Los glotones sobornados
Columnistas

opinion: Los glotones sobornados

Para que le cuenten a los nietos, les doy una pista: si la constructora Odebrecht daba diez millones de dólares a un candidato triunfador, le podía subir a su cotización la bonita suma de 80 millones de dólares verdes gringos.

Los glotones sobornados

Marzo 07, 2017 - 11:55 p.m. Por: Poncho Rentería

Para que le cuenten a los nietos, les doy una pista: si la constructora Odebrecht daba diez millones de dólares a un candidato triunfador, le podía subir a su cotización la bonita suma de 80 millones de dólares verdes gringos. Lindo negocio, luego con los publicistas y genios de ciertas campañas políticas se robaban los impuestos míos y de ustedes. A eso ayudaron los notablones que les hicieron lobby. ¿Y esos millones van a la política? Sí, una parte para elegir amigos que les darán otras licitaciones. Son glotones los sobornados. Es su oficio.

Se burlaron ustedes del odioso parlamentario polaco que en el Parlamento europeo llamó torpes y cortas de inteligencia a las mujeres. Ahora pueden burlarse de ‘Míster’ Trump el insultador de cada día. Al expresidente Obama, lo trató como un pandillero de Harlem, le gritó indecente chuzador de teléfonos. ¿Será que Trump mete pepas que lo revolotean? Por sus 70 años, creo que una droga le sube la testosterona y manda trinos demenciales.

Si Trump lanza perdigones al periodismo que lo critica, vale preguntarles: ¿Le han jugado limpio en el periodismo gringo a Trump? No y no, muchos columnista de renombre y alto ego le han clavado navajazos. Que él se defienda con lenguaje ordinario, es penoso, es copiar al iracundo Nicolás Maduro.

Como todo no puede ser Odebrecht y Reficar con sus tramposas cuentas, hoy estará en Buenaventura el presidente Santos. Llegará sonriente a inaugurar un modernísimo puerto para buques de doce mil toneladas. Puerto de costo multimillonario, quince mil millones de dólares, donde no hubo serruchos como otras obras que ustedes conocen. Se construyó por inversión privada de serios magnates de Indonesia y Filipinas. En esta gigante obra, estuvo al mando un talentoso colombiano, Miguel Abisambra Valencia, un CEO de prestigio internacional cuyo puerto le está funcionando como un Rolls-Royce. Este puerto de Agua Dulce que hoy inauguran Santos & Vargas Lleras & Cia., es una muestra de progreso en serio, no son espumas de jabón.

En EE.UU., el domingo, hubo trompadas callejeras entre amigos y enemigos de Donald Trump. Ojalá no lleguemos a ese boxeo aquí entre santismo y uribismo. El gobierno, le tocará admitirlo, estaba infiltrado por unos mandaderos de Odebrecht. El presidente de esa constructora está preso en Brasil, no le darán mansión por cárcel como aquí. Aquí termino, debo ir a pagar impuestos. Hagan lo mismo ustedes porque hay que girarle millonadas a la Odebrecht.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad
Publicidad