valle

Cultivadores de coca en Calima - El Darién aceptaron la sustitución voluntaria

La sustitución de cultivos de uso ilícito está llegando a las comunidades campesinas. Esta vez, la Gobernación del Valle, a través de la Secretaría de Paz, inicio el proceso para que de manera voluntaria los cultivadores de coca de Calima - El Darién abandonen esta práctica por cultivos de pancoger y los proyectos productivos.

"La mano de obra de los paneleros disminuyó cuando llegaron los cultivos de coca, lo cual para nosotros fue muy catastrófico, inclusive aún los procesos de hacer panela disminuyeron un 50 % porque no hay mano de obra colectiva para poder trabajar", dijo Katerine Zuñiga, productora de un trapiche panelero, en la zona de Río Bravo.

La sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito hace parte de la implementación del punto 4 del Acuerdo de Paz, que establece la solución al problema de las drogas ilícitas.

El secretario de Paz, Fabio Cardozo, dijo que "este proceso le permite otras opciones a la comunidad, como rehacer sus vidas, recobrar plenos derechos y que el Estado llegue a generar condiciones que favorezcan el desarrollo y crecimiento".

Lea también: Tumaco, entre cultivos de coca, muertes, grupos armados ilegales y miedo

El funcionario añadió que "en Calima - El Darien había tensión porque se iba a realizar erradicación, pero mediante la intervención de la Gobernación del Valle se logró acordar con las comunidades un emprendimiento para un proceso de sustitución. Este proceso va bien y se va a suscribir el acuerdo".

En El Dovio y Bolívar, 891 familias campesinas se acogieron al programa. Ahora continúa el municipio de Dagua.

VER COMENTARIOS

  Continúa Leyendo




Powered by