cali
¿Cómo es convivir con el alcalde Maurice Armitage? Su esposa nos lo contó

¿Cómo es convivir con el alcalde Maurice Armitage? Su esposa nos lo contó

Han pasado un poco más de tres años desde que Maurice Armitage asumió como alcalde de Cali y desde esa fecha es la primera vez que Patricia Tello Dorronsoro, su esposa, concede una entrevista a los medios.

Durante este tiempo conservó un perfil discreto como Primera Dama del Municipio, desde donde impulsa el proyecto ‘Mi Cali Bonita’ que busca la recuperación de espacios emblemáticos de la ciudad como el río Cali, el monumento a Sebastián de Belalcázar, el Parque del Acueducto y la renovación de la Avenida Sexta.

Es una obsesionada con el ornato de Cali y la estética en todos sus niveles y eso lo pudo plasmar en el concepto del pasado alumbrado donde dejó su impronta. Patricia Tello es una mujer directa, que expresa sus ideas sin rodeos y que es consciente de que a pesar de que no estuvo de acuerdo con que esposo se lanzara a la Alcaldía “no le podía cortar las alas al hombre del que me enamoré por su vuelo”.

Doña Patricia, cuéntele a los caleños ¿quién es usted?, ¿cómo se define como ser humano?


Soy ante todo una mujer muy entregada a mi familia, que le gusta estar tranquila en la casa. Con Maurice vamos a cumplir 50 años de matrimonio, había querido tener mucha tranquilidad en esta etapa de nuestras vidas pero el trabajo de Maurice en estos últimos tres años ha sido muy fuerte.

Lea también: ¿El 2019 , el año clave de Armitage?, balance y proyecciones de su Secretaria de Gobierno

“Maurice es una persona que tiene mucha energía y que tiene su sentido más lucido en las primeras horas de la mañana. Para liberar corriente se monta en su moto para recorrer el campo, eso lo libera mucho, eso lo carga”.

Si usted fuera alcaldesa de Cali, ¿cual sería su primer acto de gobierno?

(Ríe). A la gente lo único que le duele un poquito es que le toquen el bolsillo y le exigiría a todas las personas que tienen predios que lo tuvieran en buenas condiciones, que los poden, los pinten y los organicen y sino que los multen. Segundo, el problema de la movilidad de Cali es complicado porque no hay vías y cada día venden más carros, pensaría mucho en eso. Esa es una de las cosas que más preocupa a Maurice.

El Alcalde es impetuoso en la Alcaldía, ¿es así también en la casa?

Maurice es una persona súper activa y comprometida en sus cosas, de una energía anormal. Si es así a los 74 años, imagínese cómo era a los 26. Pero también tiene una cualidad y es que cuando llega a la casa deja afuera los problemas y se llena de paz. Por eso el tema de la Alcaldía no se toca, a no ser que sea algo extraordinario.

¿Qué es lo que más le preocupa de Cali?

Su ornato, ha sido una mortificación desde hace mucho tiempo, por eso nació el proyecto ‘Mi Cali bonita’. Yo pensaba que al segundo día de ser Maurice alcalde podíamos salir a limpiar y recuperar el río Cali, pero fue una gran mortificación porque al hacer el recorrido vimos que estaba perdido y por eso mi prioridad es volver a Cali una ciudad como la que yo viví. Ha sido también un trabajo grande el de recuperar los parques y hasta la fecha hemos intervenido, junto con la comunidad 270 parques barriales.

¿Entre esos parques está el del Acueducto y el mirador de Sebastián de Belalcázar?


Sí. El parque del Acueducto es muy importante, tiene 22 hectáreas, es una belleza, pero estaba en manos de consumidores de droga, la inseguridad había que combatirla y estamos tratando de recuperarlo. En el parque del Acueducto hemos gestionado $3000 millones para hacer la primera etapa del proyecto.

En el tema de la recuperación de Cristo Rey iniciamos con mucho empuje pero las talanqueras que se han aparecido en el camino han complicado el querer hacer las cosas.

La recuperación del mirador de Cristo Rey también es otro de sus propósitos...

