colombia
Las altas cortes garantizan
En la foto: Gloria Ortiz presidenta de la Corte Constitucional.

Las altas cortes garantizan "justicia imparcial" pese a retirada de visados

Las presidentas de las altas cortes de Colombia aseguraron este martes que seguirán administrando justicia "sin presiones" ni "favoritismo", en un pronunciamiento por la controversia que desató en el país la revocatoria de visas de Estados Unidos a varios magistrados.

"Queremos darle al país la confianza de que tomaremos decisiones sin presión, de que la institucionalidad se preserva con independencia y autonomía", dijo en una rueda de prensa en el Palacio de Justicia la presidenta de la Corte Constitucional, Gloria Ortiz.


La magistrada, junto a las presidentas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares, y del Consejo de Estado, Lucy Jeannette Bermúdez, indicó que los jueces tienen "la capacidad y la posibilidad de tomar decisiones en derecho", ya que esa es su "responsabilidad y compromiso".

Lea también: Estados Unidos mantiene el visado de la magistrada Diana Fajardo

"Las Cortes han ejercido y continuarán ejerciendo sus funciones jurisdiccionales, con autonomía e independencia de cualquier influencia ajena, proveniente de cualquier fuente o por cualquier razón", añadieron las cortes en un comunicado.

Ortiz agregó que "la correcta administración de justicia debe obrar sin favoritismos", sin citar directamente al Gobierno de Estados Unidos ni la cuestión de las visas.

La magistrada aclaró que el presidente colombiano, Iván Duque, habló con el embajador de EE.UU. en el país, Kevin Whitaker, "sobre la preocupación de mantener una justicia imparcial, tranquila y sin presiones para la toma de decisiones".

La controversia comenzó días atrás cuando la revista Semana informó de que Estados Unidos le revocó el visado a los magistrados de la Corte Constitucional Diana Fajardo y Antonio José Lizarazo, y a Eyder Patiño, de la Corte Suprema de Justicia.


Según la publicación, Fajardo y Lizarazo pudieron recuperar el visado después de presentar a la sede diplomática unos documentos en los que se certifica que no tienen asuntos pendientes con la justicia.

La determinación de cancelar las visas, según Semana, la tomó el Gobierno de Estados Unidos por supuestas decisiones judiciales que afectan los intereses de ese país en Colombia, entre ellos la extradición.

El magistrado Lizarazo fue el ponente de la Ley Estatutaria de la JEP, que declaró constitucional el nuevo modelo de justicia y extradición para los desmovilizados de la antigua guerrilla Farc. 

Fajardo, por su parte, ha sido defensora del tema de la paz, así como del medioambiente y la salud, entre otros asuntos.

La polémica se da en momentos en que la JEP tiene pendiente la decisión sobre el pedido de extradición del exjefe de las Farc Jesús Santrich, detenido desde hace trece meses en Bogotá por solicitud de Estados Unidos cuya justicia lo requiere por narcotráfico.

La cancelación de estas visas se une a la del congresista John Jairo Cárdenas, quien denunció el pasado 17 de abril que EE.UU. le había anulado ese documento por hacer públicos detalles de una reunión con Whitaker en la que se habló de las objeciones presidenciales a la Ley Estatutaria de la JEP.

En Bogotá, la embajada de EE.UU. manifestó el pasado domingo que su Gobierno tiene autoridad para revocar visas, al tiempo que elogió la cooperación judicial entre los dos países.

"El Departamento de Estado tiene amplia autoridad para revocar visas basándose en información, que salga a la luz en cualquier momento y que indique que el titular de la visa puede ser inadmisible en Estados Unidos o no cumpla con los requisitos de visa", explicó la embajada en un comunicado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by