eduardo jose victoria ruiz

Los malos e-modales

Se hace urgente un manual de modales y recomendaciones en los colegios y universidades dirigidos al buen uso de nuevas tecnologías. En este no deben faltar:

El celular no se usa en el comedor ni en el carro. Esa conversación hace imposible que los demás dialoguen. Es terrible cuando en un carro dos personas usan simultáneamente el celular, coincide usualmente cuando el hijo pone reggaetón.

Mida el volumen de sus conversaciones por celular. La gente se olvida que a su alrededor el público está escuchando de su iliquidez ( y no parecía), de lo guache con su pareja (quien lo ve) o de sus problemas íntimos (!).

Escriba corto y use las mayúsculas en lo indispensable. Recuerde que la mayoría lee los mensajes en el celular o en dispositivos pequeños lo que invita a leer notas cortas. La mayúscula fija es el grito de la letra. Resérvela para los ‘te amo’.

Tus opiniones sobre política y religión provocan más sentimientos negativos que favorables: ¿Eres consciente de su costo?

No es lo mismo generar solidaridad que compasión. Entiendo las redes para recuperar el carro que acaban de robar, conseguir un tipo de sangre especial, felicitar a quien lo merece o enviar las condolencias al amigo. Pero no para decir “¡Estoy aburrida!” o “¿Qué le pasará a mi gatico?” o mostrar la foto del brazo herido por la quemada de la olla. Las redes son útiles para la solidaridad pero no para mostrar debilidad o incompetencia.

Cuando prepares un mail deja todos los destinatarios para el final. Revisa muy bien uno a uno. Sé de muchos documentos importantes que se fueron inconclusos, en un mal momento o a personas equivocados por la prisa con la que se hizo lo más fácil: los destinatarios.

No repliques correos sin constatar que sean ciertos. El terrorismo virtual es enviar mentiras por la red para que personas de buena fe las reproduzcan. Muertos que siguen vivos, leyes que no se han presentado, bancarrotas imaginarias, suposiciones perversas. No te hagas cómplice ingenuo.

La tecnología es una maravillosa forma de ser eficiente, conectarse con amigos, entablar relaciones de negocios, pero mal aplicada es un monstruo que puede acabar con quien la usa.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by