gonzalo gallo

Oasis

Hay dos modos de vivir en relación con lo material: eliges enfocarte en la abundancia o estar programado para la carencia.

Lo serio es que terminas creando según crees y que el Universo responde a lo que piensas, sientes y atraes por no saber merecer.

Algunos están mal económicamente condicionados por esta frase: “Los ricos no entrarán al Reino de los cielos”. No creo que Jesús lo dijo.

Otros sufren con poco porque decretan sin cesar: soy pobre, soy un fracaso, lo que consigo nunca me alcanza, etc.

También hay quienes declaran: “el dinero es malo y corrompe” o “es mejor tener poco que sufrir con mucho” o “con poquito me basta”.

Y abundan los ingenuos que en ciertos credos se privan hasta de parte de su salario mínimo para que su pastor nade en el dinero y los lujos.

Todos ellos viven con estrechez que atraen en un mundo de abundancia infinita en el que hay de sobra para todos gracias al amor del Padre.

Abre tu corazón a la abundancia y repite sin cesar: “Merezco todo lo bueno, me llega y me sobra”. Obvio; no te contentes con decretar, hay que actuar.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by