colombia
Las amenazas en redes sociales también dan cárcel

Las amenazas en redes sociales también dan cárcel

“La gente sigue convencida de que lo que pasa en redes sociales no hace parte de la realidad”. Así lo sostiene Amalia Toledo, coordinadora de proyectos de la Fundación Karisma, que trabaja en la promoción de los Derechos Humanos en el mundo digital.

Recuerda, entonces, que antes de Twitter o Facebook si alguien hacía una amenaza por teléfono, las autoridades investigaban, rastreaban y daban con el paradero del verdugo. “Ahora también hay que hacerlo, así se trate de Twitter”, agrega.

Por ello, considera que se requieren normas de comportamiento para mantener un orden social y les hace un llamado a la calma a los usuarios porque en las redes la intolerancia se convierte en una bola de nieve que afecta a más gente de la que se creería.

Toledo hace referencia al caso específico de Julio César González, Matador, pero también aplica para lo que ocurre con quienes comentan las publicaciones de los actuales candidatos a la Presidencia de la República.

Por eso, el exfiscal Élmer Montaña sostiene que el Artículo 347 el Código Nacional de Policía es claro frente al tema de las amenazas y “no importa si la amenaza es verbal o por Twitter”.

“El que por cualquier medio atemorice o amenace a una persona, familia, comunidad o institución, con el propósito de causar alarma, zozobra o terror en la población o en un sector de ella, incurrirá por esta sola conducta en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años y multa de trece punto treinta y tres (13.33) a ciento cincuenta (150) salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

El castigo se aumenta si la amenaza o intimidación recae sobre un sindicalista, un periodista, un servidor público o un defensor de Derechos Humanos.

Montaña califica la situación de “delicada”, porque considera que las agresiones en redes sociales no son sinónimo de libertad de expresión. “Hacer una burla, un meme, un chiste sí hace parte de la libertad de expresión. Lo otro son amenazas que no solo causan daño sobre el agredido, sino que generan zozobra entre las personas que piensan igual que la víctima, que lo respaldan”.

Así mismo, critica que la Fiscalía General esté desvirtuando este tipo de ataques por ser desde internet: “la Fiscalía es inoperante. Hace mucha alharaca, pero tiene poca efectividad en la protección de los derechos de las personas”.

Lea también: Expulsan del Centro Democrático al autor de amenazas contra el caricaturista 'Matador'

¿Y el efecto sobre las campañas?

Justo los días de debates, la actividad política en redes sociales se desborda con la aparición de comentarios, memes, videos y frases a favor, en contra, insidiosos. Pero, ¿qué tanto se puede afectar la imagen de un candidato con lo que ocurre en el mundo virtual?

Ya Colombia vivió la experiencia con la Ola Verde, durante la campaña de Antanas Mockus en 2010. También con el Plebiscito Por la Paz que buscaba refrendar los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las Farc.

Mauricio Jaramillo, experto en política de la Universidad del Rosario, dice que en el caso del Plebiscito no quedó una gran lección porque eso hace parte de la práctica política: las noticias falsas, la manipulación, la demagogia. “Lo nuevo ahí es que Juan Carlos Vélez, gerente de esa campaña, haya confesado de manera abierta y tan cínica. Las redes van a seguir siendo usadas para hacer juego sucio en contra de los candidatos”.

Según él, los ataques en las redes generalmente benefician a los aspirantes “antiestablecimiento”, como en el caso de Gustavo Petro, quien alega persecución. Sin embargo, explica que “allí también circulan noticias falsas en su contra, como el castrochavismo y que Colombia se va a convertir en Venezuela o que es el candidato de las Farc. Eso le quita muchos votos y hace que el discurso del miedo y el temor se propague más rápido”.

Por su parte, Pedro Viveros, experto en marketing político, dice que en esta época de redes sociales a los políticos les interesa atacar y ser atacados porque de esa manera sus seguidores (a veces fanáticos) salen en su defensa y a atacar a rival. “Por eso también es normal que los candidatos con opciones reales tengan un negativo alto porque con ello pueden atacar o ser objetivo de ataques con lo que están en la mira de los electores de manera permanente”, explica.

Dice que el ‘boom’ de la Ola Verde no se tradujo en votos y que lo del Plebiscito fue una mezcla de medios, política y redes. “Sirven para posicionar temas, pero para ganar una elección se necesita más que redes”.

Entre tanto, Natalia Vivas, consultora en Experiencia de Usuario (UX) y una de las usuarias más antiguas de Twitter en Colombia, sostiene que no puede verse la tecnología como causante del “daño” sobre la alteración de la realidad de un país.

“Las redes sociales solo exacerban lo que somos como cultura, el verdadero daño lo ocasiona la falta de educación y alfabetización digital y sobre todo la poca conciencia de rastro digital en internet. Como estamos tras una pantalla, no dimensionamos el alcance de nuestras palabras. La gente cree que puede decir en redes lo que dice en la sala de la casa. Pero en la sala las palabras son efímeras, sin embargo cuando son escritas, publicadas e indexables, se convierten en una responsabilidad completa que la gente no sabe medir ni manejar”, concluye.

Lea además: Caleño señalado de amenazar a 'Matador' pidió perdón en redes sociales

Recomendaciones

Amalia Toledo, directora de proyectos de la Fundación Karisma, les recuerda a los usuarios revisar las condiciones de seguridad de las redes sociales en las que abren perfiles. “Recuerden que ellas se alimentan de los datos personales y todos quedamos expuestos”.

También indica que se debe aprender a usar espacios como Twitter, Instagram y Facebook, porque son un “medio de goce, sirven para exponer ideas, para hacer críticas, pero las críticas deben hacerse a las ideas del otro, no a las personas que las expresan. Aprender a hacerlo es importante en una sociedad que se precia de ser democrática”, sostiene.

Entre tanto, Natalia Vivas, experta en usabilidad, dice que en ”internet nada es efímero ni anónimo. Todo es susceptible de ser rastreado, incluso si lo borramos. No creo que haya que evitar la polarización, sino promover el diálogo y sobre todo generar conciencia del alcance de internet”.

Lea además: Caleño señalado de amenazar a 'Matador' pidió perdón en redes sociales

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by