politica

¿Candidatos con 'rabo de paja'?, estos los cuestionados aspirantes al Congreso

Desde el pasado lunes cuando terminaron las inscripciones de candidatos al Congreso de la República para las elecciones de 2018, las alertas sobre aspirantes mal rodeados se encendieron.

Al hacer un repaso a las listas a Senado y Cámara se encuentran ‘herederos’ de excongresitas condenados por vínculos con paramilitares, de los que están detenidos por los sobornos de la firma brasilera Odebrecht y el ‘Cartel de la toga’, que se destapó en la Corte Suprema de Justicia y donde magistrados y exmagistrados recibían dádivas por favorecer a políticos con fallos judiciales.

La primera institución en lanzar la alerta fue la Fundación Paz y Reconciliación, que hizo público un informe con los nombres de los aspirantes de los diferentes departamentos que se postularon y que están cuestionados.

Según la ONG, tal como quedaron las listas, al menos el 40 % de los aspirantes, de ser elegidos, tendrían alguna relación con actividades ilícitas o con estructuras criminales.

Para Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, por bloqueos institucionales, la falta de voluntad para hacer reformas políticas y judiciales a fondo y una decisión clara de luchar contra la corrupción, en el 2018 se va a tener un Congreso igual al de ahora.

“Así la corrupción y el bloqueo institucional van a seguir vigentes, pero si se toma la decisión de elegir o reelegir a los que han puesto una agenda de modernización o de escoger a nuevos que están llegando con propuestas de reforma seria y se están distanciando de la corrupción, se tendrá la oportunidad de tener un congreso que nos saque de este bloqueo institucional tan grande y que ojalá le regrese la dignidad al ejercicio de la política”, agregó Barrios.

Este es el listado de los políticos con nexos ‘non santos’.

Herederos de los ‘parapolíticos’

Este es tal vez el fenómeno que se repite en cada elección legislativa. Los políticos que fueron condenados por nexos con las desaparecidas Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, buscan la manera de mantener vigentes sus empresas electorales.

Por eso la lista de ‘herederos de parapolíticos’ es bastante larga para las elecciones del 2018.

Doris Vega, Opción Ciudadana, busca su reelección como senadora. Es la esposa de Luis Alberto Gil, condenado por vínculos con paramilitares.
Nadya Blel, conservadora, candidata al Senado. Su padre, el exsenador Vicente Blel fue condenado por nexos con los ‘paras’.

Daira Galvis, senadora de Cambio Radical, quiere repetir curul. Tiene dos investigaciones por supuestos nexos con las AUC en la Corte. Fue la abogada de Enilce López, ‘la gata’, condenada por vínculos con ‘paras’, lavado de activos y homicidio.

Andrés García Zuccardi, senador de la U, busca la reelección. Es hijo de Piedad Zuccardi, quien afronta un juicio por parapolítica. Su padre es el exsenador Juan José García, quien fue condenado por peculado por apropiación. Sobrino además del exsenador Álvaro ‘ el gordo’ García, condenado por vínculos con paramilitares y la masacre de Macayepo, Bolívar.

Libio García, senador liberal que aspira a repetir. Tiene una indagación en la Corte Suprema por supuestos nexos con grupos paramilitares en la Costa Atlántica.

Nora García Burgos, senadora conservadora, aspira a ser reelegida. Tiene una investigación preliminar en la Corte por supuestos nexos con alias Ernesto Báez y Julián Bolívar, comandantes del Bloque Central Bolívar de las AUC.

Richard Aguilar, Cambio Radical. El exgobernador de Santander aspira a ocupar la curul de su hermano, el senador Mauricio Aguilar. Es hijo del exoficial de la Policía y exgobernador Hugo Aguilar, condenado por sus relaciones con el Bloque Central Bolívar de las AUC.

Yamina Pestana Rojas, conservadora, quiere repetir como senadora. Es hermana de Pedro Pestana, condenado en el proceso de la parapolítica. La Procuraduría le abrió una investigación disciplinaria el mes pasado por presunto desvío de recursos -$7000 millones- de la EPS indígena Manexca a su campaña en el año 2014.

Juliana Escalante García, candidata al Senado de Cambio Radical. Es hija de la senadora de Opción Ciudadana Teresita García Romero, quien heredó el grupo político de su hermano Álvaro ‘el gordo’ García, preso por parapolítica, en Sucre.

Olga Lucía Suárez Mira, senadora conservadora, quiere reelegirse. Es hermana del exsenador Óscar Suárez Mira, quien fue condenado por vínculos con las AUC. Tiene una investigación en la Corte Suprema por supuestos nexos con paramilitares.

Daniel Garcés Carabalí, candidato a la Cámara Afro por Suma. Es sobrino del exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra, condenado por la Corte por nexos con grupos paramilitares. Ya cumplió su pena.

José Alfredo Gnecco, senador de la U, busca la reelección. Forma parte del clan Gnecco. Su padre, el gobernador del Cesar, Lucas Gnecco, fue condenado por relaciones con paramilitares.

