colombia
¿Qué profesional están buscando las empresas?

¿Qué profesional están buscando las empresas?

La cifra no es halagadora: la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, asegura que el 68,5 % de los jóvenes caleños no cuentan con un contrato laboral. Pero el camino que deben transitar los profesionales recién egresados que consiguen un empleo no es fácil pues al salir al mercado laboral no siempre tienen claro qué es lo que realmente necesitan las empresas y qué perfil esperan de esos nuevos empleados, no solo en lo relacionado con sus áreas de conocimiento sino en sus habilidades personales.

Una de las que se enfrentó a esa realidad fue Johana Patiño, que hace poco culminó sus estudios en un área que no es precisamente muy apetecida entre jóvenes universitarios: la criminología. “Es muy difícil conseguir trabajo porque siempre te piden experiencia. Y además la profesión que elegí es una carrera que no se necesita en Colombia por eso acá sólo hay técnicos” asegura.

Aunque reconoce que su formación es de calidad, siente que las herramientas que le dieron para incursionar en el campo laboral distan de lo que exige el mercado. “En la universidad te dicen que la carrera te servirá para trabajar con el gobierno o para que montes un negocio propio de investigación”, dice Johana.

Lea también: Los maestros y las redes sociales, la docencia que ahora ejercen en las aulas de clase

Hasta ahora no ha logrado emprender ninguno de los dos caminos y hoy se pregunta si acaso la salida es emplearse en algo para lo que no estudió. Su caso resulta paradójico en un país que, en lo va corrido de este año, ha registrado unas 9 mil muertes violentas.

Lo cierto es que, independientemente del área donde exista una vacante, los empresarios andan tras la pista de jóvenes no solo bien preparados académicamente. “Los buscamos también dispuestos a servir con excelencia a los clientes. Con manejo de al menos dos idiomas”, asegura Olga Santa, administradora de Obelisco.

Pero no siempre el manejo de un segundo idioma parece un requisito. Faisury Martínez, del área de comunicación de Comfenalco, explica que en el centro de empleo de esta empresa “no piden manejo de idiomas, tampoco hay universidades preferidas, pero siempre se apunta a profesionales con experiencia en el cargo”. Lo que no ocurre cuando se trata de técnicos y tecnólogos, advierte.

Para Andrea Ospina, gerente de unidad de cuatro casinos de la empresa CompassGroup, “lo que más nos interesa es tener líderes porque tener jefes es fácil. Un jefe va y da órdenes, el líder enseña, corrige, va de la mano con su colaborador y siente amor por lo que hace. Y eso es esencial”.

Clara Rojas, coordinadora de eventos del centro médico Imbanaco, sostiene por su parte que en los nuevos profesionales “se buscan personas con vocación de servicio y calidad humana; aspectos que se construyen en el día a día de las personas, pero no se enseña en ninguna universidad”.

Y agrega que si bien es importante estar especializado en un área para ejercer un oficio determinado, la apuesta está encaminada a contratar personas que demuestren calidad humana para tratar a los clientes.

Más que estudios.Para quienes visualizan su futuro laboral en el campo de la investigación y la enseñanza deben tener en cuenta otros requisitos.

Quien lo explica es José Hipólito Isaza, doctor en ciencias químicas de la Universidad de Okayama enJapón, y además profesor y director del grupo del Gipna (Grupo de Investigación en Productos Naturales y Alimentos de la de Universidad del Valle).

Este maestro asegura que aquellos profesionales con pasantías y trabajos de grado enfocados a la investigación o están involucrados con semilleros de investigación enfocados hacia el área en el que desean seguir sus estudios de posgrado, son aquellos que se tienen en cuenta para ser contratados en grupos de investigación.

Si usted busca una oportunidad en este tipo de empleo, la recomendación del doctor Isaza es vincularse con grupos de investigación desde la época de estudiante para así ir conociendo las técnicas de investigación que usan en la actualidad.

Pero la historia para los profesionales puede ser diferente. Gustavo Guerrero, comunicador social y periodista, de la Universidad del Valle, asegura que no se ha podido ubicar “porque las ofertas laborales no colman mis expectativas; en otras ocasiones no comparto las políticas de las empresas contratantes. También se presenta el caso de empresas que simplemente ya tienen sus preferencias, en otras palabras se contrata por ‘rosca’”.

