Columnistas

Oasis

Marzo 15, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

El popular “youtuber” PewDiePie acaba de perder contratos con esa plataforma de video en línea y con un estudio del grupo Disney.

El motivo es que varios de sus videos, vistos por millones, incluyeron insultos antisemitas y referencias nazis.

El sueco de 27 años, cuyo verdadero nombre es Felix Kjellberg, es conocido por sus videos humorísticos, que siguen más de 53 millones de seguidores.

PewDiePie recibe millones de dólares de YouTube que así le paga cada año sus conocidos y apreciados videos.

Sumando otros ingresos como los publicitarios y varios eventos promocionales, el joven ganó 14,5 millones de dólares en 2016.

Cualquier empresario o político daría lo que fuera por tener 53 millones de seguidores y ganarse 14,5 millones de dólares sólo por hacer videos.

Impresiona saber esto que muestra el tremendo poder y el influjo de las llamadas redes sociales, a veces tan asociales.

¿Por qué asociales? Basta ver a tantos adictos a la tecnología, cuya comunicación cada día es menos personal y más virtual.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad