Columnistas

El agua que tomamos

Marzo 16, 2017 - 11:30 p.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Llegaron las épocas de lluvia nuevamente aunque este año no parecen haber parado los derrumbes, los trancones, los camiones desviados desde Loboguerrero, el MÍO a medias, las virosis sin razón, la capital del cielo, la ciudad de las brisas del atardecer y las mujeres lindas, la vida en Cali no se hace fácil.

¿Llueve y qué pasa con el agua? Grandes bloques de barro llegan por el río Cauca a la planta de Puerto Mallarino. Hay que dejar que el agua corra y no se pueda tratar, pues cuando el agua llega turbia, Emcali se ve obligada a cerrar las bocatomas que alimentan las plantas de potabilización de Puerto Mallarino y ell río Cauca es el responsable de abastecer el 70% de la población de Cali. Recientemente llegó un amigo a mi casa del Saladito, llevaba dos días sin bañarse, se metió a la ducha, a la bañera y casi no sale. No es extraño que el servicio de agua se suspenda por varios días causando los grandes traumas que ya conocemos. Si por el contrario el fenómeno es de sequía esto si es grave, el oxígeno disuelto en sus aguas es cero. El agua a su paso por Cali llega a altos niveles de contaminación. Es importante que conozcamos los niveles de deterioro pues se dice que puede producir cáncer y otras enfermedades. Los Servicios públicos en Cali son costosos y los caleños tenemos el derecho a saber la verdad, estas cosas no se pueden pasar de agache.

Tampoco parece haber agua para las zonas de expansión que están en el Sur, o sea que un constructor en la vía Panamericana, Pance y Cañasgordas encuentra que Emcali no le puede prestar el servicio. Además las pérdidas de agua de Emcali son alrededor del 55%, es decir que por cada dos metros cúbicos que se producen en las plantas de tratamiento solo un metro cubico llega al usuario y se factura, el otro se pierde y no se factura, con un impacto financiero negativo sobre Emcali.

Los servicios públicos no son un monopolio del Estado, cualquier particular lo puede ejercer, es así como una reconocida empresa de Yumbo ante los cortes frecuentes decidió extraer el agua y tratarla ellos mismos y ¡ya vienen los antioqueños!

Según la CVC el río Cauca presenta una buena calidad de agua después de la represa de Salvajina y aguas arriba del río Palo, pues este por alguna razón produce una carga de contaminación muy grande. ¿Hay que construir una nueva planta pero no hay la plata? Si en algo no se debe ahorrar es en salud pública.

No hay derecho que los caleños no podamos tener agua de buena calidad, y que la gerente de Emcali siga evadiendo el tema, ya es el momento que todos nos movilicemos por la calidad del agua, es la salud que en muchos casos se está viendo afectada pues los caleños y caleñas como todo el mundo la consumimos pensando que es agua de buena calidad, ¿y será que no lo es?

Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad