proceso de paz

¿Hay divisiones ideológicas al interior del naciente partido de las Farc?

Las Farc dieron un nuevo paso, el que representa quizás uno de los objetivos principales de los diálogos de paz: la construcción de su partido político. Bajo sus mismas siglas, pero ahora como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, construirán la plataforma que reunirá las ideas por las que se alzaron en armas, para ingresar al sistema político colombiano.

Las bases del camino que hasta ahora empiezan a transitar las definieron la semana pasada en Bogotá, en donde con 1200 delegados de la organización, incluyendo sus máximos líderes, realizaron ejercicios democráticos para definir cómo y bajo qué premisas actuarán.

Lo que sigue no será fácil, y ellos lo reconocen, pero creen que empezaron con el pie derecho, como lo dijo Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, en la instalación del Congreso Nacional: “Superamos en lo fundamental el obstáculo de la guerra, celebramos este Congreso públicamente y en la capital del país, una victoria real impensable.
Tenemos por delante grandes retos y múltiples dificultades”.
Pero ¿cuál será el pilar de la organización política? En todo partido hay diferencias y la Farc no es la excepción.

La diferencia con los partidos tradicionales y la Farc es que el colectivismo estará por encima de todo, no habrá caudillismo, ni habrá un “jefe del partido”.

Henry Acosta, facilitador en los diálogos en La Habana, habla sobre algunos de los dirigentes elegidos en el Congreso de los 1200 delegados.
Además, explica que eran una minoría los dirigentes de la organización que estaban proponiendo un partido marxista-leninista, un partido de clase y por la toma del poder para la búsqueda de un país más socialista.
Según él, la mayoría, los miembros del Secretariado y del Estado Mayor lo que quieren es “un partido popular, que busque la equidad, la justicia social, la calidad económica y social”.

De todas formas, dijo Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, que el paso al partido político en la legalidad “no significa que renunciemos de algún modo a nuestros fundamentos ideológicos o proyecto de sociedad”.

Quién es quién

Pero, ¿hay líneas radicales? Acosta dice que ‘Jesús Santrich’ “es tal vez el hombre con la posición más radical. Es historiador graduado de una de las universidades del norte del país. De carácter fuerte, pero también al que le cabe todo el acuerdo final en la cabeza”.

Santrich, quien fue conocido por criticar cada punto del acuerdo, fue el designado para cerrar el mismo, agrega Acosta, y es de los que cree que el partido debería ser marxista-leninista. Mientras ‘Iván Márquez’, uno de los miembros más políticos de la exguerrilla —de hecho hizo parte de la Cámara de Representantes—, es de los que tiene la posición de buscar el socialismo.

Pablo Catatumbo, caleño con unos cuantos años de bachillerato, que está hace 45 años en la organización, va con el marxismo-leninismo pero se caracteriza por ser pragmático: “Es de los que dice, ‘lo que se viene es una lucha porque este país sea más equitativo y aquí lo que hay que buscar es un capitalismo más justo y menos caudillista, de visión colectiva’”.

Pastor Alape, sería de un perfil muy parecido a Catatumbo. Sin educación superior es el miembro más antiguo, después de Rodrigo Londoño, en el secretariado. Mientras que Carlos Antonio Lozada estuvo en la universidad algunos años, y lo define como un hombre pragmático, pausado, “en mi opinión, de todos los del secretariado, el más organizado, el que está más listo para trasladarse a la vida civil”.

Y agrega: “Victoria Sandino es profesional, periodista formada y fue comandante de columna y es una defensora de la mujer, del sexo femenino, del género, con una posición muy pragmática de que el nuevo partido debe ser un partido que defienda la equidad y la justicia social”.

De todas formas, la línea de cada uno de ellos se irá conociendo poco a poco. Esto hasta ahora empieza, y pese a que concluyó el Congreso fundacional, las preguntas continúan y al parecer solo el tiempo las irá resolviendo.

Las listas y sus candidatos

Aunque las Farc emplearon cinco días para tomar decisiones respecto a la colectividad, sus candidatos y la construcción de las listas al Congreso quedaron entre los pendientes que resolverá la Dirección Nacional del nuevo partido.

Según lo dicho por Pablo Catatumbo y Carlos Antonio Lozada, la Dirección entrará a definir los candidatos, pero harían consultas con los militantes de la colectividad para terminar de elegirlos, en especial para los que irán en las cinco curules que ya tienen aseguradas en la Cámara de Representantes.

Lo que hay por ahora, afirmaron, son aspirantes a ocupar esas curules y entre ellos están: Iván Márquez, Pastor Alape, Carlos Antonio Lozada, Pablo Catatumbo, Victoria Sandino, Andrés París, Joaquín Gómez, Jesús Santrich.

Las consultas, irían en línea con lo dicho por Rodrigo Granda, quien aseguró recientemente que la democracia ha sido un pilar constante en las Farc. Incluso se atrevió a decir que “ni los griegos tuvieron ese tipo de democracia”.

“Nosotros siempre fuimos democráticos en el monte. Lo que pasa es que teníamos guerrilleros que eran grandes peleadores, disciplinados. Pero tenían unos ideales, además del Partido Comunista”.

El nombre

Pese a las constantes críticas, se optó por mantener el histórico Farc. Fueron 628 votos en favor de dicha opción, y solo 264 votos en favor de ‘Nueva Colombia’, el nombre que promovió Timochenko en Twitter.

La mayoría de los delegados querían que se siguieran llamando Farc- EP, decían internamente ‘bueno el Estado ya nos quitó las armas y ahora también nos va a quitar el nombre. No vamos a soportar eso’

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by