contenido premium
Estas son las modalidades de extorsión que tienen 'acorralados' a muchos caleños

Estas son las modalidades de extorsión que tienen 'acorralados' a muchos caleños

Al menos 13 bandas delincuenciales dedicadas a ejercer el delito de extorsión en Cali y los municipios de su área metropolitana, han sido desarticuladas por las autoridades del Valle en lo que va de 2018.

Pago por devolución de vehículos robados, cobro de cuotas diarias para ejercer una actividad comercial y amenazas de publicar información íntima a cambio de dinero son solo algunas de las modalidades que ejecutan los delincuentes para extorsionar a sus víctimas.

Lea también: Cuatro bandas están detrás de extorsiones en la galería de Santa Elena

Según cifras del Gaula de la Policía, entre el 1 de enero y el 12 de junio del presente año las autoridades han registrado 76 denuncias por el delito de extorsión: 64 casos son investigados en la capital del Valle, 9 en Jamundí y 3 en Yumbo.

El mayor Javier Ramos, comandante de esta entidad, asegura que aunque este año se han presentado 98 casos menos que en el mismo periodo de 2017, este fenómeno persiste por la falta de denuncias por parte de la ciudadanía.

“En varias ocasiones ha sucedido que, una vez recibida la denuncia, en los procesos de investigación nos damos cuenta que hay muchas más víctimas del mismo hecho que por alguna razón no están denunciando. Eso facilita que el fenómeno tome fuerza e impide que los procesos de judicialización sean totalmente efectivos”.

Este es el caso de las víctimas de ‘Los Abuelos’, una organización criminal conformada por 13 personas que fueron capturadas el pasado 5 de junio en el municipio de Jamundí, a quienes se les acusa de la planeación y materialización de extorsiones, hurtos amenazas y desplazamientos forzados contra algunos habitantes de los barrios Belalcázar, Centro Popular y Hospital Piloto de esa localidad.

Según las autoridades, los sujetos exigían a los propietarios de establecimientos comerciales, especialmente billares y tiendas, pagos entre los $20.000 y $500.000 mensuales dependiendo de la capacidad económica del comerciante.

“En esta investigación, que duró aproximadamente ocho meses, tuvimos la necesidad de infiltrar agentes encubiertos para que realizaran seguimientos a diez víctimas. Los agentes tuvieron que convencerlos de que debían denunciar”, dice el mayor Ramos.

De ahí que el Comandante del Gaula insista en la invitación a los ciudadanos para que no duden en reportar su caso a las autoridades si llegan a ser víctimas de algún tipo de extorsión: “Es importante recordar que las personas dedicadas a realizar extorsiones son profesionales del engaño. Por lo tanto, si es víctima de algún tipo de extorsión, conserve la calma y proceda a realizar su denuncia”.

Para hacer una denuncia están habilitadas las líneas de atención 165 del Gaula y 123 de la Policía. Asimismo la plataforma virtual: adenunciar.policia.gov.co.

Tres hombres que se hacían pasar por miembros de las disidencias de las Farc
y que realizaban exigencias extorsivas a comerciantes y ganaderos fueron capturados.

90%
de los casos denunciados pueden ser resueltos.
60%
de los casos de extorsión en Cali son por llamada telefónica.
107
capturas por extorsión han realizado las autoridades en 2018.

Llamada

Con esta modalidad de extorsión los timadores engañaron a 74 caleños en 2017. Se realiza por medio de llamadas telefónicas - en su mayoría realizadas desde centros carcelarios - en las cuales los delincuentes se presentan como integrantes de grupos delictivos que se atribuyen un delito reciente de la localidad para intimidar a sus víctimas y exigir pagos hasta de $5 millones. “Por ejemplo, si hubo un homicidio reciente en la ciudad, los extorsionistas le dicen a su víctima: Mire, nosotros fuimos los que matamos a esta persona en tal barrio, si usted no paga le pasa lo mismo”, explica el comandante del Gaula Javier Ramos. En otras ocasiones, los delincuentes simulan ser policías que tienen retenido a un sobrino que fue capturado por porte ilegal de armas y exigen dinero para liberarlo.

Rescate de vehículos

En 2018, en Cali las autoridades han registrado cuatro casos de extorsiones realizadas a través del robo de vehículos. Esta modalidad funciona cuando la víctima accede a realizar un pago que oscila entre los $600.000 y $ 2 millones para recuperar una moto o un carro que le fue hurtado. Según el comandante Javier Ramos, “hay casos en los que las personas que robaron el vehículo son los que exigen el dinero. Sin embargo, también tenemos casos en los que los ciudadanos son víctimas de terceros que se aprovechan de las publicaciones que las víctimas realizan en redes sociales en el momento en que sucedió el robo. Los delincuentes llaman, describen el vehículo y piden un pago sin tener el carro o la moto”.

Cobro de ‘vacuna’

Esta modalidad es conocida como ‘extorsión a persona’ y es realizada por grupos de delincuencia común. Sucede cuando el victimario tiene contacto directo con la víctima para exigirle un pago por seguridad o permiso para ejercer una actividad económica. El comandante Javier Ramos explica que “los delincuentes se presentan especialmente en sectores comerciales y amedrentan a los propietarios asegurando tener el control del territorio por lo que los obligan a pagar cuotas diarias de $1000, $2000, $5.000 para dejarlos abrir su negocio. A veces ofrecen seguridad y el día que la persona no paga, la roban”. Solo en 2017 las autoridades pudieron evitar el pago de $2200 millones gracias a las denuncias realizadas. En Cali, las comunas 13, 14, 15, 18 y 21 son las más afectadas por este tipo de extorsión.

Chantaje en redes

Este tipo de extorsión funciona en dos escenarios diferentes: el primero cuando se ejerce a través del robo de un celular y el delincuente exige una suma de dinero a la víctima por no revelar información íntima que hay en el dispositivo. La segunda se da cuando el extorsionista estudia previamente a la persona y logra engañarla a través de un software malicioso. “Digamos que tú eres un fotógrafo y esa información aparece pública en tus redes. El delincuente lo que hace es crear un ‘link’ falso simulando una invitación para participar en un concurso de fotografía. Te lo envía, tú le das click e inmediatamente él tiene acceso a tus cuentas. Luego exige dinero a cambio de tu información”, explica el comandante Javier Ramos. En 2017, diez caleños fueron víctimas de esta modalidad.

VER COMENTARIOS




Powered by