contenido premium
¿Cómo deberá jugar Duque en el nuevo ajedrez político del Congreso?

¿Cómo deberá jugar Duque en el nuevo ajedrez político del Congreso?

Cumplido un mes del mandato del presidente Iván Duque, ya están destapadas las cartas del juego por parte de las fuerzas políticas que apoyarán, harán oposición o serán independientes frente al Gobierno.
¿Qué capacidad de maniobra tendrá entonces el Mandatario de los colombianos?

Pese a que el Ejecutivo cuenta con el respaldo de tres de las principales fuerzas en el interior del Legislativo: Centro Democrático, el Partido Conservador y La U, además del Mira y Colombia Justa Libres, los otros sectores del Congreso -independientes y oposición- podrían poner trabas a la aprobación de las principales reformas que impulsará el Presidente.

Según las cuentas, la coalición oficialista tiene a su favor 53 senadores -de un total de 108- y 80 representantes a la Cámara —de 172—. A simple vista, los números no favorecerían a Duque, dado que no tiene las mayorías en ninguna de las dos corporaciones. Sin embargo, la aprobación de las iniciativas en el Legislativo dependerá de varios factores.

El abogado constitucionalista Juan Manuel Charry explicó que para aprobar leyes ordinarias se requiere la mayoría simple, es decir, la mitad más uno de los votos de los congresistas que estén en el recinto. Mientras que para aprobar otras leyes, como las estatutarias, las orgánicas y las reformas constitucionales, es necesario la mitad más uno del total de los integrantes de Senado y Cámara.

Lo cierto es que, en cada caso, el Gobierno, al no contar con la ‘aplanadora’ con la que sí contaron mandatarios como Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, no la tendrá fácil.

Para Carlos Andrés Arias, docente de maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado, las implicaciones de este panorama político se reflejarán en tres aspectos:

“Lo primero es que habrá debates muy rudos; segundo, en el nombramiento de directores a entidades descentralizadas para lograr apoyos y respaldos políticos de los partidos o movimientos declarados en independencia, es decir, que van a moverse al vaivén de si el Gobierno les da o no ‘mermelada’, y tercero, el Centro Democrático deberá mover muy bien las fichas para lograr esos apoyos que Duque necesita para poder gobernar y mover la agenda legislativa”, lo que constituye un reto importante para el presidente Duque, según el experto.

Lea también: 'En medio de un intenso debate, 'La U' se declara partido de Gobierno'.

El senador liberal Mauricio Gómez Amín, cuyo partido se declaró independiente, cree que aunque los conservadores y el Centro Democrático están firmes, no hay una mayoría sólida, dadas las fracturas al interior de La U, que también se declaró en coalición con el Gobierno, a pesar de la inconformidad de varios de sus miembros.

Sin embargo, el congresista ratificó que su colectividad apoyará todas las iniciativas que consideren necesarias, como es el caso de las leyes anticorrupción, “en ese sentido votaremos la agenda del presidente Duque completa, aportando lo que el partido deba aportar”.

Asimismo, Gómez Amín fue enfático en decir que “no votaremos gravar impuestos al estrato 1, 2 y 3, vamos a oponernos rotundamente y no lo vamos a aprobar”.

Por su parte, la senadora Claudia Castellanos, de Cambio Radical -también declarado independiente-, señaló que su colectividad comparará los proyectos que ha radicado con los que radique el Gobierno para establecer la mejor alternativa para el país.

“Queremos hacer un trabajo propositivo. Lo que le convenga al país, eso lo vamos a votar. Lo que no, tenemos la independencia de dar los argumentos de por qué no es viable”, precisó.

Por esto, dice la congresista bogotana, declararse independientes fue la mejor opción que pudo tomar el grupo político que orienta el exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

Cabe anotar que el hecho de que un partido se declare independiente o en oposición no significa que rechazará o pondrá dificultades en la aprobación de cada proyecto, ni que el que una colectividad se declare como partido de Gobierno implica apoyo obligatorio a todas las iniciativas del Ejecutivo.

Eso lo sabe el senador de La U Ritter López, uno de los que opuso a la decisión de su organización política de declararse en coalición de Gobierno.

El vallecaucano asegura que se mantendrá independiente y que no piensa votar los proyectos que considere “nocivos, que vayan en contra de la clase menos favorecida, que son los sectores sociales a los que me comprometí a defender en el Congreso de la República”.

El politólogo Fernando Giraldo cree que aunque el Ejecutivo no alcanza las mayorías en el Congreso para aprobar reformas constitucionales, sí está en una posición favorable. Ve un Legislativo parejo, donde ningún bloque tiene grandes ventajas, por lo que considera que para la aprobación de los proyectos, cada orilla tendrá que buscar los votos necesarios.

“Cada vez habrá que construir una mayoría que va a implicar negociaciones de acuerdos políticos y que va a estar mediada también por burocracia y por presupuestos, inevitablemente”, advirtió Giraldo.

¿Escisión de la U?

“Ya estoy buscando, con unos compañeros, cómo hacemos la escisión del partido, hasta aquí llegó la U... Así que esta vaina se va a fregar”.

Así lo sostuvo el senador Armando Benedetti, poco después de que su partido anunciara su posición del lado del Gobierno, lo que intensificó las fracturas internas de ese grupo político.

El senador David Name, quien lideraba la opción que resultó ganadora, lanzó críticas a quienes aseguraron que detrás de esa decisión hubo ‘mermelada’.

“Roy (Barreras) y Benedetti no saben perder. Se tomó una decisión democrática, así que si se quieren ir del partido, pueden hacerlo. El partido se cansó de que manden en la sombra”, dijo Name en La W Radio.
A su vez, Barreras dijo desde Twitter: “Hay triunfos vergonzosos y hay dignas derrotas”.

Por su parte, Aurelio Iragorri, director de la colectividad, comentó que “la posición de algunos de los parlamentarios que están inconformes y/o en desacuerdo con la decisión, y que la hicieron pública, será analizada en los próximos días, así como su alcance jurídico”.

En medio de la división, algunos congresistas apelaron a los orígenes del partido. El senador Eduardo Pulgar dijo que la U apoya a Duque porque el partido fue creado por Uribe. “La U es con la U de Uribe no con la S de Santos”, comentó, lo que generó malestar entre quienes insistían en declarse independientes.

Todas los partidos podrán modificar su declaración política solo una vez durante el período de Gobierno, pero solo después de un año de iniciado el mandato.

Define la bancada

Según la ley, las bancadas deben votar en bloque los proyectos de acto legislativo, de ley, de ordenanza o de acuerdo debatidos en el Congreso. Por lo que los congresistas deberán acoger la decisión de la mayoría en su colectividad.

No obstante, el integrante que no esté de acuerdo con determinada ley a aprobar, podrá apelar a la objeción de conciencia y decidir no votar la iniciativa.

VER COMENTARIOS




Powered by