contenido premium
No caiga en las nuevas modalidades de las 'pirámides', así se llaman ahora
Ahora se llaman “Telares o Mandalas de la Prosperidad”, entre otras, para estafar a las mujeres en redes sociales.

No caiga en las nuevas modalidades de las 'pirámides', así se llaman ahora

Margarita Pérez*, una empleada y madre de familia caleña, estuvo a punto de convertirse en otra víctima de una nueva modalidad de pirámides camufladas esta vez bajo nombres sugestivos como “Telar de los Sueños” o de “la Prosperidad, “Mandalas de la Abundancia”, “Flores de la Abundancia”, y “Telares de la Esperanza”, entre muchas otras.

Y ahora se enfocan en las mujeres. Para ilusionarlas sus promotores utilizan las redes sociales para enviarles mensajes cargados de espiritualidad, esoterismo y empoderamiento femenino. “Es como una especie de lavado de cerebro que te quieren hacer”, relata.

A Margarita la invitaron para que ingresara a un “Telar de Sueños” le llegó vía Whatsapp por parte de una amiga, donde ella figuraba en un chat grupal cerrado.

“Mi amiga me pidió ‘donar’ US$1440 (unos $4,3 millones) para iniciar mi supuesto proceso de empoderamiento y ganar ocho veces esa suma, pero tenía que vincular a otras dos personas”, señala.

Cuenta que hace algunos días un pariente la alertó de que ese “telar” era un engaño y que perdería su plata. Por eso no participó, aunque su amiga continuó insistiendo.

Igual ocurrió con una conocida profesional quien desde Canadá alertó a una tía en Cali que por poco entrega su dinero a una mandala o “Flor de la Prosperidad”.

Lea también: Superfinanciera alertó sobre resurgimiento de pirámides en grupos de chat


En Caloto, Cauca, se descubrió otra, pero muchas personas por vergüenza no denuncian. El caso hizo recordar que en 2016 las autoridades desmontaron una “Mandala de la Abundancia” en Cartago. Sus promotores se esfumaron.

En ese entonces la Superfinanciera expidió las resoluciones 1523 de 2016 y 1060 del 2017 para prevenir al público contra esas estafas.

Captación ilegal de dinero

La delegada de Protección al Consumidor de la Superintendencia Financiera, Beatriz Elena Londoño, dijo a El País que dichos “telares” no son otra cosa que la continuidad de esquemas piramidales.


“Lo que denominan Telar, acompañado de promesas con un supuesto fin altruista, trabajo social en función de un grupo o de economía solidaria es realmente una captación ilegal de dineros del público”, sostiene la funcionaria.

Por ello, anotó, es clave que las personas denuncien ante la Superfinanciera y las autoridades a los gestores de esta clase de pirámides. 

Sin embargo, es tal el poder de convencimiento que ejercen los estafadores que ahora captan dineros de amas de casa, empleadas y hasta de profesionales bajo el pretexto de presuntos beneficios y su conexión con los cuatro elementos del Universo como tierra, fuego, aire y agua para gozar el “sueño de una prosperidad económica”.

En el caso de las “Flores de la Prosperidad” la estrategia consiste en incorporar a 15 personas que ocupan posiciones llamadas “pétalos”.
En el centro de la flor (posición agua) “se recibe toda la abundancia”, es decir, se lleva todo el dinero.

Lo complejo es que esas nuevas pirámides se han tomado las redes sociales para timar a incautos, ya que son chats cerrados para no ser rastreados por las autoridades.

“Muchas personas que son invitadas a participar en estos esquemas no conocen la verdadera identidad de los promotores e ignoran si viven en Cali, Bogotá, o no. O fuera del país”, explica la Delegada de la Superfinanciera.

Recordó que si estas personas son detectadas sus bienes podrían ser congelados al igual que sus cuentas bancarias. Y quedarían incursas en un delito tipificado en el Artículo 316 del Código Penal, que contempla penas de prisión de 10 a 20 años.

Una estafa importada

Esta modalidad de estafas ya ha dejado miles de víctimas en países como España, México, Perú, Chile, Argentina y hasta en Venezuela.
En esos países se promocionan como “Células o Círculos de la Abundancia y la Prosperidad”, “Células de Colores”, “Círculos de Gratitud” y “Bolas Solidarias”.

Desde 2017, estos círculos han recobrado fuerza y se han multiplicado en diferentes áreas geográficas con el apoyo de las redes sociales, lo que les permite llegar con mayor comodidad a más personas.

En Colombia, señala la Delegada de la Superfinanciera, se han detectado estos “telares” en varias ciudades, por lo que es importante que sus autores sean reportados.

Por eso, las autoridades están detrás de los promotores de estas pirámides para judicializarlas, para lo que es fundamental la información ciudadana.

Para tener en cuenta

Ante el auge de esta modalidad de estafas, la Superfinanciera recomienda tener en cuenta:


1. El dinero no crece en los árboles, no se multiplica sin que exista una actividad financiera real y lícita que genere ingresos.
2. Ponga su denuncia personal en www.superfinanciera.gov.co o a los teléfonos 594 02 00 – 594 02 01 en Bogotá.
3. Cuando se hace un regalo a una mandala o telar no se espera retorno alguno. Es decir, que el dinero queda bajo gran riesgo.
4. Este tipo de estructuras no son infinitas y tarde o temprano colapsan, ocasionando la pérdida de recursos de los aportantes.
5. Haga caso omiso de invitaciones vía chat, así sean de su círculo familiar.
6. Una de esas pirámides que antes figuraba como “telar” cambió de nombre y ahora se denomina “Eco Sí nuestra”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by