No me ponga a hablar de eso porque me jalo el pelo (ríe). En cuanto a la recuperación de Cristo Rey iniciamos con mucho empuje pero las talanqueras que se han aparecido en el camino han complicado el querer hacer las cosas. Se hicieron unos diseños previos pero estaban incompletos y no se podían iniciar ni siquiera las labores de adecuación del entorno. Yo sueño con recuperar los hitos urbanos de Cali, es una obsesión para mí.

Entonces, finalmente ¿qué pasó con la recuperación de Cristo Rey?


Estamos terminando el estudio ambiental del Dagma para finalmente completar los diseños. Eso lo arrancamos ya. Vamos a dejar todo organizado para que el próximo Alcalde lo pueda ejecutar.

Otro proyecto que usted está impulsando es el de la renovación de la Avenida Sexta, los diseños están muy avanzados...

Ese fue un tema priorizado, ya los estudios y diseños están listos. Es un diseño sencillo pero elegante. Las obras no alcanzamos a realizarlas este año pero esperamos que para el 2020 arranquen.
También, estamos impulsando la recuperación de la ribera del río desde la antigua planta de Licores del Valle hasta la desmbocadura en el río Cauca. Ese proyecto cuenta con el apoyo de la CVC.

El alumbrado navideño de Cali también es otro de las iniciativas que usted ha impulsado...

Siempre que llegaba la Navidad era una pelea con el Alcalde, porque pasaba por el río Cali y no podía entender que el alumbrado pareciera un parque de primera infancia con un ‘muñequerío’. Maurice me decía: “Gorda, tenés que entender que no todos tienen la misma visión”. Yo entendía eso, pero es importante tener buen gusto, y de alguna manera el pasado alumbrado fue un éxito porque prevalecieron los colores de la Navidad y llevamos dos años con ese concepto y este año las luces fueron las protagonistas. Fue un alumbrado elegante, bonito y sobrio y todos estuvieron felices. Además potencializó la economía local tanto en empleos directos como indirectos. El alumbrado fue visitado por 2 millones de personas.

Volviendo al tema de su relación con el Alcalde, ¿usted estuvo de acuerdo con que él se lanzará a la Alcaldía?

No. Pero yo no le puedo cortar las alas al hombre del que me enamoré por su vuelo. Desde muchachito sabía para lo que él estaba hecho. Yo le digo a Maurice: “El que te equivocaste fuiste vos pero yo si tengo buena visión” (ríe).

¿Ha sufrido mucho estos tres años cuando alguien le reclama por la gestión del Alcalde?

No ha sido fácil, y a veces la gente más cercana es la que se siente con derecho a decirle a uno cómo actuar, pero me he marginado de eso. Yo respeto ese espacio porque sé que eso a Maurice no le gusta. En este curso de defensa personal lo mejor que he aprendido es a ignorar.
Los llantos del Alcalde, sobre todo al inicio del gobierno, fueron una constante. ¿Qué sentía cuando la gente lo criticaba por eso?
Él se emociona cuando ve que la gente progresa, que puede trabajar, a él le ha tocado muy duro y tiene muy marcada la lucha por la supervivencia económica.

¿Usted es una consejera habitual del Alcalde?

Yo no diría que consejera, yo hablo y él escucha, él no es una persona de recibir consejos. Pero yo sí expreso lo que siento y él a veces me escucha.

Qué es lo que más le gusta del Alcalde y lo que menos le gusta.

Me cogiste en buen momento, por que él ahora está muy querido. Me encanta su vitalidad, me encanta que no deja de soñar y de hacer cosas; me encanta que tiene un sentido común inmenso. Maurice es impresionante.

Y qué defectos tiene...

Tiene muchos, como todos, pero son manejables.

Dicen que es muy terco ...

Depende lo que le toques. Si él tiene una convicción con respecto a un tema no lo vas a convencer. Sin embargo, él se ha abierto mucho en la Alcaldía.

¿Ya han hablado sobre lo que van a hacer luego de que el Alcalde termine su mandato?

A él ya esa cabeza le está funcionando hace rato. Maurice ya lo tiene claro. Lo primero es que la política llegó hasta aquí, no tiene interés en seguir allí. Él tiene varios proyectos personales y seguramente nunca se jubilará.

VER COMENTARIOS




Powered by