Wadith Manzur, conservador, aspira a la Cámara en Córdoba. Es hijo del exsenador Julio Manzur, quien enfrenta un juicio por parapolítica y denunció sobornos en el escándalo del ‘cartel de la toga’.

Sergio Araújo Castro, Centro Democrático, quiere llegar al Senado. Hermano del exsenador Álvaro Araújo Castro y primo del exgobernador del Cesar Hernando Molina Araújo, condenados por parapolítica. Su padre, Álvaro Araujo Noguera, fue investigado por supuestos nexos con el jefe de las AUC, Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40.

Fawzi Muvdi Anillo, Partido de la U. Aspira a la Cámara de Representantes. Hijo del exsenador Pedro Muvdi Arangüena, condenado por relaciones con los paramilitares.

Aspirante a la Cámara de Representantes por el Partido Liberal. Es hijo y heredero de la estructura política del excongresista liberal Pedro Muvdi Arangüena, condenado por nexos con grupos paramilitares.

José Pinedo Campo, Cambio Radical, aspira a la Cámara por el Magdalena. Es hijo de Miguel Pinedo Vidal, quien fue condenado por vínculos con las AUC.

Carlos Mario Farelo, Cambio Radical. Aspirante a la Cámara por el Magdalena. Su madre, Zunilda Daza, a quien la Fiscalía señaló de haber firmado el llamado ‘Pacto de Chivolo’, con el jefe paramilitar Jorge 40.
Franklin Lozano, Opción Ciudadana. Va por la Cámara en el Magdalena. Hijo del político Franklin Lozano Andrade, condenado por relaciones con grupos paramilitares.

Jaime Serrano, liberal, quiere seguir en la Cámara en el Magdalena. Tiene varias investigaciones por financiación de grupos de las AUC y fraude procesal.

Kelyn Johana González Duarte, liberal, aspira a ser reelegida en la Cámara por el Magdalena. Esposa del exrepresentante Rodrigo Roncallo, condenado por firmar el ‘Pacto de Chivolo’.

Luis Emilio Tovar, Centro Democrático, aspira a la Cámara por Arauca. Heredero político del exgobernador Julio Acosta, condenado por recibir financiación de los ‘paras’.

Lea también: ¿Habrá renovación política en el Congreso? Listas demuestran lo contrario

‘Cartel de la toga’

En las listas de aspirantes a Senado y Cámara se encuentran congresistas investigados por el escándalo de pagos a magistrados y exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia.

También figuran familiares que ahora aspiran a quedarse con las curules que ocupaban hermanos o tíos.

Argenis Velásquez, liberal, representante a la Cámara de Putumayo. Busca reelegirse. Investigada por la Procuraduría. La Corte le abrió investigación por supuestamente haber pagado para frenar un proceso de corrupción en su contra.

Nilton Córdoba, liberal, aspira a reelegirse como representante del Chocó. Fue involucrado en este caso por el exfiscal Gustavo Moreno, quien dijo que el congresista pagó para reversar una investigación por corrupción.

Jhon Besaile Fayad, Partido de la U. Aspira a reemplazar en el Senado a su hermano Musa Besaile, quien está encarcelado por estos pagos, y además vinculado al escándalo de Odebrecht.

Esperanza Andrade, del Partido Conservador, busca ocupar la curul de su hermano Hernán Andrade, vinculado en este escándalo por supuestamente pagar para que lo favorecieran en un proceso que se le seguía por Cajanal.

Laura Fortich, liberal. La esposa de David Asthon, sobrino del senador Álvaro Asthon, a quien aspira a reemplazar. El congresista fue capturado el 10 de diciembre por supuestamente pagar para que lo favorecieran en su proceso de parapolítica. La Corte le abrió indagación por Odebrecht y también por delitos sexuales.

Más cuestionados

En las listas a Congreso también aparecen aspirantes vinculados con políticos investigados por otros hechos de corrupción, especialmente relacionados con contratación.

Entre ellos, los candidatos a la Cámara por Córdoba Erasmo Zuleta Bechara y Sara Piedrahita Lyons, del Partido de la U y del clan ‘Ñoños’.
Lina Barrera busca reelegirse en la Cámara por Santander, heredera del excongresita Iván Díaz Matteus, condenado por la Yidispolítica.

Julio Guerra Sotto, quiere reelegirse al Senado por Opción Ciudadana, hijo del excongresista Julio Guerra Tulena.

Óscar Tulio Lizcano, quiere volver a la Cámara, padre del senador Mauricio Lizcano, salpicado en el ‘cartel de la toga’.

Rafael Escrucería Lorza, liberal, candidato a la Cámara. Hijo del exsenador Samuel Escrucería Manzi, quien perdió su investidura, también nieto de Samuel Alberto Escrucería, quien murió en EE. UU. condenado por narcotráfico.

Fernando Gómez Bacci, Opción Ciudadana. Aspira al Senado. Es hijo del exgobernador de La Guajira ‘Kiko’ Gómez’, condenado por homicidio.

Le puede interesar: De Jorge Iván Ospina a Alejandro Ocampo: los 'agarrones' y secretos de las listas del Valle

VER COMENTARIOS

Otras Noticias