gonzalo gallo

Oasis

Los peregrinos hindúes creen que bañarse en las aguas del rio Ganges limpia sus pecados y los libera del ciclo de las reencarnaciones.

Los peregrinos entran solos al río o conducidos por gurús para el baño ritual con el cuerpo recubierto de ceniza.

Creen que el baño es más efectivo en la confluencia de tres ríos que ven como sagrados: Ganges, Yammuna y Saraswati.

Allí en una fiesta especial se reunen 40 millones de personas en Allahabad, una ciudad que en tiempo normal tiene una población de 1,2 millones.

Según la mitología hindú algunas gotas del néctar de la inmortalidad cayeron en esa y otras tres ciudades cercanas a los ríos.

Es respetable esa creencia, pero las fallas humanas no se limpian con un baño sino con cambios del alma y del corazón.

Te sanas si perdonas y te perdonas, eliges amar, reparas a quienes agraviaste y tomas un camino de rectitud.

Sin eso puedes confesarte, bañarte en el Ganges, ir a la Meca o hacer cualquier otro ritual, pero será algo puramente externo y sin efecto.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by