‘Che’ Guevara, Pardo Llada
Columnistas

‘Che’ Guevara, Pardo Llada

Octubre 10, 2017 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Un histórico: José Pardo Llada, periodista total, embajador, parlamentario y dirigente cívico. En los 45 años que vivió en Cali difundió la historia de Cuba, su exilio y sus ataques a los hermanos Castro. Pardo Llada, por radio y televisión, lanzó 1387 arengas de castigo al gobierno de su examigo Fidel, a su examigo el ‘Che’ Guevara, a los que lo empujaron a salir de su Cuba, su Guantanamera y el son cubano.

Centenas de veces me habló Pardo del ‘Che’ Guevara. Lo vio como un romántico aventurero, algo anarquista, que soñó ingenuamente sepultar al imperialismo yanqui. Por ese capricho empujó a Fidel a muchos errores. Era tan anarquista que como presidente del Banco Nacional, los billetes los firmaba con el apelativo ‘che’, un gesto fantoche, poco serio para quien manejaba la economía.

Celebran los 50 años de su fusilamiento en Bolivia. Allí fracasó, el pueblo no lo siguió. Cayó preso y la CIA sentenció: “Preso, estorba mucho” y lo fusilaron. Fuimos muchos miles los inteligentes seducidos por este comandante antiimperialista, por este ‘condottieri’ como él mismo se calificaba. Como el “infantilismo ultra izquierdista” se quita con los años, millones, ya adultos, dejamos de ser castristas-guevaristas, pero amando a la Cuba bloqueada.

¿Aún lloran con luto doloroso al ‘Che’ Guevara sus seguidores de hace 50 años? Lo dudo. Como estadista el ‘Che’ Guevara fue un locato como lo son ahora los ultra izquierdistas catalanes que andan gritando en Barcelona que Joan Manuel Serrat es un “facho”, un “neonazi” aliado a los “invasores” a Cataluña. Punto.

Escándalo de hoy: acusan a humildes policías de disparar en Tumaco a unos campesinos que les impedían arrancar las matas de coca. Pobres agentes, estaban rodeados por la multitud indignada porque vive de esos cultivos. Los insultaban, se asustaron, sudaban frío, sintieron pánico y dispararon. Lo siento por los policías, por las víctimas, por sus humildes familias. Se sabía que tendrían incidentes. Mejor no mandar policías a destruir las matas. Pero hay la exigencia gringa y europea de destruirlos.

Es torpeza afirmar que los policías fueron con ansias de disparar. Fue algo doloroso y accidental. Y culpar al Gobierno es injusto. Es un problemón donde Rafael Pardo Rueda, el consejero presidencial y el vicepresidente Óscar Naranjo, hacen lo humanamente posible. Ese lío viene de años y al presidente Santos hoy le tocó enfrentarlo. Urgen miles de millones para regarlos entre el campesinado de Colombia y no los hay. ¡Tremendo lío , difícil de manejar!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad
Publicidad