cali
1/1
Consexuados, un juego de padres e hijos sobre sexualidad responsable

Consexuados, un juego de padres e hijos sobre sexualidad responsable

La mayoría de las enfermedades sexuales y los embarazos tempranos son causados por la falta de información y de educación sexual.

Según el Dane, en Colombia, una de cada cinco adolescentes entre los 15 y 19 años de edad ha estado alguna vez en embarazo. Y cada año en el país se presentan alrededor de 6292 embarazos en niñas entre los 10 y 14 años, y 154.707 en adolescentes entre los 15 a los 19 años.

Las zonas con mayor presencia de estos casos son Antioquia, Valle del Cauca y la ciudad de Bogotá.

De ahí que resulta importante contar con herramientas educativas como el juego Consexuados, el cual busca, mediante la reflexión colectiva y dinámica, abrir un espacio para dialogar sobre sexualidad, resolviendo dudas y compartiendo experiencias.

Lea también: ¿Adicto al celular?, la luz de su smartphone puede causarle daños oculares

El juego va dirigido a padres e hijos mayores de 13 años (ya que es la edad donde comienza la adolescencia media) para que participen y dialoguen sobre todo lo que saben acerca de la sexualidad. Es un momento donde no hay autoridad, ni respuestas equivocadas; lo que se busca es que haya una reciprocidad entre las dos generaciones en cuanto a la educación sexual.

La creación y el diseño de Consexuados tardó cuatro meses y estuvo a cargo de Juan Pablo Guzmán, estudiante de comunicación de la Universidad Javeriana de Cali, junto al diseñador de comunicación visual, Róbinson Castellanos y el grupo Bienestar, Trabajo, Cultura y Sociedad (Bitacus) categoría A1 de Colciencias, liderado por la profesora de psicología, Linda Teresa Orcasita.

El pilotaje de la primera versión de Consexuados (que fue en abril de 2017) se desarrolló en un colegio público de Jamundí, para ver la reacción de los participantes y además, para recibir críticas del mismo.

Después de la prueba se decidió ponerle un nombre a cada categoría, colocar en la portada de la caja personajes que representaran la diversidad cultural y ampliar el manual de instrucciones.

Ahora, su segunda versión (la cual inició desde julio de 2017) se pretende vender por pedido y ofrecerla a organizaciones que trabajan en pro del bienestar de la salud sexual y reproductiva en Colombia, y más adelante, si se vincula a investigaciones propiamente de la universidad, se pensaría en donar el juego.

Consexuados consta de una ruleta de la cual pueden participar mínimo dos personas y máximo ocho, y se divide en tres categorías: ¿Qué sabemos?, ¿Qué hacemos? y ¿Qué hablamos? Cada una está compuesta por 50 preguntas.

Del total de 150 interrogantes, 75 son dirigidos a los padres y 25 a los niños.

De acuerdo con la psicóloga Linda Teresa Orcasita, profesora e investigadora del Departamento de Ciencias Sociales, Facultad de Humanidades, de la Pontificia Universidad Javeriana Cali, Consexuados es una herramienta educativa que permite fortalecer la comunicación sobre sexualidad, entre padres y adolescentes. La sexualidad ha sido un tema tabú por mucho tiempo, sobre el que muchas veces las familias tienen temor de iniciar conversaciones.

Casi siempre cuando se pone el tema de sexualidad sobre la mesa, se enfoca solo en la parte de embarazos y preservativos. Pero temas relacionados con diversidad sexual, autocuidado, y conceptos sobre salud reproductiva, se dejan a un lado.

Este juego, además, articula otras estrategias que han venido desarrollando los ministerios de Salud y de Educación con respecto al tema de cómo trabajar el tema de prevención y autocuidado en la salud sexual y reproductiva.

En la manera en que la familias puedan tener una herramienta didáctica, que les facilite establecer diálogos con sus hijos, se van a poder fomentar las prácticas de autocuidado.

Consexuados permite que los jugadores se apropien de los conocimientos necesarios respecto a la sexualidad y que se incorporen actitudes favorables para abordar el tema, comprensión de las prácticas de autocuidado y riesgo.

El nombre Consexuados se deriva de las palabras contexto, sexo y consenso.

