gonzalo gallo

Oasis

Cada día hay más personas que espantan el estrés, la ansiedad, la fatiga o las penalidades con el arte de meditar.

Para practicarlo no necesitas técnicas ni posturas especiales, solamente necesitas relajación, observación y serenidad.

Es mejor si en la meditación te haces consciente de la conexión con Dios y si creas el hábito de hacerlo varias veces en la semana.

Te ayuda respirar bien y de forma pausada, también estar bien sentado o recostado en silencio o escuchando una música calmada.

Es mejor cerrar los ojos y visualizar algo hermoso, o recrear escenas de tu vida para aprender algo, o profundizar un texto sagrado.

En la medida que más lo practicas. más fácil te es llegar a estados de mucha paz o alcanzar estados alterados de consciencia.

Es bueno reconocer cuáles emociones te perturban, identificar en qué parte del cuerpo las sientes, bañarlas con luz divina y soltarlas.

Aprende a ser consciente de todo, de tu mente, de tu alma, de tu cuerpo y tus emociones, del lugar, de estar vivo. Crea el buen hábito de meditar.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by