contenido premium

"No vamos a hacer acuerdos al menudeo con el Congreso": Marta Lucía Ramírez

La candidata vicepresidencial Marta Lucía Ramírez dice que no es una mujer que le sirva de ‘adorno’ a nadie.

Sostiene que su gran capacidad de trabajo está dirigida a posicionar a Iván Duque como Presidente de Colombia, que lo va a ayudar en temas como la economía y el fortalecimiento institucional en caso de ganar la segunda vuelta electoral del próximo 17 de junio.

Es enfática en resaltar que su campaña ni quiere ni necesita apoyo polémico como el de Jhon Jairo Vásquez, alias Popeye, y que en cambio, a los partidos políticos se les ha aceptado porque no se puede transformar el país con un Congreso totalmente ingobernable.

¿Usted cree en las encuestas, porque todas los dan como ganadores frente a la otra dupla presidencial de manera aplastante?

Nosotros vemos las encuestas con respeto, pero no nos confiamos cuando están favorables ni tampoco cuando están desfavorables.
Sabemos que las encuestas reflejan un momento preciso, pero la gente puede cambiar de opinión en cinco minutos. Nosotros sabemos que las encuestas nos indican que hay un apoyo a la candidatura nuestra, pero también sabemos que nos tenemos que ganar el apoyo de los colombianos minuto a minuto. Con coherencia, con trabajo, con actitud propositiva. Lo nuestro son las propuestas, lo positivo; no es el odio ni el negativismo.

Lea también: '"De este lado está la posibilidad de la reconciliación": Ángela María Robledo'.

Ustedes insisten en dirigir una campaña que convoque a la unidad, lo mismo ocurre con la otra candidatura. Pero, ¿cómo analiza que los seguidores de los dos bandos siguen llamando al odio y al miedo?

Me parece lamentable porque yo creo que hubo de parte de la campaña, sobre todo de las otras, demasiada descalificación, polarización y cuando el liderazgo que se ejerce es de polarización, de odio, después aunque el líder cambie de tono, ya inculcó ese negativismo y esa polarización entre sus seguidores. Y me parece que eso es lamentable. En el caso nuestro, desde mucho antes de la consulta siempre le he dicho a los seguidores que hay que tener un tono propositivo, respetuoso; lo nuestro tienen que ser las propuestas y espero que los seguidores se mantengan en esa actitud.

"Iván Duque ha demostrado que tiene la preparación suficiente, el carácter, la autonomía para pensar por sí mismo e insisto que llegar a la Presidencia supone no un honor sino una gran responsabilidad",
Marta Lucía Ramírez,
candidata vicepresidencial.

Esta campaña ha sido la que más respaldo ha recibido de los sectores políticos, ¿ya se cerró la etapa para recibir apoyos o van a seguir hasta último minuto?

Hemos recibido apoyos muy valiosos. Recibimos el apoyo de las firmas de aseo el fin de semana. Lo bonito es que los gerentes de las empresas nos contaron que eran las propias trabajadoras las que decían que tenían confianza en (Iván) Duque y en mí. Ese es el tipo de apoyo que a nosotros más nos conmueve.

Pero también hemos recibido apoyo de personas que habían estado con Sergio Fajardo, que tiene unos principios y unas convicciones de que al país hay que sacarlo adelante desde adentro de la institucionalidad, desde lo que es nuestra estructura económica para fortalecerla, pero no para llegar a hacer tierra arrasada con todo lo que tenemos. Sí hay mucha gente que nos acompaña y eso nos produce satisfacción.

Pero también han tenido apoyos públicos de personas como alias Popeye o de Ramiro Suárez, quien está en prisión...

Sí, hay gente que anuncia que nos va a apoyar, pero que en mi caso, estoy totalmente en desacuerdo. Como el señor Ramiro Suárez diciendo que nos apoya. Ese tipo de apoyos no los queremos, no los necesitamos, no se identifican para nada con lo que somos. Soy enfática en decir que esos apoyos no nos suman y no nos convienen, son apoyos que yo sí prefiero rechazar de manera explícita.

¿Y frente al apoyo de partidos como el de La U, Cambio Radical y Liberal al que los últimos años señaló de enmermelados?

Eso es distinto porque tenemos que reconocer en Colombia las instituciones y debemos tenerlas en cuenta como parte de nuestro sistema político. Los partidos son parte de ello, con los partidos hay gente indeseable, pero también gente que es confiable. Lo que hay es una tradición histórica, los partidos han construido esta democracia, este sistema de derecho. Que hay gente indeseable, sí la hay. ¿Qué queremos nosotros? tener las instituciones apoyando el gobierno de Iván Duque, pero lo que es claro es que no vamos a hacer acuerdos al menudeo, comprando congresistas a punta de mermelada, ni aceptando ningún tipo de condicionamiento individual de los congresistas para apoyar nuestros proyectos.

Quienes han adherido a esta campaña, los partidos que han llegado, ni han negociado con nosotros ni nos hemos sentado a acordar los programas porque, ni más faltaba: tenemos el programa de Iván Duque y el de Marta Lucía, los hemos fundido en uno solo y no nos vamos a poner a peluquear nuestros programas a medida que llegue un programa nuevo.

