politica
María Fernanda Cabal habla sobre los egos dentro del Centro Democrático

María Fernanda Cabal habla sobre los egos dentro del Centro Democrático

Los miembros del Centro Democrático “tienen que entender que para ganar la Presidencia deben tener la grandeza de poner los egos y las arrogancias a un lado, porque tenemos que convocar a esa gran masa (que votó No en el plebiscito), que merece escoger a su candidato”.

Con estas palabras, la representante a la Cámara María Fernanda Cabal les recomendó al senador del Centro Democrático Ernesto Macías y a Alejandro Ordóñez que se midan en sus opiniones, ahora que el CD estudia la posibilidad de formar una coalición con Marta Lucía Ramírez y el exprocurador.

Cabal, que aspira a pasar al Senado, sostuvo que Juan Manuel Santos “destruyó la economía del país” y pidió a los integrantes de su partido en el Valle del Cauca “que logren consensos, a pesar de las diferencias”.

Lea también: Las duras acusaciones de 'Timochenko' contra Rodrigo Lara y Álvaro Uribe

Usted dice que va por el voto de opinión, pero en las redes sociales no la tratan muy bien...

Es que el nivel de odiadores en redes también te mide el nivel de éxito. Dejar de decir las cosas para agradar a la gente hace que las personas desaparezcan del escenario político. Si usted se acomoda a lo que a cada uno le conviene, no está generando posturas serias y no está arriesgando. La ventaja de una personalidad como la mía es que no digo mentiras y al que considere que lo he hecho, lo invito al debate público, civilizado... que salgan los odiadores en gavilla creo que sirve, porque no son capaces de enfrentarme en el debate público de uno a uno, como me pasó con los 76 politólogos de la Universidad de los Andes, que me producen una tristeza en el alma porque cuando uno es científico social y hace investigación seria tiene derecho a cuestionar hechos históricos como el de las Bananeras, que nos lo escribió la izquierda y la gente le creía las mentiras de García Márquez con los tres mil muertos. ¡Así no fue! Pero yo no tengo derecho a cuestionar nada: deberían devolver el cartón ellos, no yo, pero salen en gavilla y eso me enaltece, esa crucifixión me gusta, porque me termina dando la razón.

Se dice que la paz volvió a ser tema de campaña porque la polarización le conviene a la centro derecha...

Lo que pasa es que los que estuvimos en desacuerdo con todo lo que se les entregó a unos bandidos violadores de niñas, secuestradores y desaparecedores de personas nos vimos sometidos a una aplanadora por parte del régimen. Y cuando a usted lo atacan, reacciona, y en esa reactividad se polarizó el país, es cierto, pero el país tiene miedo, no porque le digamos que nos vamos a convertir en un estado castrochavista, sino porque está viendo una realidad en Venezuela mucho más peligrosa, que es la interferencia de Hezbolá allá. Pero además estamos viendo que Juan Manuel Santos destruyó la economía del país: 220.000 nuevos desempleados, la coca desbordada... Se polarizó el país y no fue culpa de los del No, es una reacción de supervivencia, porque a quienes creemos en que la sociedad civilizada se construye sobre principios que no son negociables, nos crucificaron y no estamos de acuerdo con recibir ese trato, y vamos a defenderlos hasta el final.

¿Que el expresidente Obama invite a Santos a trabajar por la paz mundial al término de su mandato no ratifica que afuera hay más reconocimiento a su labor que en el país?

Santos se gastó buena parte del presupuesto que estamos pagando todos los colombianos, además con el IVA del 19 %, haciendo una campaña a su propio ego y a su propia mitomanía, porque vive en una realidad parelela y, como los comunistas, se cree sus propias mentiras. Él hizo un despliegue internacional para ganarse un Nobel, que para mí fue totalmente negociado... Lo de Obama, porque son idénticos, no es la ratificación de un reconocimiento, si no de una farsa compartida, porque lo que él hizo fue aceitarle la maquinaria a Santos, fue un complaciente absoluto.

El senador Macías trinó que Marta Lucía Ramírez y el exprocurador deben ‘pelear’ por la Vicepresidencia, porque el candidato presidencial fijo es Iván Duque. ¿Una forma poco elegante de acercarse a quienes se buscan para una coalición?

Esas actitudes carecen de inteligencia emocional. Tanto la de Macías como la de José Obdulio, no suman sino que restan. El país vivió una elección atípica que para mí fue una experiencia histórica, que fue la del plebiscito, porque usualmente las elecciones son por candidatos que producen emociones, a favor, en contra o nada. Aquí era votar por una promesa, pero la gente siente que es correcto y que no es correcto. Y la gente votó No, sin tamal y sin lechona, mientras teníamos toda la aplanadora del régimen con su propaganda que nos vendía la famosa paz como una panacea… esos que votamos No éramos una confluencia de distintas corrientes cristianas, católicas, sin religión, pero teníamos una escala de valores no negociable. Y pasa que el único partido visible era el Centro Democrático, entonces sus miembros tienen que entender que para ganar la Presidencia deben tener la grandeza de poner los egos y las arrogancias a un lado, porque tenemos que convocar a esa gran masa, que merece escoger a su candidato y por eso defiendo la consulta.

