Columnistas

Desmoraliza el silencio

Marzo 15, 2017 - 11:25 p.m. Por: Paola Gómez

“Desmoraliza el silencio del Gobierno y del ELN. Desmoraliza porque en este país hay periodistas de 1, 2 y 3 categoría. Porque el periodismo en las regiones está a su suerte. Porque ha habido casos similares al nuestro y hasta se reunió la cúpula militar. Pero aquí, una semana después de lo ocurrido, el Gobierno y el ELN siguen callados”.

Quién habla es Hugo Mario Cárdenas, el periodista de este diario, quien junto a Oswaldo Páez y Octavio Villegas, fueron intimidados en Huisitó, vereda de El Tambo Cauca el pasado 8 de marzo, por hombres que se identificaron como del ELN y que los despojaron de sus equipos de trabajo y de sus documentos, y que les apuntaron amenazantes con un fusil AK-47.

Lo dice él, que en noviembre de 2016 fue elegido Periodista del Año en Colombia, por el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar. Lo dice este reportero de raza que conoce el conflicto, que sabe de lo que escribe, un profesional juicioso, sin pretensiones de héroe, sin vanidades.

Su indignación la comparte Oswaldo Páez, general de este oficio, con 33 años de experiencia. Su lente ha cubierto de todo. Como aquella foto donde guerrilleros de las Farc disfrazados de soldados, le clavan la mirada, mientras se llevan a los diputados del Valle. Como las que tomó en una montaña de Jamundí, en 1999, cuando un comandante del ELN, nos exige a un grupo de periodistas que salgamos de la zona y se lleva al fotógrafo Henry Romero, para ‘hacerle un juicio’, porque en una de sus imágenes usadas como pruebas de supervivencia de los secuestrados de La María se le ve la cara a un guerrillero... Como las que le quitaron el 8 de marzo en Huisitó.

Octavio, el conductor que también estuvo con Oswaldo y Hugo, curtido en estos cubrimientos, recuerda cuando los insurgentes les dicen que se quiten los chalecos y se pongan de espaldas y él solo atinó a orar.

Hoy este equipo lamenta que no les hayan devuelto sus equipos, ni sus documentos. Y lo que es peor, no les han devuelto la moral. Su caso, apenas mereció un escueto mensaje en twitter. Porque en este país de urgencias informativas, la suya es periódico de ayer. Porque en este país es mejor callar para que no se dañe la negociación con el ELN. Menos por un incidente de un medio regional, al que sí buscan para decir lo que les conviene.

Conozco y respeto a Hugo, Oswaldo y Octavio. Y estoy tan desmoralizada como ellos. Cuánta insolidaridad. Por eso admiro que sigan ahí, haciendo lo que saben. Contando lo que no conviene. Como que en el Cauca hay repúblicas independientes de coca. Como que en Colombia aún hay sitios donde ni la prensa puede entrar. Qué bueno escucharlos decir que no se les han quitado las ganar de trabajar. Bendito oficio que nos permite aprender de estos SEÑORES, que saben el valor de su oficio, a pesar de que reine un desmoralizante silencio.

Sigue en Twitter @pagope

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad