este ataque ocurrió justo el día en que Bélgica conmemoraba el aniversario de los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas que el 22 de marzo de 2016 dejaron 32 muertos.

Precisamente, días antes del atentado de Londres, el ministro del Interior belga, Jan Jambon, expresó que la amenaza de los atentados yihadistas ha “evolucionado” en Europa a que el grupo Estado Islámico (EI) sea una “fuente de inspiración” de los terroristas.

“El terrorismo no conoce fronteras y en el caso de la amenaza yihadista, esta ya ha pasado por tres fases: la primera de ellas los atentados contra objetivos precisos como el semanario Charlie Hebdo en París en enero de 2015 o el museo judío de Bruselas en mayo de 2014; la segunda fase es cuando combatientes del EI cometen atentados aquí con el objetivo de provocar el mayor número de víctimas posible. El 13 noviembre de 2015, por ejemplo, los yihadistas mataron a 130 personas en una serie de ataques en París, entre ellos contra la sala de conciertos Bataclan”.

Y explicó que actualmente, en un contexto de dificultades para los combatientes yihadistas de ir o volver de Siria e Iraq, “el EI ya no encarga” directamente acciones terroristas, sino que “inspira a la gente para que contribuyan a la yihad” como el atentado de Niza el 14 de julio de 2016 cuando un francotunecino se abalanzó con un camión contra la muchedumbre que celebraba la fiesta nacional francesa”.

Los atentados de este tipo registrados en Berlín, en diciembre, y el miércoles pasado en Londres, ratifican el temor de los servicios secretos de numerosos países acerca de la llegada de esta nueva fase.

Terrorismo en carros

El atentado con un carro que embiste una multitud es un ‘modus operandi’ ya usado por “soldados” del Estado Islámico en Niza, Francia; Berlín, Alemania, y Jerusalén, Israel. Expertos en seguridad habían anunciado que frente a atacantes que utilizan camiones de gran tonelaje o carros para arremeter contra multitudes y causar verdaderas carnicerías no existían medidas infalibles.

El número de objetivos potenciales de este tipo de ataques es tan alto que el riesgo subsistirá en los próximos años, estimaron em enero pasado. Y el caso ocurrido esta semana en Inglaterra les dio la razón.
En septiembre de 2014, el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga (Aqpa) describió este método en su revista de propaganda Inspire, en el que instan a sus seguidores a utilizar vehículos pesados para cometer atentados.

Es que el llamando a través de las redes sociales del Estado Islámico a sus “soldados” atacaran a “infieles” con los medios disponibles. “Si no tienen bombas o armas, encuentren a un estadounidense o a un francés, o cualquiera de sus aliados. Golpeen sus cabezas con una piedra, apuñálenlos, arróllenlos con sus vehículos”, había dicho , Abu Mohamed al-Adnani, portavoz de este grupo en 2015.

Las víctimas

  • Aysha Frade, 43 años. La profesora de español fue atropellada cuando se dirigía a recoger a sus dos hijas al colegio.
  • Keith Palmer, de 48 años. El policía, que estaba desarmado, fue apuñalado con dos cuchillos cuando le impidió el ingreso.
  • Kurt Cochran, estadounidense, de 54 años, estaba de vacaciones con su esposa.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:terrorismolondresyihad
Publicidad
Publicidad