molino de papel

Autoridad para el MÍO

Ni las estaciones ni los buses del MÍO pueden ser espacios para la inseguridad y la violencia.

Hechos como el sucedido hace dos semanas cuando una usuaria del transporte masivo fue apuñalada en la Estación 7 de Agosto por robarle sus pertenencias, no pueden repetirse.

Por fortuna, el agresor fue capturado ayer.

Sin embargo es lo que está sucediendo, como se deduce de la cantidad de robos y agresiones físicas y verbales reportados por quienes utilizan el servicio para movilizarse.

Ello demuestra que el programa de vigilancia que se diseñó para dar tranquilidad a los usuarios no funciona ni son suficientes las nueve patrullas que hacen rondas como tampoco basta con los 290 uniformados que se turnan para vigilar las estaciones.

El MÍO es un sistema de transporte donde a diario se concentran un millón de caleños, razón suficiente para pedir que se brinde una mayor seguridad.

Y si no se está logrando es necesario hacer los cambios pertinentes, incluido el manejo que se le está dando a un problema de tal magnitud.

La cantidad de pasajeros que mueve el sistema demanda acciones más efectivas que poner a un par de policías bachilleres, quienes no están revestidos de autoridad, a vigilar cada estación.

O recurrir a los gestores cívicos para recuperar la tranquilidad en el MÍO, tal como se lo merecen sus usuarios.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by