Nuestras líneas se ha mantenido como está y los partidos han llegado a adherir y hemos sido explícitos: Una de las reformas que hay acá es la política, que de verdad nos permita acabar la mermelada y en ese sentido, el apoyo que nos han dado no tiene por qué coartar nuestra independencia de lograr los cambios.

Pero hay quienes dicen que esa postura es muy soñadora, porque se trata de personas y partidos que han “vivido de la mermelada”...

Es cierto, puede sonar como desafío muy grande. Nosotros sabemos que el país no aguanta más, que los cambios no dan espera, no podemos tener titubeos en que la relación nuestra con el Congreso va a ser distinta a la que ha marcado esas relaciones entre gobierno y Congreso en los últimos tiempos. Nosotros sabemos que nos toca poner en evidencia a los congresistas con los colombianos para que sepan quiénes están actuando con base en el bien común y quiénes están pretendiendo tener beneficios personales de su tarea legislativa.

Siento que es coherente recibir a los partidos. Lo otro sería caer en una utopía decir que vamos a reformar el país y llegar a un Congreso totalmente ingobernable porque no tenemos ningún apoyo de los congresistas. Eso sería absurdo, estamos acá asegurando el apoyo de los partidos sin entregar nada a los congresistas. Sin incurrir en negociaciones burocráticas.

En la última semana desde la campaña del Centro Democrático se ha expresado un viraje sobre los Acuerdos de Paz. ¿Se debe a la aterrizada del Partido Liberal que impulsó ese acuerdo?

Creo que Iván Duque tiene una responsabilidad muy grande con los colombianos. Él no va a dirigir un partido (Centro Democrático) sino un país y por eso él está explicando como presidente cuál va a ser su actitud frente al acuerdo. Quienes han hecho declaraciones de que van a hacer trizas el acuerdo lo han hecho de manera ligera y a mi juicio, de manera muy equivocada. En mi caso, desde le primer día, cuando se hizo esa convención del Centro Democrático salí a rechazar esa expresión. Iván Duque con sus declaraciones recientes ha demostrado que no comparte esas expresiones radicales de algunas personas de su partido.

César Gaviria, presidente del Partido Liberal, ha dicho que no está apoyando esta campaña por un puesto para su hijo Simón. ¿Usted puede garantizar que él no va a hacer parte de su gobierno?

No puedo garantizar quiénes van a estar en el gabinete, al final del día esta es una decisión del presidente a qué ministros nombra y no creo que haya un motivo especial para vetar acá a gente como Simón Gaviria ni tampoco puedo decir que vaya a estar. Creo que el país tiene claro que hay gente que se ha venido preparando por muchos años y que algún día estará, sin duda, en la política. No tengo duda de que Iván va a buscar siempre el mejor gabinete para los colombianos.

¿Por qué deben votar por la fórmula Duque-Ramírez?

Porque Iván tiene la preparación, la determinación de lograr que Colombia salga adelante. En materia institucional, en materia económica, lo importante es que el país recupere la confianza en las instituciones, en el Estado de Derecho y que progrese todo lo que se merece. Tenemos desafíos muy grandes: Acabar el narcotráfico, la corrupción y él tiene las condiciones para hacerlo.

¿Usted ya tiene trazadas sus tareas como vicepresidenta o se definirían una vez los colombianos los elijan?

Eso se definiría con mas detalles una vez elegidos, pero lo claro es que voy a ayudar a coordinar varios temas importantes del país. En el crecimiento económico vamos a meterle a fondo al apoyo del desarrollo empresarial, a los nuevos emprendedores, pero sobre todo impulsar el crecimiento económico que genere millones de empleos. La lucha contra la corrupción, el fortalecimiento institucional y en cuarto, lugar el tema de las mujeres. Son cuatro grandes áreas que deben estar representadas en las políticas públicas y vamos a estar haciendo esa coordinación en esas cuatro áreas.

¿Por qué los colombianos verían en Marta Lucía Ramírez una vicepresidente que sí va a actuar y que no va a ser un adorno como muchos ven esa figura?

Yo creo que los colombianos me conocen como una mujer hiperactiva, enfocada en múltiples temas que son definitivos para Colombia. Yo soy una mujer que tiene una gran capacidad de trabajo, a mí definitivamente no me interesan ni los honores ni los rótulos ni ser adorno en ningún lugar. A mí lo que me interesa es ayudar a Iván Duque a llegar a la Presidencia para ayudarle a gobernar.

El país tiene unos desafíos enormes, en la economía, en el fortalecimiento institucional, en la agenda pendiente que tiene con las mujeres, con los jóvenes, con la educación, en la competitividad. Son tantos los temas que por muy capaz que sea el presidente va a necesitar quién le ayude a hacer una muy buena coordinación al interior del gobierno y quien se haga cargo de algunos temas en particular.

VER COMENTARIOS

Queremos que siga disfrutando de los mejores contenidos. Es muy fácil:

Regístrese aquí

¿Ya está registrado?





Powered by