Columnistas

Barrios verdes

Marzo 30, 2017 - 11:55 p.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

En días pasados, Marcela Huertas, gerente de Infivalle, me comentó sobre su idea de barrios verdes algo parecido al sueño que siempre hemos tenido de replicar Nashira, la eco-aldea sostenible. Pensé que por fin había alguien con visión y una Gobernadora comprometida con el medio ambiente, que también apoyaría el proyecto y que esta sería una excelente solución para muchas comunidades. Hoy me escribe Marcela desde el Litoral Pacífico donde está en el proceso de desarrollar cuatro barrios verdes en las comunidades de Sierpe, Miramar, La plata y Mangaña, corregimientos de Buenaventura, que tienen entre 130 y 150 habitantes y que con la excepción de La Plata que tiene solo 4 horas de energía las otras no tienen luz.

Los barrios verdes están orientados al uso de energías renovables, eficiencia energética, ahorro en consumo de agua, espacio público sostenible, recuperación de los residuos y la reutilización de los mismos; también tienen planeado tener huertas caseras y en los espacios públicos he visto en las fotos que se sembrarán hortalizas, como en algunos parques en California y el Canadá.

La energía renovable es la que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables como la energía solar, la eólica y geotérmica y que no genera contaminación. Precisamente hay proyectos que no conocíamos hasta ahora desarrollados por el Ipse (Instituto del Ministerio de Minas) que lleva energía de este tipo de zonas no interconectadas y es la que se está desarrollando en el Litoral Pacífico. No se ven todavía en el panorama colombiano las grandes extensiones de recolectores de energía solar que se ven en Europa, ni tampoco los molinos gigantescos pero esperamos que si llegaran a proliferar los barrios verdes, esto debe darse prontamente

El ahorro del agua es otro elemento indispensable. Culturalmente no han tenido éxito los baños secos y composteros como el que existe en la Eco-Aldea Nashira. Recuerdo en el Japón un sanitario que tenía un lavamanos como tapa y que obligaba a lavarse las manos para poderlo soltar. En los barrios verdes están instalando unos inodoros de bajo consumo de 6 litros por descarga. Se están recogiendo aguas lluvias, para regar los jardines y utilizarse en los baños. Existe un sistema innovador de eco-muros, que utiliza 54 botellas plásticas de 3 litros para recoger el agua de las canales de los techos.

Los barrios verdes sí son una realidad: en Cali está Altos de Semilleros, el Barrio Verde Roldanillo y en Buenaventura ciudadela Altamar. Lo único que es preocupante es que en algunos las viviendas no son casas sino edificios y difícilmente pueden ser construidos con materiales reciclados. Quizá lo más serio es que no se ha podido lograr que se replique el modelo de Nashira de ser una ciudadela dirigida por mujeres para lograr los niveles de convivencia que se necesitan en Colombia y como en esta eco-aldea eliminar los embarazos en adolescentes.

Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad
Publicidad