contenido premium
1/1
Esta es la historia detrás de la canción que unió a Herencia de Timbiquí con Rubén Blades

Esta es la historia detrás de la canción que unió a Herencia de Timbiquí con Rubén Blades

“Qué será de los niños, que será... Qué será del mundo, que será. Qué será de los niños, que será. Qué será del mundo, que será. Creo en la energía, renovable, porque usar petróleo es contaminante; al final del mundo, habrá guerra y hambre, me decía mi abuelo, es inevitable”, canta Herencia de Timbiquí, en medio de una fiesta de marimba de chonta, cununos y bombo, y Rubén Blades les responde con su inconfundible toque salsero: “Los vivos no saben, donde van los muertos, ni con oro y lata, se detiene el tiempo, no acaben el agua, ni el aire, ni el viento, que eso después no se arregla, a punta de impuestos”.

Entre la agrupación de timbiquireños y el salsero panameño se forma una fiesta folclórica, en la canción ‘¿Qué será?’, compuesta por Begner Vásquez, de Herencia de Timbiquí, como un homenaje a la labor de Blades con su música. “Él ha sido uno de mis ídolos y traté de pensar como él, haciendo una canción a su estilo, por medio de la cual pudiéramos evidenciar una problemática latente en el universo, como el cuidado del planeta”.

Lea también: '¿Ya escuchó la nueva canción de Herencia de Timbiquí con Rubén Blades? Hágalo aquí'.

Este es el segundo sencillo del trabajo discográfico (el primero fue ‘Ola del agua’) que la agrupación prepara para septiembre de este año. Ganadores en Viña del Mar (2013) y en el Petronio Álvarez (2006), los ‘Herencia’ llevaban buscando una colaboración con Blades desde hacía un tiempo, pero el panameño ícono de la salsa, ganador de los Latin Grammy 2017 a Mejor Álbum Salsa, por ‘Salsa Big Band’ y a comienzos del año, por el mismo álbum, de los Grammy Anglo, a Disco Tropical, tenía la agenda copada.

Después de encontrarse en un mismo escenario en Colombia, fue Blades quien les extendió a través de Twitter la invitación para cantar juntos. “Él no suele cantar canciones que escriben otros artistas, pero en este caso le gustó tanto la letra que no la tocó, la dejó como la enviamos y no hubo inconveniente en que fuera 100 % inspiración nuestra”, dice Willian Angulo.

"La música no solo puede quedarse en la baldosa, en el goce y en el sueño. También hay que tirar letra para que la
gente se empodere
y ayude a construir su camino en
la vida",
Willian angulo,
cantante.

¿Cuánto tiempo buscaron a Blades?

Willian: Hace muchos años habíamos hablado de algunos artistas con quienes queríamos colaborar en la música, entre esos estaba Rubén Blades, a quien escuchamos durante nuestra adolescencia, que marcó bastante esa etapa de nuestro crecimiento personal, con canciones como ‘Amor y control’ ‘Decisiones’, que han sido muy emblemáticas para todos los colombianos que amamos sus letras con conciencia social.

¿Y cómo lograron encontrarse con él?

Willian: En abril del 2015 tuvimos un concierto por la paz, en Bogotá, al que fueron invitados Rubén Blades, Herencia de Timbiquí y un sinnúmero de artistas. Fue una oportunidad de oro, nunca habíamos estado en un concierto donde él también estuviera, tratamos de entrar a su camerino, pero su cordón de seguridad es una cosa complicada, de modo que no pudimos acceder a él. Cuando se enteró de que lo estábamos buscando, apenas bajó de la tarima pasó a nuestro camerino y nos dijo en su acento panameño: “Herencia de Timbiquí, sé de su música”. Nos llenó de halagos, pero revertimos ese ataque, porque si hay a quién halagar es a él, es un maestro, una persona que ha hecho una historia para enmarcar.

¿Cómo acordaron hacer una canción si no hubo casi tiempo para hablar?

Willian: Sí, en esa ocasión nos fuimos cada uno por nuestro rumbo, y a las dos semanas lanzó un tuit diciendo “qué chévere que bandas como Herencia de Timbiquí están haciendo música distinta, que no se queden en lo convencional sino que, desde la raíz de su música, hagan una propuesta musical para el mundo. ¡Wao! Qué halago tan chévere. Dos meses y medio después tuiteó: “Herencia de Timbiquí, si quieren que dejemos algo a esta parte de la historia, pues hagamos una canción” y ahí comienza la maratón de ‘¿Qué será?’. La canción se grabó hace un año y está lista para que la escuchen.

