Noticias de Política

Así impactará Odebrecht la campaña presidencial

Marzo 10, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Colprensa
ANI pedirá nulidad del tramo II de la Ruta del Sol adjudicado a Odebrecht

El grupo empresarial brasileño enfrenta una cascada de investigaciones en más de una decena de países por los millonarios sobornos que pagó a funcionarios estatales y terceras personas.

Inició el año preelectoral y el panorama con miras al 2018 es totalmente distinto al de hace unos meses, al menos para quienes se han visto involucrados en el escándalo de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht. Para la muestra: el adiós de uno de los precandidatos que peleaba el aval del Centro Democrático para las presidenciales, Óscar Iván Zuluaga.

A medida que pasan los días se conocen avances en la investigación –que tiene once frentes— y más implicados. Entre los más recientes, los nueve congresistas que, al parecer, tiene en la mira la Corte Suprema de Justicia, entre los que está Iván Duque, también precandidato del Uribismo.

Por todo eso se sigue hablando sobre la posibilidad de que la corrupción sea el tema estrella de las elecciones del 2018. Incluso lo ha dicho el procurador Fernando Carrillo, quien teme que se siga afectando la democracia por el ‘voto castigo’, que debería ir únicamente –dice— a castigar la corrupción.

“La agenda informativa del país ya no la marcan las voladuras de los oleoductos, la toma de pueblos, los secuestros, los lisiados de la guerra sino los atentados contra la democracia protagonizados hoy no por individuos con fusiles al hombro sino con maletines llenos de coimas”, dijo el procurador.

Esa posibilidad también la ven viable analistas como Eugenie Richard, una de las escritoras del libro ‘Manual de estrategias para proyectar las políticas públicas’ y docente de la maestría de Comunicación Política de la Universidad Externado de Colombia. Ella está convencida de que este será el tema electoral.

Lea también: '"En mi Gobierno le fue como a perro en misa": Santos sobre Odebrecht'.

“En el caso colombiano confirma la idea según la cual la corrupción va a ser el gran tema de las elecciones de 2018. Este escándalo llegó al punto que tenemos que reafirmar esa temática como la temática más importante de estas elecciones, y en este sentido ya tenemos ciertos candidatos que predican este tema, que tal vez, se pueden ver beneficiados por este escenario”, dice.

Pero otros, como el director del programa de Ciencias Políticas de La Sabana, Iván Garzón, creen que es realmente prematuro pensar en esto: “Es probable que sea un tema de campaña y que sea importante, pero creo que la agenda del 2018 va a estar muy enfocada en rescatar el tema de la seguridad, el de la implementación del acuerdo y también en el tema económico”.

Sin embargo, las dudas de cómo se empieza a reconfigurar el panorama político y cómo terminará, siguen en aumento.

¿Quemados con Odebrecht?

“Claramente es Óscar Iván Zuluaga. Es posible que gente del Partido Liberal que haya estado cerca de las campañas de Juan Manuel Santos y que haya estado en campañas a Senado en las cuales haya participado Odebrecht –cosa que no se ha sabido— también salga quemada en este proceso. Por ahora el único que es evidentemente quemado es Zuluaga, hablar de los otros es demasiado atrevido e irresponsable”, dice el docente de la Maestría de Comunicación Política de la Universidad Externado, Carlos Arias.

Y es que claramente, si el tema de la corrupción llega a ser o no el principal en las elecciones, por ahora, el golpe ante la opinión pública es muy fuerte, y por ello Iván Garzón coincide un poco: “Hay varias figuras que se daban supuestamente como un hecho que iban a ser precandidatos y que hoy en día están en veremos”.

Tal sería el caso del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, de quien se sabe alista su salida, pero sobre quien la Corte Suprema de Justicia ha pedido la certificación de su calidad de congresista, por denuncias anónimas que lo vinculan, en esa tarea, a acciones ilegales con la multinacional Odebrecht.

Pero también estaría en veremos, o al menos se ve afectado el senador del Centro Democrático Iván Duque, quien fue a la reunión que sostuvo Zuluaga con ‘Duda’ Mendonça en Brasil; abriéndole una ventana de oportunidad mucho más grande a Carlos Holmes –otro de los precandidatos— o a la recién postulada María del Rosario Guerra.

Lea aquí: 'Investigan presunto pago de Odebrecht para afiches de la campaña de Santos en 2010'.

Aunque para Arias, Duque, “fue afectado por el viaje a Brasil con ‘Duda’ Mendonça, pero claramente él no tiene ningún tipo de vínculo porque su campaña al Senado no recibió ni recursos de Odebrecht, ni fue asesorado por el publicista”.

Claro que también falta esperar la decisión final del expresidente Álvaro Uribe, pues aún no se descarta una unión, o una consulta interpartidista, con otros sectores de derecha que, a propósito, están libres del caso Odebrecht, como Alejandro Ordóñez (aunque se le critica su poca gestión investigativa en la Procuraduría) y la excandidata presidencial conservadora Marta Lucía Ramírez.

