Opinión

El escándalo de la corrupción llegó a la Corte Suprema de Justicia, causando incertidumbre y sembrando dudas sobre la actuación del máximo tribunal de Colombia. Ante el destape que se está produciendo solamente queda la alternativa de encontrar la verdad y tomar los correctivos que sean necesarios para sanear las instituciones del Estado.