américa de cali

"Estoy ansioso por llegar a trabajar": Ricardo 'Gato' Pérez, nuevo presidente del América

Ricardo el ‘Gato’ Pérez (Bogotá, 1973) llegará este viernes a Cali para asumir como presidente ejecutivo del América. El exfutbolista, que vistió la casaca roja entre 1994 y 1996, y luego en 1998, le aseguró a El País que está motivado y ansioso por comenzar a trabajar.

Sus estudios en el fútbol y la experiencia en Fortaleza de Bogotá —equipo con el que, siendo presidente, logró dos ascensos entre 2011 y 2017— y en Bucaramanga, donde fue gerente administrativo hasta hace poco, son sus cartas de presentación para llegar a la institución escarlata, que tras el fracaso del primer semestre buscará levantar vuelo.

Sus retos en América...
Yo no hablo de retos, hablo de oportunidades, y veo muchas para seguir escribiendo la historia del América. Pienso que es importante que el equipo esté en la A y nos toca ahora trabajar para que el club siempre esté en las finales.

¿Qué oportunidades ha visto?
América está en mi corazón, tuve la oportunidad de vestir esa camiseta como jugador y hacer muchos goles, y sé lo que significa el equipo para la ciudad y para Colombia. Está la opción de trabajar en las divisiones menores y, por qué no, sacar al equipo campeón. También está la ‘espinita’ de llegar a futuro a una Copa Libertadores.

¿Qué le puede aportar al club desde su experiencia?
Precisamente eso, experiencia. Trabajé en un equipo pequeño como Fortaleza, con el cual se obtuvieron logros importantes como dos ascensos (2013 y 2015) y también se cometieron errores, porque no nos mantuvimos en la A. En Bucaramanga también se hicieron cosas buenas y se tuvieron errores, de los cuales he aprendido.
Puedo aportar esa experiencia, ese conocimiento y las ganas de trabajar. Para alcanzar el éxito hay que fracasar muchas veces y Ricardo Pérez ha fracasado en ciertos temas de los que ha aprendido. Esperemos conseguir el éxito a mediano y a largo plazo con esta institución. Medio corazón lo tengo con América y quiero trabajar para sacar esto adelante.

¿Cómo armar un equipo de peso para el segundo semestre?
De eso no puedo hablar tan a fondo aún porque no he llegado a Cali y no he podido revisar con profundidad todos los aspectos. En una semana mi respuesta sería más precisa.

¿Qué piensa del proyecto del club con los técnicos portugueses?
No los conozco, pero ganaron partidos importantes. Sé que hicieron un buen trabajo y se alcanzó a ver un equipo que terminó jugando mejor que antes de la salida del ‘profe’ Jorge Da Silva. Al equipo le faltaba la ‘gotica’ de esa identidad característica de América, esto no es de hablar mal de nadie, sino de mirar esas oportunidades que hay para mejorar.
Entonces lo que quiero es llegar y empaparme bien de todo y plantear a la junta directiva unas soluciones en este corto plazo porque ya hay una nómina armada y tenemos poco espacio de manejo y de cambios, para así poder hacer lo que llamaría yo, con respeto, un semestre de transición para poder empezar de ‘cero’, por así decirlo, en enero del 2019.

Uno de sus objetivos es potenciar las divisiones menores...
Esa parte me interesa mucho, porque en mis inicios trabajé con jugadores de las canteras que se fueron formando y hoy en día están en el fútbol colombiano.
Esa experiencia la puedo poner al servicio del América. Sé la materia prima que hay en el Valle del Cauca. Queremos, con el apoyo de ustedes (la prensa) y los hinchas, darles la oportunidad a estos muchachos. No es que no vayamos a exigirles, sino que les queremos dar el tiempo que se demora el proceso para que un muchacho nos de frutos. Es un proceso en el que América se beneficiará en lo deportivo y lo administrativo.

O sea que la prioridad será más trabajar en la cantera que contratar refuerzos...
No, no hay que malinterpretar. El fútbol es un equilibrio entre los jugadores de la cantera, los futbolistas ya formados que están en el club y el apoyo de los refuerzos. Todo esto para que haya un balance necesario.

¿No le dio temor aceptar un cargo tan complicado?
No, no me da temor. Tengo es como esos nervios que le daban a uno cuando iba a empezar a jugar un partido, pero que se desaparecían cuando entrabas a la cancha. Estoy ansioso por llegar a trabajar rápido para hacer las cosas bien y aportar mi experiencia.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by