En contraste están los candidatos que le han apostado desde hace rato a tener como tema principal la lucha contra la corrupción, en donde Jorge Enrique Robledo y Claudia López, han sido los más visibles.

“Creo que es cierto que están dadas las condiciones para que un candidato fuerte reivindique un discurso anticorrupción y que reivindique una actitud antipolítica. Ella tiene esa connotación como la tiene también Fajardo, como de cierto modo la tiene Robledo, sin embargo, yo creo que es por ahora muy prematuro saber cuál va a ser el efecto que va a tener ese tema en la campaña”, considera Garzón, por lo cual no se sabría si beneficia o no el tema a las mencionadas candidaturas.

Igual, como lo señala Eugenie Richard, no la tendrán fácil, pues “la opinión pública empieza a decir: ‘todos están tapados con la misma cobija y no hay uno que se salve’. Eso es muy grave, en el sentido de que no solo afecta a ciertas personas, sino que también profundiza el divorcio que ya existe entre los dirigentes del país y el pueblo y eso se vería en las elecciones con un aumento de la abstención”.

Como paréntesis, en este escenario de lucha contra la corrupción como tema político, cabe resaltar un comentario que hizo el procurador Carrillo frente a los riesgos que se corren de caer en el populismo frente al contexto que se presenta con el escándalo de Odebrecht.

“Lo más riesgoso es creer que lo que nos va rescatar de aquí, de este fango en el que estamos por cuenta de la corrupción que se ha descubierto, superhéroes populistas que van a romper la legitimidad del Estado y que no creen en las instituciones”, dijo este viernes, señalando que no se puede pensar en eliminar los partidos políticos.

Pero también, no se puede dejar de mencionar, que se abre la posibilidad a quienes estaban en segundo plano: “Pensemos por ejemplo el caso de una candidatura de Juan Carlos Pinzón, sería una cosa no descartable en este escenario”, dice Garzón.

Alianzas: ¿Una opción para evadir el escándalo?

Con este escándalo que va en aumento, también toma relevancia la decisión que tome cada partido frente a las alianzas, como por ejemplo la ya mencionada posible consulta interpartidista entre sectores de derecha. De hecho, sin que sean específicamente alianzas, ya hay cambios que se empiezan a denotar con miras a mejorar la imagen frente a los escándalos de corrupción.

Tal es el caso de Cambio Radical que tiene los nombres de Luis Felipe Henao, exministro de vivienda y de Jorge Enrique Vélez, como personajes que llegarían posiblemente a organizar el partido, por supuesto, los dos lejanos de los temas de corrupción.

Lea aquí: '¿Qué funcionarios renunciaron para participar de las elecciones del 2018?'.

Sobre alianzas, dice Garzón: “Lo interesante sería mirar cómo van a afectar a los candidatos de la Unidad Nacional, es decir, de todas maneras tengamos en cuenta que si se sigue creciendo el escándalo en torno a la campaña Santos 2014 pues inmediatamente también va haber un efecto sobre la candidatura o la alianza de Vargas Lleras con el Santismo para el 2018. Eso no se podría descartar, podría ser un efecto que se derive de las pruebas que van apareciendo”.

Aunque esa perspectiva sería la de un alejamiento, según el analista John Mario González, pues ya sea Germán Vargas Lleras quien se lance al ruedo la próxima semana, o cualquier otro candidato de la Unidad Nacional, deberá tomar distancia del presidente Juan Manuel Santos, si no quiere ver naufragar su candidatura antes de tiempo”.

Lo anterior, dice por la falta de gobernabilidad que tiene, y claramente por el escándalo de Odebrecht, el cual ha aumentado ahora por los 400 mil dólares que presuntamente habrían llegado a la campaña del mandatario colombiano por medio de dos millones de carteles publicitarios.

Sobre alianzas, dice González, no se darán antes de la primera vuelta, ni siquiera por parte de los que pregonan como bandera la anticorrupción como Robledo y Claudia López.

Y si de salir del escándalo se trata, González considera que para La U: “el camino que le queda es tratar al menos de posicionar a Juan Carlos Pinzón y sacar una buena votación al Congreso y el Partido liberal lo mismo, finalmente no tienen otro candidato que Humberto de la Calle, todo lo demás es puro relleno”.

Sin embargo, como se dijo, el año preelectoral hasta ahora comienza. La Misión de Observación Electoral ya empezó a trabajar en la vigilancia de las campañas y continuarán las investigaciones sobre los estragos de la multinacional brasileña. Así que, seguramente, el panorama electoral del 2018 seguirá reconfigurándose.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:Centro DemocráticoJuan Manuel SantoseleccionesÓscar iván zuluagacorrupciónodebrecht
Publicidad
Publicidad