Molino de papel

Ya era hora

Marzo 13, 2017 - 11:30 p.m. Por: Editorial .

La apropiación ilegal de terrenos pertenecientes al Municipio y el despojo de propiedades a sus legítimos dueños ha sido una denuncia constante en este diario desde hace una década.

Las investigaciones periodísticas también han mostrado cómo en algunas notarías y en la oficina de Registro de Instrumentos Públicos ha existido complicidad para alterar o falsificar los documentos.

Esas denuncias ahora son ratificadas por el Superintendente de Notariado y Registro, quien en entrevista con El País ha confirmado que en Cali existen organizaciones delictivas dedicadas a robarse el patrimonio público y a timar a los dueños de inmuebles.

Son los casos que han afectado a la Hacienda Cañasgordas, patrimonio de la ciudad, y que hoy da la pelea para recuperar 28.000 metros cuadrados que le fueron arrebatados con falsas escrituras.

Está también el ejemplo de los 34.000 metros cuadrados de espacio público en Pance, a los que en el 2008 les apareció dueño particular aunque le pertenecían a la ciudad.

O la apropiación ilegal de lotes en el Parque los Farallones, que tienen registro público pese a estar en zona de reserva natural.

Frente a hechos tan graves, se debe reconocer que la Superintendencia al fin está tomando las medidas que se necesitan y además de las sanciones internas ha hecho las denuncias penales ante la Fiscalía, tal como debió hacerse de tiempo atrás.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Hoy:
Publicidad
Publicidad