Molino de papel

Oposición confundida

Agosto 18, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

La decisión de la oposición venezolana de participar en unas elecciones convocadas por una asamblea constituyente ilegítima es contraria a su lucha por la democracia.

Es dar un paso atrás luego de dos meses de resistencia pacífica, y de lograr que la comunidad internacional aislara el régimen y rechazara unas elecciones fraudulentas que usurparon poderes mediante engaños.

Cómo entender entonces que la oposición, o gran parte de ella, decida ir a unas elecciones hechas a la medida de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y su corte.

Y que participen en una contienda que vigilará ese Consejo Nacional Electoral que la oposición descalifica por amañado.

Además unas elecciones que estarán sujetas al control del mismo Tribunal Supremo de Justicia que tiene a 700 dirigentes opositores tras las rejas.

Participar en esas elecciones amañadas en las que tiene todas las de perder, es legitimar el régimen de Maduro, su asamblea constituyente y avalar la revocatoria de los poderes de una Asamblea Nacional elegida por el pueblo.

Por eso el desconcierto que reina en Venezuela. Porque es tirar por la borda la posibilidad de un cambio de gobierno e impedir que se consolide la dictadura.

Porque no tiene sentido ir a unos comicios en los que será el mismo Tribunal Superior oficialista el que diga si acepta o no los candidatos de la oposición.

Es evidente que la Mesa de Unidad Democrática está dividida y que la ambición de poder de algunos de sus integrantes es otra amenaza para la democracia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad