Columnistas

Wilson Díaz

Marzo 23, 2017 - 11:55 p.m. Por: Carlos Jiménez

Estos días están siendo de gloria para Wilson Díaz. Ceremonia de graduación como maestro de artes plásticas por el Instituto Departamental de Bellas Artes, apertura de la exposición Destemplado en la Galería Santa Fe del mismo instituto y realización el miércoles de esta semana del coloquio Estética, arte y política en la obra de Wilson Díaz, en el que, aparte de él, intervinieron Julián Trujillo y Felipe Vélez.

Y la verdad es que Wilson merece tanto su graduación como dichos reconocimientos porque él es uno de los artistas más vigorosos e interesantes de la escena artística caleña y desde luego de la nacional, tal y como lo han reconocido figuras importantes del mundo del arte contemporáneo como Pedro León de la Barra, curador del Museo Guggenheim de Nueva York; Miguel Ángel López, curador en jefe de TEOR/éTica de San José de Costa Rica; Carolina Ponce de León, experimentada curadora y actualmente Asesora de artes del Ministerio de Cultura de Colombia y Miguel González, nuestro más afamado crítico de arte y curador de museos.

Todos ellos firmantes de cartas como la que igualmente yo escribí y firmé en respaldo de la petición formal a la dirección académica del Inba para que le fuesen homologados los estudios hechos por Wilson en la Universidad Nacional de Bogotá y se le concediera el título de maestro que viene de otorgársele.

La amplitud de estos respaldos no debería sorprender a nadie porque, en primer lugar, Wilson Díaz es un artista que ha sabido articular en su obra las exigencias de audacia formal y sofisticación conceptual, propias del arte contemporáneo internacional, con la exposición crítica de algunos de los más agudos problemas sociales y políticos que nos aquejan, incluidos la guerra y el narcotráfico. Y ha procedido a realizar esta articulación bebiendo de las fuentes de la cultura popular, que para él ha sido siempre un referente indispensable.

Pero Wilson ha sido más que un artista, ha sido además un líder capaz de iniciativas tan valiosas como la constitución del colectivo de artistas Helena Productions, encargado a su vez de diseñar y realizar en Cali sucesivas ediciones del Festival Internacional del Performance. Un evento que resultó fundamental para que nuestro público conociera de primera mano a los protagonistas de una innovadora forma de expresión artística que ha marcado profundamente la agenda del arte contemporáneo durante las últimas décadas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad
Publicidad