proceso de paz

Farc entregarían 1.000 armas en los próximos días: ONU

La Misión de la ONU en Colombia ya ha registrado el 85 % de las cerca de 7000 armas que tienen las Farc en su poder y que deberán dejar antes de su reinserción.

Así lo explicó ayer el enviado especial del secretario general del organismo, Jean Arnault, quien reconoció que el inicio del proceso de registro tardó “un par de días” más de lo previsto, debido a las “condiciones climáticas” y se ha llevado a cabo en las 26 zonas veredales en las que se encuentran reunidos los guerrilleros.

También indicó que, tras el registro, comenzará el proceso de almacenamiento gradual de las armas en contenedores bajo observación de Naciones Unidas y recordó que el pasado 1 de marzo se hizo la primera “entrega simbólica” de 150 armas de miembros de las Farc que integran el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV) del cese el fuego en el que igualmente hay observadores de la ONU y de la Fuerza Pública.

Según indicó, ya han sido identificados artefactos bélicos nuevos, cortos, largos y de acompañamiento, es decir de alto calibre y esta semana el proceso continuará con la entrega de entre 350 y 400 armas de personas pertenecientes al grupo subversivo que van a salir de las zonas veredales para dedicarse a “temas relacionados con el proceso de paz”.


Lea aquí: 'Farc entregarán listado completo de sus integrantes esta semana: Mininterior'.

“Básicamente estamos haciendo preparaciones para recibir a la mayor brevedad unas mil armas en contenedores de la ONU”, subrayó Arnault.
Sobre la llegada de observadores de Naciones Unidas a las 26 zonas veredales, el jefe de la Misión del organismo dijo que todavía no han accedido a tres de ellas, como la de Caño Indio, en Tibú, Norte de Santander, por problemas de seguridad.

En los otros dos casos, cuyos nombres no entregó, la ausencia se debe a la falta de infraestructura, al no contar con todas las sedes locales operativas.

En referencia a la diferencia de las armas que calculan tienen las Farc frente a la estimación de 14.000 que hizo el Gobierno, Arnault afirmó que “restan dos meses y medio de recuperación de armas”, por lo que será necesario “esperar un poco para el juicio” completo.
El último paso de la Misión de la ONU será recuperar las armas que se encuentran en diferentes “caletas” por el país, un proceso que calificó como “muy complejo”.

“Son múltiples, decenas de caletas en zonas de difícil o muy difícil acceso y nos vamos a tomar un tiempo para lograr la recolección y traslado a contenedores de la ONU”, agregó el funcionario, quien indicó que por esa razón en los próximo días se va acordar con la guerrilla y el Gobierno un cronograma de recolección y traslado de armas a los 26 campamentos.

Informe al Secretario General

Arnault explicó que, pese a las dudas y expectativas que genera este proceso de paz, en su informe trimestral al Secretario General del organismo se destaca la reunión del pasado fin de semana en Cartagena, donde las partes acordaron agilizar la implementación en frentes como la adecuación de las zonas veredales, que deben estar listas el mes entrante; así como en la salud y la seguridad, “que han enrarecido el clima”.

“En el informe al Secretario General consignamos que estamos frente a un proceso difícil de implementación por tres razones: en Colombia el traslado de la negociación a implementación es muy complejo.

Vea aquí: 'Así 'descontaminan' Vista Hermosa, el pueblo más afectado por las minas en Colombia'.

Colombia está en una situación difícil por los asesinatos de líderes sociales en zonas de conflicto donde antes estaban las Farc y donde impera la economía ilegal, y por el proceso electoral”, explicó Arnault.
Aún así, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia expresó que este proceso de paz tiene dos “activos fundamentales” que lo hacen viable: “Nuestra convicción de que ambas partes están empeñadas en hacer todo lo posible por cumplir este acuerdo en los tiempos acordados, y que existe un muy alto nivel de respaldo nacional al no regreso de la violencia”.

Arnault aseguró que las caletas en donde se guardan las armas “están en lugares reservados por seguridad”, y que el ‘Día D+180’, que es cuando debe finalizar ese proceso, continúa.

“Se mantiene el trabajo intenso de ambas partes para cumplir con el compromiso formal de la entrega de armas”, concluyó el funcionario.


VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by