contenido premium
¿Qué tanto se ha reducido la pobreza en Cali?, esto dicen las cifras
La clase media en Colombia (consolidada y emergente) pasó del 57,6 % en el año 2009 al 70,8 %, en el 2017, según datos de Departamento Nacional de Planeación.

¿Qué tanto se ha reducido la pobreza en Cali?, esto dicen las cifras

En la ciudad de Cali había en el 2018 384.000 habitantes en condición de pobreza, referida a la falta de ingresos de los hogares. Eso equivale al 15,7 % de la población.

Si se miran los datos en un rango de cinco años, la pobreza en la capital del Valle del Cauca ha tenido una considerable disminución de 6,2 puntos porcentuales, sin embargo, en los últimos dos años la tasa ha permanecido sin cambios.

Carlos Andrés Pérez, director Económico y de Competitividad de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), explicó que, pese al estancamiento de la tasa de pobreza, la capital del departamento ha experimentado una reducción en el número de personas en esa condición si se comparan los datos desde el 2013. Desde ese año al 2018 salieron de la pobreza 126.000 habitantes. Con ello, Cali tuvo, en ese periodo, la mayor reducción entre las trece áreas metropolitanas del país.

Para el Dane, un colombiano es pobre si tiene ingresos al mes por $257.433. De acuerdo con lo anterior, si un hogar está compuesto por cuatro personas será clasificado en esa condición si el ingreso del hogar está por debajo de $1.029.732. Es decir, entre todos deben ganar un poco más de un salario mínimo para dejar de ser pobres en términos estadísticos.

Algunos caleños opinan que ese rango es muy bajo y que no es posible que una persona que reciba ingresos al mes de $260.000 en adelante ya no sea pobre, pues es muy poco lo que se puede hacer con ese dinero.

Aunque la opinión generalizada de la gente en la calle es que la pobreza se ha incrementado en la ciudad, muchos no se consideran pobres.

Luis Oviedo es un caleño que ha trabajado de manera independiente toda la vida. “No creo que la pobreza haya disminuido, en la ciudad hay menos empleo, especialmente los jóvenes no encuentran opciones, la población sigue creciendo y hay más niños”, dice.

Lea también: 'Aumentó la pobreza en Colombia durante el 2018'.


Pero él no se considera pobre. “No creo, porque tengo vivienda propia, trabajo por mi cuenta y logro cubrir mis necesidades”, resaltó.

Como él, Miriam Vidal Mosquera, una madre de familia que labora en servicios varios con una empresa de empleo temporal, cree que la pobreza está en alza. Coincide en que la principal variable es el empleo y el incremento de los desplazados internos y los venezolanos. “Yo no me considero pobre, gracias a Dios tengo empleo, acceso a la salud, acabé de pagar mi vivienda y siempre hay para comer”, dijo.

Asimismo, la encuesta de Cali Cómo Vamos, que tiene en cuenta la percepción de las personas sobre este tema, indica que el 17 % de los caleños se sentía pobre en el 2018, un porcentaje menor al dato registrado en el 2017 (19 %). Es decir que una gran parte de la población no cree estar en la pobreza.

Por sexo, fueron los hombres los que más se sentían en esa condición con el 18 % de los encuestados, mientras que el 16 % de las mujeres dijeron que se sentían pobres en la ciudad.

La Encuesta de Calidad de Vida del Dane ratifica estos datos. Según este informe, en el 2018 el 70,8 % de los caleños no se sentía pobre.

Al respecto Lina Martínez, directora del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Icesi, explicó que la pobreza es un problema multicausal, es decir que “es difícil atribuirle a esa problemática una sola variable”.

“Hay muchos aspectos que inciden, pero hay unos más relevantes, por ejemplo, el nivel educativo de los padres, en especial de la madre. Si es alto, mayor es el nivel educativo de los hijos, de ahí que la inversión en la formación de las mujeres tiene un retorno alto”, destacó.

Lea también: 'Informalidad laboral cede un poco en Cali, según el Dane'.

Pero unidas a estas variables hay otras como las oportunidades laborales y el acceso a la salud, condiciones básicas para que una persona no se sienta pobre.

15,7 %

de la población caleña se encontraba en la pobreza en el 2018, según datos del Dane.
13.000.000
millones de colombianos estaban en la pobreza al cierre del año pasado, dice el Dane.

Menos desigual

El reciente informe del Dane sobre pobreza mostró que Cali fue la tercera ciudad del país en lograr una mayor reducción en desigualdad. El indicador pasó de 0,505 en 2013 a 0,463 en 2018 (entre más la cifra se acerque a cero significa que la ciudad es menos desigual).


Los datos indicaron que Bogotá es la capital más desigual del país y Barranquilla y Bucaramanga las menos, mientras que Medellín y Cali están en la mitad, según análisis de la Cámara de Comercio de Cali.

Maribel Castillo Caicedo, PhD. directora del programa de Economía de la Universidad Javeriana Cali, explicó que solo reduciendo la desigualdad es posible llegar a un estado de bienestar social. “Por eso son indicadores que deben mantenerse con una constante a la baja como un objetivo nacional y de ciudad”.

Si una población es menos desigual, los hogares más pobres tienen la oportunidad de generar más consumo y de esta forma las empresas pueden tener un escenario más propicio para el crecimiento.

Algunos analistas consideran que el panorama de la región es positivo, pese al freno en la tasa de pobreza, situación que se presentó en todo el país.

“Es muy probable que el efecto de la migración venezolana tenga alguna incidencia en el estancamiento de la pobreza, pero no tenemos cifras válidas para contrastar dicha afirmación. También hay que considerar la caída en la tasa de crecimiento económico”, dijo Castillo.

Otro indicador

En los dos últimos años el Valle del Cauca registró un leve aumento en la pobreza multidimensional, sin embargo, el departamento en la última década ha hecho avances significativos y tiene la segunda tasa más baja entre principales regiones, con el 13 % de la población en esa condición.

La pobreza multidimensional mide las privaciones del hogar: condiciones educativas, situación de la niñez y juventud, salud, trabajo, acceso a servicios públicos domiciliarios y condiciones de la vivienda.

“Hay que tener en cuenta que las regiones presentan mucha heterogeneidad y que las cifras deben leerse teniendo en cuenta esto. Además, aunque no se tiene acceso a microdatos públicos sobre migrantes para poder asegurarlo, es posible que la migración venezolana, la caída en el crecimiento económico y el detrimento de la demanda laboral tengan que ver con el panorama actual de la pobreza”, dijo Maribel Castillo Caicedo, PhD. directora del programa de Economía de la Universidad Javeriana Cali.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS




Powered by