Pero Marta Lucía está inquieta...

Yo le diría que no sienta temor, porque es de las personas más preparadas para manejar este país, y se va a enfrentar con el candidato del CD, que es el que Uribe respalda, y con Alejandro Ordóñez, que era la única voz desde el Estado que se enfrentó al régimen y que tiene un valor civil incalculable. Es que Martha Lucía estuvo en el primer periodo de Uribe, a ella le tocó con (Fernando) Londoño, reorganizar un ejército que estaba desbaratado.

Entonces, ¿cómo solucionar el lío?

José Obdulio y Macías están desconociendo una cantidad de gente que no tenía partido, pero con la cual compartimos valores y tenemos que sumar, porque somos coequiperos, es lo que quiero que entiendan: que lo que trinan resta más que suma, y que Iván Duque ha estado de acuerdo con la consulta, él no ha manifestado lo que dicen ellos, entonces no digan cosas que su propio candidato no ha dicho, esa es la recomendación.

¿Cómo ve las apuestas del CD en el Valle, donde al parecer persisten las distancias entre los grupos de Christian Garcés y Susana Correa?

Les diría que hay que aterrizar las emociones porque hay que generar consensos si queremos sacar más de una curul. Veo a Christian con reconocimiento público, pero hay otros jugadores en ese abanico en Cámara que podrían disputar una segunda y otros le apuestan hasta a una tercera curul. Juéguensela sin disputas. Susana hizo un trabajo desde el Senado y creo que si se logran consensos, a pesar de las diferencias, es mucho lo que gana el CD en el Valle, que no es especialmente fuerte, porque aquí estamos enfrentados a otras maquinarias muy poderosas.

¿Qué opina de la decisión presidencial de devolver los negociadores al país tras los atentados del ELN?

Es una vergüenza porque Santos es un mandatario que no manda. Él solo sirve para destruir al Estado y dejar una sociedad empobrecida y disfrazar todo y ponerle una paloma encima que diga paz. Un presidente debe tener la suficiente estatura para saber que tiene que utilizar su fuerza pública para darle seguridad a sus ciudadanos... Yo me hubiera parado de una vez de la mesa. Ya es hora de que la Fiscalía hubiera judicializado a estos elenos, que muchos están afincados en la academia y en la misma iglesia católica, a través de la teología de la liberación, jugando a esa doble moral de ser defensores de derechos humanos mientras admiten la combinación de las formas de lucha y nos les importa asesinar al que sea, porque ellos creen que son sociedad civil armada y así se lo han vendido al público nacional e internacional.

¿Hay algo que le guste de la implementación de la paz con las Farc?

Lo único bueno es que, para bien o para mal, las cosas son diferentes hoy. Los escenarios son distintos, puede que eso traiga más riesgos o más ventajas, depende de cómo lo maneje el Gobernante de turno. Si las Farc van a dejar de asesinar, esa es una ventaja, pero que no nos echen el cuento de que las disidencias no tienen nada qué ver con ellos, porque en las Farc no existen disidencias. Si van a entrar a la institucionalidad, que empiecen por ganarse la confianza del ciudadano no entregando traperos sucios ni exprimidores de naranja, sino entregando su millonaria fortuna para reparar a sus víctimas; que cambien su actitud.

Yo no le permitiría a un ‘Timochenko’ seguir viajando como si fuera Julio Mario Santodomingo, que es dueño de sus aviones, por cuenta del Estado, a un costo de $18.000 millones. Eso es inmoral y desproporcionado, así no se construye paz. O se queda en Cuba o en Colombia, pero la arrogancia que tienen demuestra que en el fondo no hay un verdadero arrepentimiento.

¿Por qué los colombianos deben votar por María Fernanda Cabal?

Porque he demostrado que tengo como misión de vida acceder al poder para servir. Este país tiene desigualdades demasiado marcadas que me parecen inmorales y se podrían resolver con políticas públicas coherentes. ¿Por qué tenemos que premiar bandidos, en vez de facilitarle a la gente buena que progrese? Este país da posibilidades para todo, pero es un mal diseño institucional el que termina por reventar el deseo del ciudadano de producir para sí mismo, que crezca la empresa privada, no el sector público, que termina generando costos elevadísimos. Tenemos un país quebrado y unos empresarios que ya no dan para pagar más impuestos.

Quiero que la gente confíe en una persona que entiende que hay una obligación moral con los pobres de Colombia, que no comparto que el país se le entregue a siete mil bandidos de las Farc, cuando hay 26 millones de pobres y 12 millones en pobreza extrema.

"Sumemos, no restemos, tenemos la Presidencia enfrente, la oportunidad está ahí y, por supuesto, al que gane la consulta lo acompañaremos"

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by