contenido premium
Caleños deben más de $300 mil millones por no pago de servicios a Emcali, ¿qué pasa con los cobros?
Los sectores residenciales de estratos 1 y 2 son los que más adeudan dinero a Emcali (66 %), seguidos del estrato 3 (17 %). Emcali puede suspender el servicio una vez se venza la segunda factura sin pagar.

Caleños deben más de $300 mil millones por no pago de servicios a Emcali, ¿qué pasa con los cobros?

Basta colgarse con el pago de dos recibos de servicios públicos para que, de golpe, en las casas de los caleños el agua deje de salir del grifo, los bombillos cesen de iluminar las habitaciones o el módem de internet deje de titilar dando señales de vida.

Eso lo sabe Daniela, una residente del barrio El Refugio, quien lleva más de ocho meses sin cancelar las facturas de energía de Emcali, que suman más de $2.200.000. Ella señala que su incumplimiento no obedece a falta de intención, sino a una escasez de recursos que la obligó a desistir de ver novelas en las noches para leer libros a la luz de las velas.


Ella es una de los tantos clientes que tienen pendientes compromisos con las Empresas Municipales de Cali, Emcali, y que aún no se pone al día con los pagos. Una cuenta que, al menos por ahora, crece sin cesar.

Lea también: Contraloría advierte detrimento fiscal por $318 mil millones en Emcali

De acuerdo con la más reciente auditoría integral que realizó la Contraloría a la gestión fiscal de Emcali, la cartera vencida -mayor a un año- que había hasta diciembre 31 del 2018, ascendía a $305.290 millones.

De esas cuentas pendientes, $157.210 millones se adeudan al componente de Energía, lo que representa el 51 % de la cartera vencida. En Telecomunicaciones hay por cobrar $79.281 millones (26 %); mientras que en Acueducto y Alcantarillado las deudas de los clientes ascienden a $68.819 millones (23 %).

Según el ente de control, los clientes con mayor participación dentro de dicha cartera vencida son los residenciales, con $162.473 millones. A renglón contiguo están los del sector comercial con $100.131 millones; seguidos de los clientes públicos, con un saldo de $14.807 millones; además del sector industrial, con $10.408 millones; y hay otros $9583 millones que se adeudan por el alumbrado público.

“Hay una cartera en la que ya existen, incluso, más de $96.000 millones que son de difícil cobro. Con una cartera en esos niveles lo que más llama la atención es que los cobros persuasivos y coactivos no han sido eficientes”, afirma el contralor Diego Mauricio López, quien señala que Emcali deberá emprender un plan de mejoramiento para consolidar el ingreso de recursos a sus arcas, para lo que contará con un plazo de seis meses.

El funcionario remarca que la alta participación en la cartera de los componentes de Energía y Telco obedecen, en parte, a que hay operadores privados que usufructúan la infraestructura de Emcali. “También hay deudas de las dependencias del Municipio, son cifras que se manejan entre entidades públicas y que se van quedando allí, lo peligroso es que con el tiempo se van deteriorando, puede llegar el momento en el que prescriben y se debe castigar contra el patrimonio”, añade.

López es enfático en señalar que la expectativa de recuperación de estos recursos es importante, pues “del lado de Telecomunicaciones ya hay pérdidas de más de $300.000 millones que están afectando la empresa y, en el ejercicio de equilibrar la balanza, esos $305.000 millones que tienen en cartera serían muy beneficiosos para la parte financiera de la entidad”.

A este panorama se suma que, hasta el 31 de diciembre del 2018, Emcali tenía por cobrar $308.534 millones por las deudas de servicios públicos que los clientes no pagaron en menos de un año. 

Cobros, bajo cuestionamiento

Al revisar los niveles de la cartera de Emcali, el vocal de control Óscar Zúñiga asegura que en la entidad no habría una adecuada gestión de cobro. “Lo que uno ve es que van acumulando cartera sin prescribir las deudas mayores a cinco años y, finalmente, esto suma miles de millones. A pesar de que a los abogados de cobros coactivos les ponen un tope de gestión mensual, uno se encuentra con que no se le está cobrando a la gente que sí se le puede cobrar; no hay voluntad para obtener los recursos y eso es indicador de que lo que se quiere es deteriorar la empresa para justificar la venta de sus componentes o su privatización”, afirma.


Para el presidente del Concejo, Fernando Tamayo, los resultados desfavorables en la gestión financiera de Emcali obedecen a que “falta diligencia en el cobro. Por ejemplo, yo no entiendo cómo una deuda de Claro por $13.000 millones por el uso de infraestructura de Emcali, que es recuperable, se negocia por $2500 millones y el gerente de Telecomunicaciones saca pecho con una negociación tan leonina para la empresa”.