Categorías
Juego Consexuados

El juego cuenta con una ruleta, un cuadernillo, un lapicero y tres categorías de preguntas. 150 preguntas en total, 75 para padres y 25 para niños.

- ¿Qué hacemos? Consta de preguntas y casos hipotéticos sobre situaciones que se pueden presentar en la salud sexual y reproductiva, como “si va con su hijo en la calle y ve a dos personas del mismo sexo besarse, ¿usted qué haría?”.

- ¿Qué sabemos? Son preguntas sobre conocimientos específicos de la sexualidad humana. Con esta categoría se pretende ver qué tanto saben y desconocen los participantes sobre sexualidad. Son preguntas como: “¿usted sabe cómo se llama la primera menstruación de la mujer y la primera eyaculación del hombre? ¿Qué es una zona erógena?”.

- ¿Qué hablamos? Con este apartado se pretende conocer cuáles son los testimonios que comparten tanto los padres como los hijos frente a la educación sexual que han tenido, mediante preguntas como: “ ¿Si el día de mañana su hijo/a le comenta que es homosexual, usted qué le diría?

Antes de girar la ruleta tanto los adultos como los niños deben poner un reto, para que el que pierda, le cumpla al que gane. Pero, ¿cómo se gana? De forma democrática el grupo participante le da una puntuación de 1 a 3 (1 es la puntuación más baja, 2 intermedia y 3 la más alta) a la respuesta de cada jugador, así el que tenga mayor puntaje gana la partida. Aproximadamente se logran de 8 a 10 rondas, logrando un abordaje interesante sobre el tema.

Instrucciones

El juego cuenta además con nueve instrucciones:

1. Todos los participantes deben girar la ruleta uno por uno, y aquel que caiga en la casilla “¡juega!”, inicia el juego.

2. Quien inicia el juego debe girar nuevamente la ruleta hasta caer en una de las casillas que corresponde a las tres categorías de análisis.

3. El juego tiene un total de 150 cartas que se dividen en 2 tipos: unas hechas para los adultos y otras hechas para los jóvenes. Teniendo así un total de 75 cartas por categoría para adultos, y 75 cartas para jóvenes. Estas cartas a su vez se dividen en 3 colores que corresponden a las 3 categorías mencionadas anteriormente, dando un total de 25 cartas por cada categoría.

4. Si la persona que tiene el turno es joven entonces un adulto que esté jugando tomará la carta y la leerá en voz alta y viceversa. Dependiendo de la categoría, quien tenga el turno deberá responder la pregunta, hacer una representación (dibujo), cumplir un reto o hablar desde su experiencia personal. Las tarjetas con preguntas abiertas tendrán una respuesta para explicar el tema si alguien no puede, no sabe responder o falta algún aspecto por mencionar, por lo que quien tenga la tarjeta también debe leerla en voz alta.

5. Si la persona responde correctamente gana un punto a consenso de todos los participantes. Tal punto se da en una escala del 1 a 3, siendo 1 la puntuación más baja, 2 intermedia y 3 la más alta. Si guarda silencio o responde incorrectamente, a consenso del grupo se le impone una penitencia al participante. Una vez respondida la pregunta o cumplida la penitencia, otros participantes tienen la posibilidad de responder o compartir su opinión frente al tema tratado en la pregunta. Esto siempre respetando el orden del juego y la opinión de los demás.

6. Para la continuidad del juego, cuando alguien responda, la persona de su derecha debe hacer girar la ruleta, y así sucesivamente hasta completar diez rondas. Si la ruleta cae nuevamente en la casilla “jugar”, la persona debe hacerla girar nuevamente hasta caer en una de las otras seis casillas.

7. Existe la posibilidad de que otro adulto del juego pueda preguntarle a un/a adolescente diferente a sus hijos, así como la posibilidad de estos preguntarle a un adulto diferente a sus padres de acuerdo al consenso del grupo.

8. Aquel que complete la mayoría de las diez rondas será el ganador.

9. Se dispone de un cuadernillo con hojas blancas para escribir en él los puntos de cada participante, así como para poder utilizarlo para respuestas que requieran dibujar y escribir.
Se cuenta también con un sobre de color violeta para depositar en él las cartas con las preguntas hechas en cada ronda, y garantizar así que no salgan nuevamente.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by