¿En qué se inspiraron para esta canción? ¿Es un homenaje a Blades?

Begner: Definitivamente sí, es un homenaje a ese trabajo musical de Rubén Blades, a ese estilo literario único, con un contenido cronista. Él tiene muchísimos recursos literarios en sus letras y una manera peculiar de describir las situaciones por duras que sean. Que él cante esta letra mía y no objete nada, para mí es motivo de orgullo.

Lea también: 'Miguel Bosé recibió la 'gaviota de oro' por su trayectoría musical en Viña 2018'.

¿Pero la temática pretende generar también conciencia social, no es así?

Begner:
Sí, así es. Tiene que ver con el cuidado del planeta que hace mucho viene en descenso por el mal uso que le hemos venido dando, con el cuidado de los niños, la educación que se les da para proyectarlos hacia un futuro mejor, pues son ellos los herederos del planeta que queremos cuidar.

Y está también la postura del hombre frente a las nuevas tecnologías, no queremos que estas desaparezcan, porque no son malas por sí, queremos que nos concienticemos de darles un buen uso. Que este no sea simplemente un tema de Herencia de Timbiquí sino una manera de sanar al mundo.

¿Ustedes le enviaron la canción a Blades ya escrita? ¿Él les sugirió algo?

Begner:
Sí, la grabamos acá y le mandamos la maqueta ya hecha.

Willian: Simplemente escuchó, suponemos que se conectó, porque no dijo nada, él solo grabo y escogió las partes que más le gustaron. Pero, por supuesto, que si no le hubiese gustado la canción no hubiera grabado, él es muy cuidadoso y exigente con su música.

Herencia de Timbiquí Rubén Blades

Herencia de Timbiquí no descarta la posibilidad de contar con Blades para grabar el video. Aquí, algunos integrantes.

Cortesía para El País

¿Han tenido más contacto con él?

Begner:
Sí, sí, sí, hemos hablado, estábamos pendientes para lo del vídeo en diciembre pasado, lo llamamos para decirle que teníamos la canción y que queríamos hacer unas imágenes con él para este, pero él respondió: “Muchachos, estoy súper ocupado, tengo mil cosas ahora, les deseo muchísimos éxitos con la canción”. Pero uno no sabe, “el mundo es ancho y ajeno”, como dijo Ciro Alegría.

¿Y cómo han pensado hacer el vídeo?

Queremos hacer algo impactante, contar una historia que haga que la gente sienta remordimiento de conciencia, que sepa que la estamos embarrando con el planeta y con el mal uso de la tecnología, en últimas somo nosotros los que nos alejamos de los demás. No queremos plantear solamente el problema sino las soluciones.

¿Y no habrá imágenes de Blades?


Begner:
Esperamos que sí, vamos a ver si nos manda imágenes, pero también estamos preparados para contar la historia sin él, dada su agenda tan copada.

¿Cuáles son sus canciones favoritas del cantautor panameño?

Willian:
Tengo varias, pero mi favorita es ‘Amor y control’.

Enrique Riascos: ‘Amor y control’, porque es la más, pero ‘Desaparecidos’ además de la letra, tiene una melodía muy buena.

Begner:
Decisiones, Adán García, Plantación Adentro, Claro Oscuro, Sebastián, Creo en ti, El Padre Antonio y su Monaguillo Andrés, Caina, Vino Añejo, Camaleón, Buscando Guayaba, puro viaje... puro sentimiento.

Willian: (Canta y se le une Begner) “Una guayaba, salva morena, una guayaba que está bien buena, buscando guayaba ando yo, que tenga sabor, que tenga mentol, u ru, ru guarara, dónde va Miguel, u ru, ru guara, ve a buscar también, guayaba”.

¿Y vienen más colaboraciones?


Begner: Estamos pensando en otra colaboración con el maestro Silvestre Dangond que saldrá posterior a esta. Nos encontramos trabajando en dos álbumes que este año van a estar disponibles.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?

  Continúa Leyendo





Powered by