Valle

"Las regalías se politizaron en Buenaventura"

Marzo 05, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Alexander Micolta

Alexander Micolta, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura.

El País.com.co

En los últimos días Buenaventura ha sido noticia por los problemas en el suministro de agua para sus habitantes y por las irregularidades encontradas por la Contraloría General de la República en el uso de los recursos de las regalías (dineros que provienen de la explotación minero-energética)
Alexander Micolta, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura, habla de esta situación y dice que no todo es responsabilidad del Distrito y que parte de la problemática recae en el Gobierno Nacional.


¿Por qué se siguen presentando tantas irregularidades en el desarrollo de las obras en el puerto?

Considero que uno de los problemas es que no hay un buen seguimiento y control a las obras y las interventorías, que juegan un papel importante, no tienen buen desempeño. Debemos empoderarnos más con los temas de veedurías ciudadanas y que estas sean muy técnicas. Pero esto tiene unos costos y como Cámara de Comercio hemos invitado a los empresarios a promover esto, sin resultados.

¿Pero qué papel han jugado las interventorías. Por ejemplo, en el Acuaparque se entregó el 90 % del dinero y la obra tiene 5 % de avance?
Las interventorías no están funcionando, en reuniones que hemos tenido con entidades del orden local y nacional hemos planteado esto, porque es claro que se ven amaños entre el contratista y las interventorías.

Pero esto nos muestra también que hay deficiencias en los procesos licitatorios de esas interventorías, unido a los problemas de los proyectos mal estructurados.

Las obras siempre tienen unos imprevistos, pero estamos viendo en los proyectos trascendentales como: el acueducto, el Sena, el Megacolegio de San Antonio, que los diseños quedaron mal estructurados. Eso nos tiene con mucha preocupación.

¿Quiénes son los responsables?
Debido a que Buenaventura tenía la confianza minada por parte del Gobierno Nacional se dispuso hacer algunas obras, a través de Findeter y Fonade, pero lo que vemos es que las obras estructuradas por ellos también tienen problemas. Por lo tanto, no puede ser señalado de que solo Buenaventura es el causante de estos inconvenientes. Hay una responsabilidad del Gobierno Nacional frente a esta situación, por ejemplo, quién responderá por los atrasos de Megacolegio de San Antonio y de las obras del Sena que según entiendo requiere $15.000 millones, casi el 50 % más del presupuesto inicial. Dónde están los órganos de control o las pólizas de seguros.

Otra obra como el polideportivo de la Independencia, que estuvo a cargo de Fonade, se entregó pero tiene deficiencias en los desagües. El Malecón ha tenido muchos atrasos e imprevistos y está al frente Findeter.

En los últimos días Buenaventura no ha tenido agua. El Gobierno hace 2 años diseñó un plan de choque para avanzar en este tema, ¿en qué va eso?

Ese plan estableció 4 obras que iban a permitir que Buenaventura tuviera continuidad del servicio de acueducto: las plantas de Escalerete y Venecia, un tanque de almacenamiento y la nueva tubería de 27 pulgadas. Todas tuvieron retrasos. Ahora nos dicen que en mayo se entregarán las obras de la planta de Venecia y en junio las de Escalerete. Son muy importantes porque permitirán que cuando haya turbiedad en la bocatoma no se limite el servicio. Pero lo que es la obra de infraestructura para la tubería de 27 pulgadas tiene muchas dificultades y no avanza.

Ese plan de choque se complementa con el Plan Maestro de Acueducto que prioriza 42 proyectos, pero hoy solo están contemplados 7, a través del plan ‘Todos somos Pazcífico’, obras que costarían US$80 millones

¿Es una buena solución que el operador del acueducto, Hidropacífico, ceda el contrato?
En el tema del servicio de agua en Buenaventura tiene responsabilidad la Sociedad de Acueducto y Alcantarillado y del operador que es Hidropacífico. Si la primera no hace las inversiones, el operador no puede mantener su trabajo, hay incumplimientos de las dos partes. Creo que hay responsabilidad de todos, por ejemplo, cuál ha sido el papel de la Superintendencia de Servicios.

Entregar o cancelar el contrato con el operador Hidropacífico no es fácil, hay cláusulas que lo blindan. En el 2014 el Gobierno Nacional ordenó revisar ese contrato para buscar una salida y ¿qué pasó?, no ha pasado nada. Además se contrató un estudio para mirar alternativas y no se han dado a conocer.

¿ En todas estas problemáticas, irregularidades en las regalías o el eterno problema del agua, tienen responsabilidad las administraciones locales?
Total. La Cámara de Comercio y los gremios han querido participar en instancias como los órganos administrativos que aprueban los proyectos de las regalías, para acompañarlos en la estructuración, pero no ha sido posible.

Eso lo hace el Distrito y la Gobernación y los gremios hemos estado al margen de esto.

Las regalías se han usado en proyectos básicos, recuperación de malla vial, polideportivos, reparación de escuelas, cuando siempre hemos dicho que esos dineros eran para obras de impacto.

Para mí, esos recursos se politizaron y no generan el impacto esperado. Así lo dice la Contraloría que acaba de hacer advertencias por las irregularidades del Acuaparque, las demoras del Malecón. Además, en esas obritas pequeñitas de recuperación de vías o escuelitas nadie rinde informes, pero hay muchos problemas y no veo qué resultados han tenido.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Hoy: buenaventura
Publicidad
Publicidad
Publicidad