gonzalo gallo

Oasis

Padres, alerta ante estos comentarios de un hijo: “Estarías mejor sin mí”, “soy una carga para los demás”, “no tengo derecho a hacerte daño”.

Pilas si dice: “Me gustaría desaparecer”, “no deseo seguir viviendo”, “me pregunto cómo sería la vida si muero”, “quiero quitarme la vida pero no sé cómo”.

Graves los comentarios sobre él mismo: “No valgo para nada”, “soy un inútil”, “mi vida no tiene sentido”, “estoy cansado de luchar”, “toda mi vida ha sido inútil”.

Muestran una visión de túnel viendo sólo lo negativo y están enfocados en sus errores y fracasos olvidando lo que ha hecho bien.

Preocupantes los pensamientos negativos sobre su futuro: “No hay solución”, “quiero terminar con todo”, “las cosas no van a mejorar nunca”.

Inquietantes los cambios repentinos de conducta, la irritabilidad, consumo alto de licor o drogas con una frecuencia inusual.

También las laceraciones en su cuerpo, regalar pertenencias, despedidas verbales o escritas: “Gracias, me has ayudado mucho”, “te quiero y siempre te querré”.

Un potencial suicida cree que produce sufrimiento directo a sus familiares y, por lo tanto, estarían mejor sin él. Hay que buscar ayuda.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by