El cabildante señala que al interior de las Empresas Municipales habría una antigestión tanto en el área de Telecomunicaciones como Comercial. “El tema ya no solo es desidia y falta de diligencia, hay que reflexionar cuando esto se genera en áreas importantes porque pareciera que lo que se pretende es marchitar a Emcali”, asegura.

En ese sentido, el presidente de Sintraemcali, Ricardo Muñoz, advierte que la empresa requiere adelantar un plan de choque para estos cobros de manera inmediata, pero mostró preocupación por las cuentas de difícil cobro que tiene la entidad, que son recursos necesarios y cuya recuperación estaría por prescribir.

Muñoz añade que desde hace dos años se está adelantando la implementación de nuevos sistemas de información para homologar y mejorar los registros de cobros, “pero esto se debe hacer con las personas indicadas, porque hay muchas irregularidades en los altos cargos de Emcali que terminan conciliando muchas de las deudas de una forma no satisfactoria para la empresa, sino en beneficio de quienes cometen el fraude. Esta es una empresa rentable, pero mal manejada”.

No hay crisis de cartera: Emcali

Aunque la cartera vencida a la que se refiere la Contraloría alcanza una cifra similar al costo total que tiene el plan de expansión de energía de Emcali ($315.000 millones), uno de los proyectos estratégicos para mejorar el servicio a sus 600.000 clientes, desde la compañía se asegura que su cartera es sana y que no amenaza sus activos.

Juan Carlos García, gerente financiero de Emcali, señala que el informe de la Contraloría presenta algunas imprecisiones, pues se mezclaron reportes de facturación -que son asuntos comerciales -con los estados financieros de la empresa -que son cuestiones contables-.

El funcionario dice que de los $305.290 millones por saldos de cartera vencida que señala la Contraloría, por tratamiento contable, ya se castigaron $125.000 millones que tenían más de cinco años sin pagarse y cuyo cobro caducó (con lo que se afectó el superávit).

“Esos dineros se sacaron del balance y, por normas del contador, se deben llevar en registros de cuentas de orden para sacarlas de los estados financieros. Si en algún momento el equipo jurídico logra algún tipo de gestión sobre esos recursos, se contarían como un ingreso operacional (no como cobro de cartera)”, indica García, quien reseña que las cuentas por cobrar de Emcali suman un total de $414.715 millones. 

Entre los cálculos del funcionario, quien se basa en los estados financieros de la compañía, del total de la cartera vencida hubo un deterioro (pérdida del valor de la cartera por el no recaudo de la misma), entre 2016 y 2018, de $149.000 millones. Así las cosas, las restas de García arrojan que la cartera vencida de Emcali no sería de $305.290 millones sino de $31.000 millones.


García advierte que si bien se registraron los deterioros mencionados de la cartera en los últimos dos años, estos “no son representativos para una empresa que entre el 2016 y 2018 facturó $6 billones. Emcali no tiene una crisis de cartera y en este momento tenemos $220.000 millones de garantías con el sistema financiero”.

Entre tanto, el gerente financiero de Emcali señala que el 66 % de la cartera vencida (mayor a 360 días) se concentra en los estratos 1 y 2; y que muchos de los clientes residenciales suelen esperar a que les llegue la segunda factura para pagar la primera.

De acuerdo con el área de cobro coactivo, Emcali tiene en marcha procesos coactivos por $133.756 millones, con los que se buscan recuperar $91.222 millones del componente de Energía, $35.492 millones por acueducto y alcantarillado, y $7042 millones por cuentas de Telco.

Más deudas por cobrar

De acuerdo con los registros contables de Emcali, la compañía tiene cuentas por cobrar que ascienden a $414.715 millones.

Por servicios públicos, por ejemplo, la suma ronda los $120.003 millones, donde se incluyen la cartera inferior a 30 días, cuentas vencidas y deterioros.

Por ingresos prestados no facturados las cuentas están en $197.358 millones.

En los servicios complementarios, subsidios y otras partidas menores, la compañía está pendiente por cobrar $97.354 millones.

Cartera de servicios públicos

De la cartera por prestación de servicios que advierte la Contraloría aún no es recaudada por Emcali, los clientes se han atrasado en los pagos de facturas de $188.753 millones en energía.

Otros $87.822 millones se adeudan por servicios de acueducto y alcantarillado y $22.436 millones por telecomunicaciones. A estos recursos se suman variables menores que corresponden a subsidios de los servicios públicos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by