Vehículos

Repuestos de segunda, un riesgo innecesario

Agosto 25, 2017 - 03:40 p.m. Por:
Álvaro Mejía G. - Especial para El País
Repuestos de segunda, riesgo innecesario

Acudir al concesionario de la marca es lo ideal para comprar una parte de recambio y evitar caer en redes de repuestos robados.

Fotolia / El País

De acuerdo a las estadísticas difundidas recientemente por Tulio Zuluaga, presidente de Asopartes, el mercado ilegal de autopartes robadas y de contrabando en Colombia les dejó a los delincuentes dedicados a estos dos delitos una ‘facturación’ superior, léase bien, a los 3 mil millones de dólares durante los 12 meses del año pasado.
Según Zuluaga, lo peor de todo es que el inventario de partes de este ilícito negocio proviene del 75% del total de vehículos robados en el 2016 a nivel nacional, que superó la increíble cifra de 35.000 unidades entre automóviles y motos.

De esta manera, los colombianos que adquieren partes robadas o de contrabando, por ahorrarse unos miles de pesos, contribuyen a llenar las arcas de unos pocos y peligrosos maleantes patrocinadores de los jaladores y atracadores que muchas veces recurren a la violencia para robarse un vehículo.

Lo más grave de todo es que sin darse cuenta, las personas compradoras de partes de autos ‘deshuesados’ ponen en riesgo la vida de sus seres queridos y la suya propia, al instalar repuestos con materiales fatigados por el tiempo que no ofrecen confiabilidad alguna.
Algo parecido ocurre con aquellos conductores que adquieren partes de contrabando marca ‘gato’, cuya única garantía es el bajo precio, siempre acorde a la calidad.

Por estas razones de seguridad, mera tranquilidad, y para no servir como ‘tontos útiles’ de los inescrupulosos y oscuros personajes dedicados a vender repuestos robados o importados ilegalmente, lo ideal y recomendado a la hora de comprar una parte de recambio, es acudir al concesionario de la marca. O a un importador oficial de repuestos de origen reconocido a nivel mundial.

Si bien es cierto que las distintas casas constructoras de autos no producen buena parte de los repuestos comercializados con su respectivo logotipo (pastillas de freno, rines, embrague y sistemas electrónicos, entre muchas otras), también es cierto que dichos fabricantes ejercen un estricto control de calidad sobre todas y cada una de las piezas fabricadas por sus distintos proveedores.

Esta detallada y permanente supervisión es un verdadero ‘filtro’, superado solo por unos pocos proveedores que disponen de tecnología de punta, avanzados laboratorios de pruebas y personal altamente calificado.

Hay una gran y definitiva diferencia entre una parte de recambio original o de marca reconocida, y una de dudosa procedencia: la confiabilidad, larga vida útil y tranquilidad que solo ofrecen las partes de origen conocido.


Este ejemplo de la industria automotriz que opta por pagar más por una pieza de calidad certificada en vez de incrementar sus utilidades instalando partes de bajo precio y calidad, debe ser seguido por todos los propietarios de vehículos. Porque un repuesto de marca reconocida garantiza la confiabilidad mecánica que se traduce en seguridad y tranquilidad para el propietario del coche.

En todo caso, recuerde que el viejo y sabio dicho de que ‘lo barato, sale caro’ aplica de manera especial para los compradores de partes de recambio para vehículos.

La seguridad prima ante todo.

Sea responsable

El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, advirtió al inicio del año que las autoridades nacionales deben capturar a las personas que compren partes robadas de automóviles y motocicletas. Para el Fiscal, estas personas también estarían incurriendo en un delito dentro de la cadena del hurto, en tanto que la conducta ciudadana de adquirir estas partes, estaría favoreciendo dicho proceder.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:seguridadvehículosrepuestos
Publicidad
Publicidad