política

Opinión: No es momento de hacer política

Muchos de los colombianos que hemos sufrido la crueldad de la guerra liderada por las Farc aún no estamos preparados para verlos en nuestras ciudades haciendo política, por lo que considero totalmente desafiante la visita que hizo al Valle Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, con miras a ganar adeptos para su aspiración a la Presidencia de la República.

Hay que tener en cuenta que hasta hace muy poco las Farc llevaban 50 años en las montañas de Colombia haciendo daño: secuestrando, extorsionando, matando, usando armas no convencionales, torturando, desplazando.

Y aunque tomaron la decisión de dejar las armas y dicen estar dispuestos a cumplir con las obligaciones ciudadanas, no hay ningún hecho que lo demuestre: no han dicho la verdad, no han rendido cuentas ante la justicia, no han reparado a las víctimas y en muchos lugares incluso se han rearmado.

El proceso de transición a la vida civil no es un boleto directo al Congreso ni a la Presidencia de la República. La construcción de confianza es lenta, porque el dolor que las Farc ocasionaron fue enorme.

Me preocupa la violencia que las visitas de los excomandantes de las Farc están generando y más aún que irresponsablemente piensen que se trata de “linchamientos orquestados por los guerreristas y la oposición política”. Los exguerrilleros no pueden llegar a las ciudades sin que haya una previa preparación. Por experiencia personal alcanzo a dimensionar la magnitud del impacto que ocasiona a quienes perdieron a sus hijos, padres y seres queridos tenerlos frente a frente y escucharlos.

La reconciliación no es un proceso fácil, no se da de la noche a la mañana, no se impone, se construye. Este no era el momento para que los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad participaran en política. Era el momento para que ellos mostraran arrepentimiento, acatamiento y respeto a la Constitución y a la ley; y de demostrar con hechos su proceso de transformación.

El Estado debería estar propiciando estos espacios de acercamiento, participación, aceptación y reconciliación, cómo quedó establecido en el marco del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición del Acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Mi mensaje es que se dé un compás de espera y se implemente el Acuerdo como quedó establecido, sin saltarse los pasos. Primero las Farc deben decir toda la verdad, rendir cuentas ante la Justicia, cumplir con las sanciones, reparar a las víctimas y establecer las Garantías de No Repetición. Para que esto se dé, es necesario que el Sistema esté funcionando, por consiguiente los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad deberían esperar para participar en política.

* Hermana de uno de los diputados asesinados por las Farc.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by