cali
1/2
Obras en la Sagrada Familia, ¿un lío sin salida?

Obras en la Sagrada Familia, ¿un lío sin salida?

La conciliación es la única vía para que la Alcaldía de Cali y la promotora Jero S.A.S. resuelvan la novela que envuelve las obras del proyecto hotelero y comercial La Sagrada Familia, en el barrio El Peñón.

En esto coinciden tanto el director jurídico del Municipio, Nayib Yaber, como el promotor del proyecto, Jerónimo Jiménez. De hecho, hoy no hay una demanda en curso por este caso.

No obstante, ambas voces sostienen argumentos que alejan un arreglo.
Y es que hasta la interpretación del fallo en segunda instancia del Tribunal Contencioso Administrativo del Valle sobre este proyecto divide aún más a las partes.

Entre tanto el alcalde Maurice Armitage aseguró que “quiero llegar a una conciliación, porque este es un proyecto que está perjudicando a Cali, hay una serie de inversionistas afectados, pero los señores de Jero S.A.S. no lo han entendido así. Están violando todas las normas, están cogiendo casi 4000 metros cuadrados más de lo proyectado y les estamos diciendo que no lo pueden hacer, que tratemos de conciliar”.


Pero de otro lado, Mario Bolívar, residente de El Peñón, indicó que este proyecto “es una joya para la ciudad, va a generar espacios innovadores y potencia el turismo. Algo así no se debe parar, no puede ser un elefante blanco”.

“No hemos hecho nada sin autorización”

Jerónimo Jiménez, representante de Jero S.A.S. asegura que quiere conciliar y sacar adelante el proyecto junto con la Alcaldía y acabar la polémica.

Jerónimo Jiménez, representante legal de Jero S.A.S.

Jerónimo Jiménez, representante legal de Jero S.A.S.

Especial para El País

¿Cómo recibió el fallo del Tribunal Contencioso?

Hay mucha desinformación respecto al fallo, porque éste no está apoyando a la Alcaldía ni a Jero S.A.S. El fallo lo que dice es que la acción de cumplimiento no es procedente ni es el mecanismo para resolver este problema. Eso es todo lo que dice el documento, nada más.

¿Cómo está el proyecto hoy?

Nosotros no tenemos suspendida la licencia, la tenemos vigente y activa. La única suspensión que hay es en el último piso de la terraza de la torre nueva. En todo el edificio patrimonial no tenemos ningún problema, eso hay que aclararlo. Estamos en un plano de conciliación con la Alcaldía.
Los trabajos de ciudad se hacen en conjunto y tenemos que trabajar juntos porque aquí se generan 800 empleos, renovación urbana, impuestos. Necesitamos abrir al público el segundo semestre de este año.

Uno de los representantes legales del proyecto dice que el Municipio “le miente a la ciudad”, que “la obra está parada desde el 2016”...

En un principio Planeación sacó una resolución que paraba todas las modificaciones al proyecto, la comunicó y luego reversó. Pararon una parte del proyecto y eso originó pánico económico, por eso hemos pedido a la Administración que le aclare a la comunidad lo que está pasando. Planeación sabe que estamos haciendo las cosas conforme a lo que nos aprobaron y no hemos hecho nada sin su autorización.

La Alcaldía insiste en que el proyecto cambió de hotel a centro comercial, sin notificarlo...

Si se comparan las dos licencias que tenemos, poseemos las mismas 67 habitaciones, lo que se cambió es que en el quinto piso de la torre nueva había un centro de eventos para 500 personas y ahora hay cuatro salas de cine arte para 250 personas, por eso se necesitaron seis metros adicionales. En Cali no hay un límite de altura, eso no está en ningún POT. Desde hace dos años tenemos un oficio de Planeación Municipal en el que se dice que al interior de la torre nueva podemos hacer modificaciones sin tener que ir donde ellos, sino a la Curaduría.

¿Piensan acoger las sugerencias o cambios que propone el Municipio?

Nadie nos ha solicitado ningún cambio todavía. Tenemos un proyecto que cumple norma y haremos talleres de conciliación para ver cómo arreglamos los desacuerdos que tenemos, que esto surta de la mejor manera y todo se resuelva.

“Finalizar el proyecto es una decisión financiera”
Nayib Yaber, director jurídico de la Alcaldía de Cali

Nayib Yaber, director jurídico de la Alcaldía de Cali

Especial para El País

La finalización de La Sagrada Familia, dice el director jurídico de la Alcaldía, Nayib Yaber, está en manos de los promotores y solo lo podrán hacer si acogen los conceptos de Planeación.

¿Cuáles son las implicaciones del fallo del Tribunal Contencioso?

Es una sentencia que se dicta dentro de una acción de cumplimiento que instauró la sociedad Jero S.A.S con la que busca que el juez ordene al Municipio aprobar las modificaciones a la licencia originaria de La Sagrada Familia. El juez concluye que el Municipio no tiene la obligación de aprobar modificaciones si no están dentro de las normas competentes.

¿Hoy el proyecto puede continuar?

Hay que recordar que La Sagrada Familia comenzó como un hotel y, de un momento a otro, se transformó en un centro comercial. Esas obras que se hicieron por fuera de la licencia y fueron anteriores a la petición de modificación. El proyecto se puede construir y terminar, conforme a la licencia originaria que fue aprobada en el 2013. Lo que no está aprobado, obviamente, no se puede ejecutar ni terminar.

¿Qué recurso le queda a los promotores de La Sagrada Familia?
Presentar una nueva petición de modificación acorde al parámetro legal. La Administración tendrá la obligación de estudiarla para saber si la aprueba o no. Estamos prestos a arreglar el problema.

¿Qué actos administrativos hay contra el proyecto hoy?

Hay dos procedimientos en curso. Uno es del Dagma por la afectación de un pozo de aguas subterráneas, eso ya tiene una resolución de sanción en firme. Por su parte, la Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control está adelantando un proceso para establecer si Jero resarció las obras que estaban fuera de la licencia y los daños culturales que se hicieron al inmueble, como la remoción de un patio y la alteración del edificio patrimonial con la nueva construcción metálica, porque se exceden las alturas permitidas.

Un representante legal de La Sagrada Familia advierte que el Municipio “miente” porque la obra está suspendida desde el 2016...

La Administración no miente y actúa acorde a un marco normativo y unas investigaciones. La obra no está suspendida en lo que está autorizado, está suspendida en las obras que están por fuera de la licencia. Queda en la voluntad de Jero si termina su proyecto conforme a la licencia o toma otra decisión y esto, más allá del patrimonio o el cumplimiento de la norma, ya obedece a una decisión financiera.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by