cali
1/1
Polémica por controles a escuelas de conducción

Polémica por controles a escuelas de conducción

Dos semanas después de la implementación del Sistema de Control y Vigilancia en Línea, Sicov, que busca frenar la expedición irregular de certificados para conducir, con métodos como la identificación biométrica del estudiante, Centros de Enseñanza Automovilística (CEA) de Cali y el país aseguran que su trabajo está paralizado por fallas en la nueva plataforma.

Según Albeiro Cárdenas, presidente de la Confederación Nacional de Centros de Enseñanza Automovilística, actualmente hay cerca de 12.000 personas que han solicitado su matrícula para el curso de conducción en las escuelas de automovilismo del país mediante el Sicov “y ha sido imposible vincularse porque el sistema no quiere dejar ingresar la información”.

“Estamos de acuerdo con el control, en lo que no hemos podido estar de acuerdo es que la plataforma sea inoperante e ineficiente. Nos vemos abocados a una parálisis y estamos requiriendo a la Superintendencia de Puertos y Transporte que a los operadores (de la plataforma) les exijan que esta se sincronice o que la Súper implemente un plan b, pero no podemos seguir detenidos”, afirmó Cárdenas y añadió que a la Confederación están agremiados alrededor de 480 CEA.

Olga Hidalgo, directora de la Academia de Conducción Sena, en Cali, añadió que hubo falta de planeación para implementar el Sicov y “no solo nosotros estamos perjudicadas sino los clientes, porque tienen que ir a una escuela, someterse a este sistema que no funciona debidamente y que ya empezó a cobrar $72.000, perjudicándolos”.

El CEA del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, Cdav, es otro de los que ha reportado inconvenientes con la nueva plataforma.

“El homologado (empresa operadora del sistema) no ha estado presto a las atenciones que debe tener para la instalación de los equipos, ni las capacitaciones. Tuvimos una visita el 20 de diciembre y no hicieron la instalación completa, no han puesto los chips a los carros, no han fijado el lector de las huellas en el aula de clases, hemos tenido fallas con el ingreso al sistema”, dijo Andrés Sánchez, jefe de formación de conductores en el CEA del Cdav.

Ante las quejas, el superintendente de Puertos y Transporte, Javier Jaramillo, indicó que los 742 CEA que existen en Colombia ya están conectados al Sicov y el 70 % están trabajando de manera adecuada.
“Independiente de lo que esté pasando, los señores de los centros de enseñanza automotriz lo que no quieren es supervisión. Si fuera el ciento por ciento de los CEA que tienen los problemas yo hubiera sido el primero en parar el sistema”, expresó Jaramillo.

Sin embargo, el Supertransporte reconoció que ha habido fallas técnicas, pero se están corrigiendo a través de mesas de ayudas con los operadores del sistema. Incluso ya han recibido tres tutelas. “Usted entenderá que cuando se implementan sistemas electrónicos hay inconvenientes, le voy a dar tres tópicos por los cuales puede haber problemas: Había CEA que no tenían ni internet en la localidad y para conectarse a una plataforma uno tiene que tener un ancho de banda; segundo, para entrar en funcionamiento hay que parametrizar el sistema, es decir, meter la información de los vehículos que tenían en operación, el nombre y registro de instructores, los equipos, y hay algunos que cuando arrancaron no habían metido la parametrización; y lo tercero es el tema de bancarización, había CEA que no tenían ni cuenta corriente (lo cual dificulta el proceso virtual”, explicó Jaramillo.

El funcionario indicó que a más tardar, en 15 días, esperan tener la plataforma estabilizada.

Identificación biométrica

La identificación biométrica antes y después de cada clase es una de las exigencias con el nuevo sistema.

Raúl Palacios / El País

¿Cómo opera el Sicov?

La Superintendencia explicó que las escuelas de enseñanza automovilística deben abrir en el Sicov un expediente virtual de cada estudiante, registrar sus datos personales y digitalizar el documento de identidad, foto y huellas, valiéndose de dispositivos tecnológicos de reconocimiento biométrico conectados directamente al Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) y a la Registraduría General de la Nación, con los que se determinará si la persona que contrató el curso es la misma que recibirá el certificado para conducir, evitando así fraudes en el proceso.

Lea también: Con ajuste del salario mínimo también subió el costo de las multas de tránsito

El sistema también exige la validación biométrica (huellas) de cada instructor y estudiante, antes y después de cada clase teórica o práctica, en dispositivos instalados en cada aula y vehículo de enseñanza, para saber en tiempo real si se está cumpliendo el proceso. “Es muy importante porque esto hace que haya menos conductores irresponsables y hace que las escuelas de conducción sean más estrictas al no hacer fraude”, dijo Fernando Moreno, estudiante de conducción.

Trámite para la licencia

Para obtener la licencia de conducción, el interesado debe realizar un examen médico, que cuesta entre $139.767 y $159.090.
Asimismo, el certificado de conducción, que en el último año osciló entre $627.025 y $799.051 para vehículos particulares.

Adicionalmente se debe pagar la licencia, que por primera vez tiene un costo de $116.850. A los valores mencionados se debe sumar el aporte al Sicov ($71.400), al Runt ($9600) y a la Agencia Nacional de Seguridad Vial ($5400).

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by