Columnistas

Oasis

Agosto 08, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

No se sabe a ciencia cierta quién inventó los interesantes crucigramas o juegos de palabras cruzadas.

Ya eran populares en el Siglo XIX y llegaron a un gran apogeo en la década de los 20, en Inglaterra y Estados Unidos.

Se afirma que en 1920 un preso llamado Víctor Orville, los perfeccionó en una cárcel de El Cabo. De un mal bien manejado surgen muchos bienes.

Resolver crucigramas era la actividad hogareña por excelencia antes de que apareciera la magia de la televisión.

Ya en esa época había dos grupos o escuelas: los que no buscaban ayuda en absoluto y los que se servían de diccionarios.

Hoy en día abundan los libros especializados y una gran variedad de crucigramas y acertijos similares. También está el sudoku.

Lo cierto es que en tu vida puedes tomar las dificultades  como un problema, o como un juego y un valioso aprendizaje.

Vivir es resolver crucigramas o sudokus: a veces crees que no hay soluciones, pero allí están si tienes actitud positiva, confías, te apasionas y no te rindes.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad
Publicidad