Sin embargo, no todos los campos laborales son iguales. Para algunos expertos en recursos humanos, algunas habilidades pueden hacer la diferencia.

Erson Valverde, director del hogar La Alegría de la Fundación Hogares Claret, cuenta que al momento de contratar personal buscan “algo de experiencia y que el aspirante tenga sensibilidad y vocación de servicio y que, más que laborar en su puesto y ya, persiga realizar una labor social de calidad”.

En lo que sí coinciden unos y otros es que “el mercado laboral en Cali es estacionario: la contratación se dispara por temporadas”, tal como lo sostiene Diego Ospina, jefe de fomento empresarial en Comfandi.

Para él, más importante que mostrar una especialización, es que el nuevo profesional se preocupe por conseguir experiencia. En su concepto los jóvenes que culminan sus carreras buscan enseguida un posgrado lo cual genera, claro, satisfacciones en el campo académico pero no en lo laboral pues no tiene cómo acreditar que es bueno en lo que hace. No basta un cartón.

“Es muy valioso que tenga experiencia”, insiste Ospina. “No estamos invitando a que el nuevo profesional se cohiba de buscar títulos de posgrado, pero la invitación es a primero busque experiencia y un campo en el que desee desempeñarse en su vida. Solo después de eso, buscar especializarse”.

Y finaliza con un secreto que va más allá de una frase de cajón:

“ante el reto de un buen empleo, se debe tener la convicción de que se es bueno en lo que hace”.

Tenga en cuenta

Tener una buena hoja de vida es dejar una muy buena primera impresión. Comfenalco Valle comparte una guía para que sepa qué debe tener en cuenta a la hora de comenzar a redactar la suya:

• Datos personales: Inicie escribiendo sus datos personales. Recuerde que de esta manera se podrán comunicar o localizarlo; nombre completo, cédula de ciudadanía, fecha de nacimiento (no es obligatorio), foto (si bien no es obligatorio, sí se recomienda ponerla porque permite a la entidad reconocer a quien se está evaluando), teléfonos de contacto (fijo, celular propio, número celular persona cercana), correo electrónico y dirección.

• Perfil profesional: En esta parte es muy importante que se identifiquen sus características profesionales más relevantes y algunas de nivel personal que considere complementen su perfil.

• Formación académica: Aquí usted debe registrar la información de los estudios realizados. Dé prioridad a los de mayor relevancia. En caso de que no haya culminado un curso o estudio, especificar el semestre o periodo alcanzado. Ejemplo: Maestría, especializa-ción, carrera profesional, tecnología, etc. Nombre de la institución, nombre de la carrera (semestre cursado, estado de la carrera).

• Cursos y seminarios: La idea es que en esta sección plasme los cursos y seminarios orientados al cargo al que se está postulando, el cual requiere la entidad que lo va a contratar.

• Experiencia laboral: Se recomienda registrar la información empezando por el cargo que tenga en la actualidad o, en su defecto, el más reciente que haya tenido. Ejemplo: Nombre de la empresa, cargo, área donde desempeñó el cargo, y periodo laborado (mes y año). Escriba a manera de lista las funciones principales de su cargo anterior; importante puntualizar las responsabilidades de mayor alcance. Por último, resalte los logros obtenidos en ese cargo.

• Referencias laborales y personales: En lo posible consigne aquí las personas que puedan dar cuenta de su desempeño o que ayuden a localizarlo.

• La foto siempre tiene que ser tamaño documento, formal, no recortada ni ajustada

• La hoja de vida no debe ser larga. Recuerde: menos es más.

¿A qué debe aspirar un recién egresado?

Golpearse con la realidad de recibir menos de lo que se aspira no es fácil. Los salarios que se ofertan hoy en día para personas recién graduadas de las universidades, oscilan entre $1.000.000 y $1.800.000.

Conseguir trabajo por internet

elempleo.com. Aquí puede registrar la hoja de vida gratuitamente y conseguir información de los puestos que se encuentran disponibles en diferentes sectores, cargos o localización geográfica.

CvLAC (Currículum Vitae de Latinoamérica y el Caribe). Aquí puede inscribir su hoja de vida y anexar detalladamente sus experiencias laborales.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by